Europa y las guerras de Africa.

27 de noviembre de 2012

2137-Ca%C3%B1ons+do+Monte+San+Pedro+%28Coru%C3%B1a%29

Fuente:  Diario Siglo XXI

Cuando leemos noticias sobre África y sus múltiples guerras y conflictos armados, la primera impresión que tenemos es que todo lo que pasa es ajeno a nosotros y un verdadero jaleo.

Los actores son ajenos:  gente lejana y poco civilizada, mafias, estados corruptos, … Todos los estereotipos son pocos.

Sorprende conocer que Europa ha vendido entre 2002 a 2010 más de 5.000 millones de euros en armas a África. África es un buen cliente y mantiene una cuota de mercado para las armas europeas del 7%.

La fuente de la que hemos tomado estos datos cita a su vez al Centro de Estudios para la Paz del Instituto Catalán Internacional.  Quien quiera ver ese informe, que ha elaborado E. Melero, puede pincharlo aquí.  Añadimos que es espectacular y muy de elogiar.

Si sorprende esta implicación europea, sorprende más la distribución por países.  Les hacemos un acertijo: Miren estos, comprueben las políticas europeas del presente y hagan previsiones de dónde habrá en breve nuevas guerras.

Si nos referimos a la participación española en esa venta de armas, la cuestión también es espeluznante. España ha exportado 402 millones de euros en armas a Africa.

¿Se acuerdan de la retórica del Plan África para ayudar a África? Pues toma plan África.

¿Se acuerdan de la retórica de que Marruecos nos va a invadir a la primera de cambio?  Pues miren por donde les hemos suministrado armas por valor de 191,8 millones de euros. ¿Para invadirnos, para consolidar un régimen autocrático, para reprimir a los saharauis? Cada uno que elija lo que prefiera.

¿Es el cinismo sobre el que se sustenta esta industria de la muerte lo peor de la situación?

Probablemente no.  Lo peor es la comodidad, la arrogancia y la ignorancia con la que todos nosotros estamos manteniendo nuestro “nivel de vida” gracias a la inmoral producción de guerras y violencia en los otros pueblos de la tierra, entre ellos los de África.

Consentir esta situación nos hace tan canallas como a los que venden las armas en nuestro nombre.

Anuncios

El “desplome” de gasto militar italiano

26 de noviembre de 2012

untitled

Fuente: Infodefensa

Nos han repetido por activa y por pasiva que no se puede seguir reduciendo el gasto militar en España. Es imposible y por ello, cualquier reivindicación al respecto, una entelequia.

¿Es esto así, o es parte de la campaña del complejo militar-industrial, que cuenta entre sus afiliados con ministros, políticos,periodistas y otros actores de las élites?

Para servirnos de referente, veamos el ejemplo de Italia.

En Italia también venían dando la tabarra años atrás con que tenian poco presupuesto y que casi les iban a invadir desde cualquier esquina del globo. ¿Han respondido plegándose a los intereses más militaristas? Parece que no.

Italia tiene programado hacer una reducción de su presupuesto militar desde ahora a 2015 de más del 26%.

Para conseguirlo va a hacer cosas que aquí parecen imposibles: desprenderse del 30% de sus generales y almirantes, reducir los efectivos en más de 33.000 personas que sobran, vender bases militares y propiedades militares, retirar armamento, o donarlo a otro…

No parecen medidas muy imaginativas, sino sencillas.

Claro que en un país que hace del militarismo una profesión de fe y prácticamente una esencia patria, y que usa los ejércitos como punta de lanza y casi como único recurso de su política exterior y de la “marca España”, resulta un salto en el vacío  cuestionar a los ejércitos y su papel “inmutable” en esa “unidad de destio en lo universal ” de los que habla la retórica al uso y que aparece como un muro infranqueable.

¿Qué pasaría en España si reducimos el gasto militar a la italiana?, ¿Se resentiría la cohesión social?, ¿Nos invadiría algún vecino?, ¿se podrían paliar algunos de los recortes de derechos? Únicamente saldría perdiendo la industria militar y el complejo de intereses espúreos de sus amiguitos ¿Tal vez la sociedad descubriría que en realidad sobra mucho más gasto militar?

¿No es el miedo a la opinión pública lo que motiva las manipulaciones del gasto militar y el que hace que éste sea uno de los capítulso que la crisis no altera?

El militarismo dice que tenemos muchos enemigos, pero bien mirado, si teme a algún enemigo éste es la democracia y que algún día la sociedad le quite sus privilegios para conseguir una sociedad pacifica.


