Intento de Defensa de militarizar a los niños entre 13 y 18 años

6 de enero de 2013

Fuente:  Ministerio de Defensa.

Aberrante nos parece el concepto del Portal de Cultura de Defensa.

Nos parece mal e increíble el que los estadounidenses tengan tantos jóvenes que se lían a tiros en institutos y escuelas.  En ellos nos parece una falta grave contra los derechos humanos.  ¿En nosotros, no?

También nos parece horrible que haya niños soldados y pensamos que militarizar a los niños y niñas afecta gravemente al respeto de sus derechos humanos, sin embargo, si lo hace nuestro ejército, ¿la cosa cambia?

La historia es la siguiente:  El Campamento “Coronel Federico Cazorla Poza” del 5º ESTOL, está basado en un programa creado especialmente para jóvenes que tengan entre 13 y 18 años (ambos inclusive).

Sus principales finalidades son:
– Dar a conocer a los jóvenes los valores constitutivos de la vida castrense en las Fuerzas Armadas y más concretamente en el Cuerpo de Infantería de Marina Española. Valores tales como; Responsabilidad, Disciplina, Espíritu de Sacrificio, Espíritu de Servicio, Amor a la Patria, a su Bandera y a su Constitución, Respeto Propio, Auto-Confianza, Lealtad, Honor, etc., favoreciendo con ello a un pleno desarrollo como persona.
– Perpetuar el espíritu de compañerismo, amistad y fomentar la convivencia entre todos los jóvenes participantes, a través de la realización de las actividades programadas.

Cuando acedemos a un pdf para ver cuáles son las actividades programadas nos aclaramos mucho más de cómo van a conseguir estos altos valores castrenses:  mediante la instrucción en orden cerrado:  formaciones, desfiles y coordinación en grupo:  ¡Hip, hop, hep, aro!

Además, esta formación para el militarismo y la violencia sólo les va a salir por 790 €.

¿Queremos que nuestros menores vayan a campamentos militares a aprender del militarismo sus razones, sus metodologías y su ideología? ¿Preferimos fomentar este tipo de «campamentos» a actividades cívicas de otra índole donde puedan aprender respeto por los derechos humanos, aprecio por la cultura, solidaridad con los demás, …?


Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

4 de enero de 2013

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE «Países en conflicto» en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.


Guerra del agua en África

1 de enero de 2013

Fuente:  El País.

Desde el principio de este blog alertamos sobre las nuevas guerras, aquellas que no son de estado contra estado y que tienen intereses que no son meramente geoestratégicos sino que buscan el control de los recursos naturales más básicos (esto no es nuevo, ya se hacía y hace con el petróleo, por ejemplo).  Ahora le toca el turno al agua en África.  Pobres africanos, van a sufrir, ya sufren, la codicia sin límites de las multinacionales, los fondos de inversión y gobiernos extranjeros.

Multinacionales, fondos de inversión e incluso Gobiernos extranjeros se están quedando con sus aguas a través de la compra o arrendamiento de ingentes extensiones de campos de labor. Hasta ahora se había advertido del riesgo del acaparamiento de tierras, pero estos días le ha llegado el turno al agua dulce.

La fragilidad de este elemento es tal que es el único recurso imprescindible para el ser humano que no está protegido por ningún acuerdo internacional.

Parece ser que los fondos de inversión especulativos de los países ricos ya no sacan tantos rendimientos de especular en inmuebles, armas, o contra los monedas de los países, ahora parece que se han fijado en el agua y han diseñado estrategias para sacarle provecho.  Con ello no nos referimos al desarrollo de regiones para que puedan hacer un uso sostenible del agua en un entorno de economías con desarrollo humano, sino a provecho propio, provecho para los tiburones financieros.