Mozambique, nuestro socio querido

24 de noviembre de 2012

Intento+de+Asalto

Fuente Infodefensa

España es un país generoso y altruista.

Entre las hazañas de nuestro derroche de amor por la humanidad se encuentra la donación desinteresada que hemos hecho a Mozambique de un patrullero militar. ¡Qué no haremos por los mozambiqueños!

Hemos regalado a la armada de nuestor gran hermano africano en abril el patrullero “Dragonera” P-32, para que luchen contra su gran enemigo: la piratería.

Aprovechemos que van a tener un buque de confianza para pedirles que ayuden a nuestros barcos pesqueros que expolian los atunes de la zona y son hostigados por esos desaprensivos piratas.  Seguro que nos ayudan en prueba de agradecimiento.

El buque tenía pequeños problemillas para ser plenamente operativo, de modo que el Ministro de Defensa mozambiqueño, también por el amor que nos tenemos, ha contratado a Navantia para que lo repare y mejore, a fin de que pueda servir a su cometido antipiratería.

Y como una cosa es la buena voluntad y otra ser tontos de remate, el arreglo no va a ser gratis, sino pagado por los mozambiqueños.

Es como si yo regalo una casa a un amigo pero, como no está hecha, me comprometo a realizarla, eso sí, previo pago del otro.  Vamos, que por arte de birlibirloque el regalo se convierte en lucrativa venta.

Y es que hay donaciones que superan todo lo imaginable.


Perú quiere comprar Leopard españoles de segunda mano

22 de noviembre de 2012

Tartaruga+verde+beb%C3%AA+1+%2F+Baby+green+turtle+1

Fuente: Infodefensa.

España cuenta con 108 tanques Leopard de segunda mano, que compramos a su vez al ejército alemán, y que se encuentran aparcados en un acuartelamiento de Zaragoza.

Técnicamente no podemos decir que sean chatarra, pero sí que se trata de tanques antiguos y que España tiene almacenados y en desuso, una vez que ha adquirido otros mejores.

De este lote piensa el ejército vender 53 al ejército de Perú, sumido en una especie de carrera de armamentos junto con sus vecinos, razón por la que altos mandos militares de aquel país van a visitar España para ver los tanques in situ y hacerse una idea del uso que pueden darles.

Este tipo de opraciones de reventa de material militar obsoleto para comprar otro más moderno es tradicional. España adquirió estos chismes de Alemania, como antes consiguió por el mismo método comprar chatarra de la usada por Estados Unidos en la II Guerra Mundial para adornar con ella a nuestras unidades operativas más evidentes (por ejemplo la acorazada Brunete
y los tanques que Milán del Bosch sacó a la calle cuando la intentona golpista del 23 F).

La diferencia está en que ahora España, en vez de comprar, revende y aprovecha esta venta de baratijas para futuras ventas mayores. Recordemos  que España fabrica y ensambla tanques Leopard en Sevilla y que a lo mejor la operación con los peruanos es cebarlos para luego venderles más material militar.

¿Y qué pasa si Perú acaba usando estos tanques? Seguro que nuestros sesudos militares se lavarán las manos.


En el primer trimestre de 2013 nos colarán un nuevo ciclo de compra de armas.

21 de noviembre de 2012

Cien+gaviotas

fuente: ABC

Nos anuncia el periódico ABC que en el primer trimestre de 2012 España renegociará sus adquisiciones de armamentos.

Teóricamente se proponen vender el material comprometido (y que nos ha generado una deuda impagable de 31.000 millones de euros con las industrias militares) para aminorar la deuda, con la brillante idea, digna de un genio de las finanzas, de comprar caro y a costa del presupuesto y del déficit, y vender de segunda mano.

De esta manera, estarían pensando en revender los 27 aviones de transporte militar A-400M (el que pilotó en pruebas el rey, que le hacía al hombre ilusión), los 4 submarinos S-80, los 190 vehículos blindado Pizarro, los 45 helicópteros NH-90, los 24 helicópteros Tigre (24), los aviones cazabombarderos Eurofigther y un sinfín de cohetes, misiles y otras monerías que nos han costado gran parte de los 31.000 millones que se deben y que no sirven en realidad para los fines de la defensa, sino para la expansión militarista y la injerencia militar.

Pero, ojo, la reprogramación que se pretende no es ni única ni principalmente para desprenderse de estas armas que no se necesitan, sino para reprogramar la compra de otras nuevas y lanzar la deuda hacia un nuevo ciclo armamentista.