¿Qué nos espera ver en África en los próximos años?  Nuevas formas de violencia estructural que acabará derivando en violencia directa

¿Qué se puede hacer contra todo este desbarajuste económico en el que sólo impera el egoísmo y las políticas a corto plazo?  La primer idea es que poco y menos nosotros, simples mortales alejados de los mercados financieros especulativos.  Sin embargo, si lo pensamos más profundamente es posible hacer algo contra ello:  luchar contra los paraísos fiscales, abogar por la imposición de tasas disuasorias que gravan los movimientos de capital especulativos y desvían lo recaudado a cooperación.  Es decir, podemos unirnos a los movimientos sociales o al 15 M, podemos redoblar nuestro compromiso con ellos, dado que son los únicos que, en el fondo, luchan de manera ética y noviolenta por los derechos de los pobres y los olvidados en estas nuevas guerras como la del agua.

Así, de paso, evitaremos pobreza, migraciones no deseadas y conflictos bélicos en 2013 y años sucesivos.

En el fondo, luchar aquí para que cambie nuestras instituciones políticas, sociales y económicas no es abstraerse u olvidarse del problema africano, sino trabajar en la fuente del problema.  Aquí, en los países ricos es donde están los brokers que van a acabar acaparando el agua africana, con nuestras leyes económicas (españolas y de la unión europea) es con las que se mueven, con las subvenciones y apoyo de nuestros estados.  Aquí, por lo tanto, se genera el problema y por ello aquí, con los movimientos sociales de aquí es donde hay que dar una parte importante de la batalla.


La OTAN enviará a Turquía 1.600 efectivos militares junto con los misiles Patriot

24 de diciembre de 2012

Fuente: La Gaceta

wide

La OTAN se apresta a la intervención militar en Siria:

Estados Unidos va a desplegar en estos días 400 soldados, en el marco de la OTAN, junto con dos baterías de misiles Patriot.

Por su parte, Alemania prestará otras dos baterías de Patriot y otros 400 soldados para desplegar en la base militar de Kahramanmaras, en la frontera sur Turquía y con vistas a Siria.

Holanda piensa mandar otras dos baterías mas y 360 soldados, estando por ver el apoyo de los restantes socios de la OTAN.

Con estas operaciones en realidad lo único que varía en una región excesivamente militarizada es el lugar desde el que la OTAN y Estados Unidos quieren seguir manteniendo su influencia en la zona ahora que comienzan a retirarse de Irak y necesitan nuevos emplazamientos y nuevos enemigos, reales o ficticios, que justifiquen su presencia regional, su política de división, sumisión y enfrentamiento entre los países árabes, y su control e influencia en la geopolítica de la zona.

Esta vez parece que la mayor variación de las posiciones de la OTAN consisten en que todo esto se está haciendo con una agenda mediática de silencio y de no informar a la opinión pública (lo cual contrasta con las anteriores intervenciones militares donde la sobreabundancia de noticias manipuladoras y justificadoras de la intervención nos dejó a todos molidos) y buscar la desinformación pública (para evitar las movilizaciones contra el intervencionismo) y el silencio cómplice para consolidar hechos consumados que implican, de nuevo, la participación en otra guerra prefabricada.


Margallo defiende una política internacional de halcones y cruzados

11 de diciembre de 2012

-PUNTO DE + + VISTA-2-

Fuente: ABC

El ministro de Asuntos Exteriores de Spain se llama Margallo, más concretamente García Margallo. Lo aclaramos por si alguien se cree que el ministro es el Cardenal Cañizares, o Don José María el innombrable, o una mezcla de César Vidal y Jiménez Losantos, todos ellos líderes de la recalcitrancia.

Margallo ha dicho una burrada. Una de las burradas que por desgracia se empiezan a oír con cierta frecuencia y con muy mala leche: España está a punto de ser la frontera con Al Qaeda, si no combatimos el terrorismo internacional: ««Si el integrismo no se corta —a través incluso de una intervención militar coordinada, según dijo— puede desestabilizar toda la zona y llegar a convertir a España en límite de Al Qaeda».

Esto lo ha soltado don Margallo en el Foro Las Provincias y se ha quedado tan pancho justificando una nueva intervención militar española ahora que saldremos por pies de Afganistán, donde las cosas iban rematadamente mal para los objetivos supuestamente pacificadores y generadores de democracia y derechos humanos de nuestra ayuda humanitaria.

Don Margallo tal vez esté obsesionado con el aire cruzado que exhala su secta favorita, el Opus Dei, a la que se siente tan próximo, aunque es posible que tampoco él mismo se crea esta burrada y que simplemente se haya limitado a dar una justificación burda para una decisión inmoral: la de ayudar a invadir Malí.

Algo nos hace temer que lo que persigue Margallo no es restaurar la paz en Malí, pues en el mismo foro ha dicho que la primavera árabe representa para nosotros una «enorme oportunidad de negocio».

Eso sí, el uso del espíritu cruzado (que por otra parte vemos incrementarse en la estrategia renacionalizadora y nacionalcatolicista que han emprendido los ministros con su Presidente a la cabeza) y del ardor guerrero para convocar a las huestes más sentimentales de la derecha franquista está siendo un gran argumento de nuestras políticas públicas. ¿Nos llevará al desastre, como casi siempre, este iluminismo reaccionario de nuestra derecha recalcitrante?

¿No debería destituirlo Morenés, el Ministro de Defensa, por hablar de política, tal cual el general ese al que han quitado del medio por sus opiniones anticatalanas?


2’5 millones de desplazados internos en Siria.

27 de noviembre de 2012

Fuente:  BBC Mundo.

Son cifras de la Media Luna Roja y duplican las que se usaban hasta ahora:  2’5 millones de desplazados internos en Siria.  Además, nos avisan de que la estimación es conservadora.  Muchos de los desplazados internos están ubicados en escuelas y edificios públicos, que a menudo carecen de calefacción e instalaciones adecuadas de saneamiento, según la ONU.  Además, la ONU cree que hasta cuatro millones de personas en el interior de Siria necesitarán ayuda humanitaria principios del próximo año, frente a los 2,5 millones.

Más de 408.000 sirios han huido a los países vecinos, y más personas están huyendo de todos los días, según la ONU.

En total 3 millones de personas se han visto desplazadas por la guerra.  3 millones de un total de 21 millones, es decir, el 14’3 %, una de cada 7 personas.

Nos parece importante dar relevancia a estas cifras porque, habitualmente, las guerras se miden por su número de muertos y pensamos que hay que añadir a estos cómputos los que tienen que ver con los desplazados internos y externos, ellos también son parte de las consecuencias de la guerra.

Además, activistas de la oposición y de derechos humanos estiman que más de 36.000 personas han muerto desde el levantamiento contra el presidente Assad comenzó en marzo de 2011.

Otro país destrozado y que podrá ser fácilmente manejado desde Occidente.  Otro país que será un gran negocio en reconstrucción para nuestras empresas.


Cómo vivieron la guerra civil aquellos que no querían guerra.

18 de octubre de 2012

Fuente:  El País.

Nos cuenta Muñoz Molina en su artículo Guerreros desganados que James Matthews ha escrito un libro que se titula Reluctant Warriors y que trata de un asunto que misteriosamente no suele aparecer en los enconados debates españoles sobre la Guerra Civil: los soldados de reemplazo que lucharon en ella, en un bando o en otro, los que estuvieron en la guerra a la fuerza y no por convicción ni por el celebrado cainismo, que gusta tanto a los partidarios de reducir la historia de España a una especie de especulación metafísica, o lo que viene a ser lo mismo, a un panfleto en blanco y negro, o en rojo y azul.

Además, Muñoz Molina nos da unas recomendaciones de lectura que transcribimos a continuación porque nos parecen interesantes y que van en la línea de que la historia se ha contado siempre desde la perspectiva militarista y que siempre se ha silenciado la perspectiva alternativa de las personas que no querían la guerra y que, incluso, trabajaron contra ella.

A las personas normales no les gusta matar ni les gusta morir, a no ser que las haya embrutecido el fanatismo. La guerra sólo es noble para unos cuantos dementes y para esos caudillos verbosos que mandan a la gente pobre al matadero mientras que ellos se quedan confortablemente en la retaguardia y procuran colocar a sus allegados en las oficinas. Toda esa basura sobre las dos Españas condenadas a desgarrarse entre sí queda cancelada ante la sobria aritmética que despliega James Matthews. En el verano de 1936 Madrid tenía un millón y medio de habitantes: apenas diez mil fueron voluntarios al frente, y unos cinco mil en Barcelona. Las cifras en el bando de los sublevados no son muy diferentes. La inmensa mayoría de los movilizados se dejó llevar a la guerra a la fuerza, y como era una guerra de pobres muchos eludían el reclutamiento y no los podían encontrar, o se iban de permiso y volvían con varios días de retraso o no volvían nunca, y cuando escribían a casa era para pedir paquetes de comida, ropa de abrigo, cigarrillos, fotos de las personas queridas. En la zona republicana los soldados escuchaban como quien oye llover los mítines de los comisarios políticos; en la otra se resignaban con parecida actitud a las arengas sobre la Reconquista o sobre el Cid Campeador y a los sermones de los capellanes castrenses.

Tanto que se escribe y se habla sobre la Guerra Civil, y qué pocas veces se presta atención a la experiencia más universal, la vida cotidiana de los soldados a la fuerza, los que pasaron frío y hambre y sufrieron amputaciones y murieron en plena juventud, los que al final de la guerra no tuvieron ningún paraíso sino vidas durísimas de necesidad y trabajo en un país arrasado. Ahora a casi todos los ha borrado la muerte. Yo recuerdo algunas de sus voces. Las reconozco en unos pocos libros, poquísimos, en las memorias del gran Miguel Gila, en Si me quieres escribir y Desertores de la Guerra Civil de Pedro Corral, en este estudio meticuloso de James Matthews, en el que un fondo contenido de cordialidad discurre bajo los datos y las informaciones históricas. Yo lo he leído como un homenaje a aquellos abuelos memorables que no paraban de hablar mientras trabajaban en el campo. Y me alegra saber que Alianza lo va a publicar pronto en español. 

Reluctant Warriors. Republican Popular Army and Nationalist Army Conscripts in the Spanish Civil War, 1936-1939. James Matthews. Oxford University Press, 2012. Y entonces nací yo. Memorias para desmemoriados. Miguel Gila. Temas de Hoy, 1995. Si me quieres escribir. Gloria y castigo de la 84ª Brigada Mixta del Ejército Popular / Desertores de la Guerra Civil. La guerra que nadie quiere contar.Pedro Corral. Debate, 2004 / 2006.


Drones: un negocio sin ética y asesino.

20 de septiembre de 2012

Fuente:  Público.

Recomendamos el artículo que firma David Bollero desde Londres.  Pensamos que tenemos que estudiar y reflexionar con mucho cuidado qué significan realmente los drones o vehículos aéreos no tripulados (UAV, en sus siglas en inglés) para la guerra y los conflictos internacionales.

Es una tecnología que se está imponiendo a pasos agigantados.

  • En la pasada guerra de Libia (2011), se estima que cientos de estos aviones participaron en casi 10.000 misiones de ataque. El secretario general de la OTAN, Anders Rasmussen, hablaba entonces de operación de precisión casi quirúrgica, «sin bajas civiles confirmadas». Sin embargo, desde Human Rights Watch se aseguraría después que al menos 72 civiles fueron asesinados, entre los que se encontraban 24 niños y 20 mujeres. La OTAN rehusó investigar los hechos, alegando que no tenía permiso para investigar sobre el terreno, entre otras razones, porque nunca lo solicitó.
  • Los aviones no tripulados Predator y Reaper, controlados por la CIA, han estado sobrevolando los cielos de Pakistán -y bombardeando- desde junio 2004. Según la Oficina de Periodismo de Investigación (Bureau of Investigative Journalism), en ese tiempo se han producido más de 330 ataques y, según la CNN, 283 de ellos durante el mandato del Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, lo que supone seis veces más que en los ocho años de la era Bush. El balance de víctimas, sólo en Pakistán en ese período es de alrededor de 2.500 muertes, de las cuales al menos 482 se constató que eran civiles.
  •  En EE.UU., si en 2005, el 5% de las aeronaves del departamento de Defensa de EEUU era no tripulado, ahora supera el 60%.

Además, ya llevan muchos años de investigación tecnológica y de mejoras porque no hay que olvidar que se diseñaron en el contexto de la guerra contra el terror, término acuñado en la Administración Bush para luchar contra la amenaza del terrorismo islámico, fundamentalmente al-Qaeda, y que se vio amplificado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, EEUU ya hacía uso de esta tecnología ante de los atentados a las Torres Gemelas. En el verano de 2001, la CIA ya bombardeó campamentos de entrenamiento utilizados por Bin Laden en Afganistán.

Para algunos oficiales estadounidenses se han convertido en «el arma más precisa en toda la historia de la guerra».  Y es de destacar que  ya han dejado tras de sí más de 3.000 muertes.

Nos quieren vender esta forma de hacer la guerra y de usar la violencia como algo aséptico y como operaciones quirúrgicas que no provocan muertos no deseados.  Esto es mentira porque en la anterior cifra de 3.000 muertos muchos son bajas de las llamadas colaterales.

Por otro lado, también tenemos que reflexionar si la utilización de drones es ética:  Muertes (las anteriormente citadas), por otro lado, que se califican de ‘extrajudiciales’ dentro de una guerra sucia, pues quienes mueren no han tenido el derecho de un juicio justo. En palabras del analista y experto en drones, Geoffrey Robertson (autor de Crímenes contra la Humanidad), «hasta la fecha, muchos de los asesinatos realizados por drones sólo se pueden calificar como ‘ejecuciones sumarias’, pues se niega el derecho a la vida, la presunción de inocencia y el derecho a un juicio justo».  El programa de drones, operado tanto por la CIA como por el Pentágono es secreto, si bien todas y cada una de las muertes extrajudiciales han de pasar ahora por el visto bueno de la Casa Blanca. Las primeras en llegar tuvieron lugar en 2003, en Yemen, cuando 400 personas murieron a manos de una de estas aeronaves.

Esta forma de matar, ¿se puede considerar como terrorismo de Estado?

Es decir, los drones no son cualquier cosa, son un instrumento de muerte muy peligroso y muy poco ético en el que España quiere colaborar para sacar tajada económica e industrial.  Pero, pensamos que seguramente sería previo decidir sobre la idoneidad ética de este tipo de armamento para el gobierno y la sociedad española.


Siglo XXI, cambalache, …,

16 de septiembre de 2012

Fuente:  actualidad.rt.com.

La noticia es alucinante:  un líder de Al Qaeda de Yemen ha llegado a un acuerdo con EE.UU. y Arabia Saudita que prevé el envío de 5.000 combatientes del grupo terrorista a Siria con el fin de respaldar a los rebeldes y derrocar al presidente Bashar al Assad.

¿Será verdad?  Si lo fuese significaría que el teatro internacional es una farsa descarada.  Todas las naciones occidentales argumentan, hoy por hoy, que la guerra lo es contra el terrorismo internacional, que el enemigo público número uno es el terrorismo internacional, que el eje del mal está en la médula del terrorismo internacional.

Si enemigos tan irreconciliables se alían contra otro es que no son ni tan enemigos, ni tan irreconciliables.  Quizá compartan, incluso, objetivos, estrategias, visiones de las relaciones internacionales, intereses económicos o, incluso, líderes que se están forrando con las guerras que llevamos libradas desde hace 11 años.

¿Podría ser algo así?  Cuando lo pensamos nos surgen las imágenes del panameño Noriega, de Bin Laden.  Entonces pensamos que los grandes amigos se convirtieron en grandes enemigos, etc.

Si seguimos leyendo la noticia volvemos a alucinar:  Se informa que los militantes, que se refieren a sí mismos como «defensores de la Sharia», se unirán con otros grupos de combatientes de Al Qaeda que se han ido infiltrando en Siria desde Libia, Irak y Turquía, con la ayuda de la OTAN y los estados del Golfo.

La OTAN colaborando con Al Qaeda.

Parece que lo mejor sería que los ciudadanos del mundo tomasen conciencia de que las guerras y el militarismo no es sólo un gasto negativo para sus economía, que ambos suponen miles de muertos inocentes al mes, y que ambos nos manipulan por intereses espúreos en que lo que prima es el negocio.


Quien siembra vientos, …, recoge fuego fratricida.

7 de septiembre de 2012

Fuente:  Rebelión y El País.

Por su amplitud, los ataques