No venden, como nos dicen, para ahorrar, sino para relanzar nuevas compras: porque ahora que a la industria militar la han subvencionado con créditos a interés cero para fabricar estas armas, ahora que están en fase de fabricación y la factura multiplica por dos y hasta por tres el precio inicialmente previsto, ahora que existe una deuda monumental por la fabricación y los encargos que ya no son útiles (aunque nos empobrecieron), la venta de estas armas “comprometidas” según vayan siendo construidas servirá para financiar la subvención (de nuevo a interés cero) a la industria militar para fabricar otras armas más caras en un ciclo de cinco o diez años, cerrando con ello el círculo vicioso del armamentismo.

Veamos las explicaciones del Secretario de Estado de Defensa en el desayuno de trabajo donde ha planteado sus intenciones:

Van a vender parte de los programas comprometidos, van a asumir el pago completo de la deuda existente  y, de paso, reformar el sistema de “adquisición de armamentos” (osea aprestarse para comprar otra vez) reforzando las oficinas de seguimiento de los programas dependientes de la Dirección de Armamento y Material.

A su vez ha anunciado el Secretario de Estado la confección de un “libro blanco” de la infraestructura para saber las infraestructuras de los ejércitos y el patrimonio con el que cuentan, poder conocer su valor económico y poderlo traducir en recursos para nuevas inversiones militares.

Nos espera por tanto un trimestre en el que van a desarrollar, por supuesto con la opacidad de siempre y sin que nadie levante un dedo en el Parlamento para criticarlo, todo un programa de impulso al nuevo ciclo armamentista.


El botín de Colombia

18 de noviembre de 2012

Toma+de+Posesi%C3%B3n+de+Juan+Manuel+Santos+Calder%C3%B3n+como+Presidente+de+Colombia

Colombia es uno de los países con mayor grado de violencia física y estructural. Cuenta con más de 450.000 efectivos en su ejército, 1 militar por cada 104 personas, así como no menos de 70.000 personas militarizadas, ya sea en guerrillas, grupos paramilitares o delincuencia organizada. A ello se une la existencia de un porcentaje alto de civiles armados en su vida cotidiana.

La penetración del militarismo y la violencia es amplísima en las más diversas instancias del Estado, en la existencia de múltiples políticos vinculados al paramilitarismo, a la delincuencia organizada o a las guerrillas, por no entrar a valorar la cultura violenta impuesta desde el pensamiento hegemónico, el patrioterismo, sexismo y machismo rancio que impera en la educación, y la violencia estructural existente.

El negocio armamentista es boyante y con ramificaciones e intereses muy amplios. El presupuesto militar colombiano supera los 13.000 mill. de US$ en 2012, lo que equivale al 3,5% del PIB, aunque ha llegado a situarse en el 6%. Además, las entidades descentralizadas (ECOPETROL, ISA, empresas de comunicaciones, etc.), los departamentos y municipios destinan una parte de su presupuesto a defenderse de los efectos de la guerra. Si a ello sumamos los gastos que incorporan guerrillas, paramilitarismo, etc, la cifra se eleva a más de 20.000 mill.de US$ al año. Y no es el final porque Colombia recibe ingentes cantidades, principalmente de EEUU, para luchar militarmente contra las guerrillas (Plan Colombia).  Se estima que entre 2002 y 2010 se ha gastado para combatir a la guerrilla más de 100.000 mill. US$.

La industria militar saquea los presupuestos colombianos o la guerra en Colombia es nuestro negocio.

Colombia goza de una industria militar próspera INDUMIL, que vende armas a “civiles” que prefieren defender a tiros su seguridad personal, nutre al ejército colombiano y exporta a otros países. Esta industria, dependiente del Ministerio de Defensa, cuenta con activos (según su memoria de 2011) de 671.000 mill. US$, unas ventas netas anuales que se acercan a 450.000 mill. US$, y unos beneficios de más de 90.000 mill. US$, antes de impuestos.

Este enorme gasto militar ha propiciado el que diversos países hayan hecho de Colombia un lugar de negocio privilegiado. Por ejemplo, España le vende anualmente más de 30 millones de euros en armas, monto superior al que destina a la cooperación con este país.

Colombia es un botín para los vendedores de armas. Y, como todo botín, no es fácil que los chacales suelten la presa. Por eso las principales empresas de la muerte han puesto los ojos allí antes de que se acabe la guerra y se reduzca el presupuesto militar.

Cassidian, una de las empresas militares más importantes de Europa, ha decidido poner oficina en Bogotá.  “Estamos invirtiendo más en la región, dedicando más recursos para estar más cerca de nuestros clientes y como parte de esa estrategia hemos abierto la oficina de Bogotá”. Y ello porque “Colombia está muy desarrollado, con una política muy clara por parte del Ministerio de Defensa”(4).  Cassidian comercializa, entre otros, los aviones de EADS, que vende a Colombia hace más de 30 años y ahora pretende colocarles aviones no tripulados y otros ingenios aeronáuticos de fabricación española.

Airbus Military ha firmado con Colombia recientemente un contrato para vender prototipos del avión C295, del que Colombia ya cuenta con varias unidades y cuyas nuevas ventas se entregarán a partir de 2013. Pretenden vender además los nuevos aviones A400M que se fabrican en Sevilla. Según su director de Marketing “la relación con Colombia es prioritaria ya que supone un escaparate de las capacidades de los aviones que fabrica nuestra empresa, debido a sus altos niveles de desempeño en unas condiciones operativas altamente exigentes y a su elevado nivel de utilización” (5).

También Navantia quiere meter la nariz, y ha elaborado trabajos para “apoyar” en la guerra fluvial y el control de los recursos hídricos, y en el combate contra el narcotráfico, próximo enemigo del ejército colombiano.

Tan importante parece Colombia, que el propio portal informativo de la industria militar española, Infodefensa, ha abierto una página específica para ella, donde “podrán consultarse las novedades diarias del mercado de la Defensa y Seguridad de este país como parte del desarrollo de las páginas especializadas en los distintos mercados nacionales”.  De ahí hemos seleccionado las noticias que comentamos.

UTI-SLI Iberia (segundo proveedor en su especialidad en la Guerra del Golfo), por mediación del Ministerio de Defensa español, espera obtener un lucrativo beneficio(7). También la valenciana INDENOVA ha ganado un reciente concurso del Ministerio de Defensa de Colombia para ejecutar una serie de programas logísticos y de gestión documental militares(8).

La potente industria militar brasileña está igualmente interesada en el botín colombiano y ha llegado a acuerdos para vender armas a Colombia.  También las industrias bélicas de EEUU y de Israel, consiguiendo para los próximos años cuantiosos contratos, como los helicóptero Sikirsky UH-60L, drones, fusiles Galil, etc.

Así no es posible la paz en Colombia.

Colombia necesita invertir en disminuir la violencia estructural y la injusticia pero es más que probable que siga caminando hacia un nuevo rearme, con ayuda de la comunidad internacional, que será la gran beneficiada.

Recientemente se han abierto conversaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla colombianos, ¿cuáles son las posibilidades de éxito?  Bajas con una militarización tan elevada y con el ávido interés de EE.UU. y de Europa por seguir vendiéndoles armas para hacer negocio.  Una parte, una buena parte del problema colombiano, somos nosotros.  La paz en Colombia se seguirá retrasando hasta que en los países desarrollados y productores de armas no podamos aunar el consenso social suficiente para acabar con la fabricación y comercio de armas.


Airbus se lucra con el negocio de convertir aviones civiles en militares.

31 de octubre de 2012

First+flight+A400M+3Fuente:  La Voz de Galicia.

Nos llamó la atención la noticia de que el ministro galo de Defensa estaba en las instalaciones de Airbus Military en Getafe para negociar la adquisición de 14 aviones de transporte de tropas y de reabastecimiento en vuelo MRTT producidos en Getafe a partir de 2013.

¿Cuánto valen estos aviones?  ¿Cómo son?

Nos sorprendió encontrar que un MRTT no es sino un Airbus A330-200 de transporte de pasajeros que en la base de Getafe convierte a uso militar.  Hemos encontrado que el Airbus A330-200 vale unos 195 millones de € (2011).  Lo que no viene por ninguna parte es cuánto cuesta convertirlo en avión de uso militar.  Actualmente usan el MRTT la Royal  Air Force británica (que ha adquirido 14 unidades), la Fuerza Aérea Real Australiana (que ha adquirido 6 unidades, 1 de las cuales ha sido modificada por Iberia Mantenimiento), la Fuerza Aérea Real Saudí (6 unidades), la Fuerza Aérea de los Emiratos Árabe Unidos (ha adquirido 3).  Ahora se une la Fuerza Aérea francesa.

Nos apostamos unas cañas a que la reciente visita de Juan Carlos Borbón con el Ministro de Defensa Morenés a la India tiene, entre otros, el oscuro interés de venderles a los hindúes aviones MRTT.

Otra noticia nos cuenta que ya ha habido dos incidentes con las pértigas de reabastecimiento en vuelo, una sobre el Atlántico y otra sobre Extremadura.  Sin querer desprestigiar a la mortífera industria armamentística española, mucho nos tememos que dicha pértiga vale más para bombardear objetivos que para reabastecimiento en vuelo.


A %d blogueros les gusta esto: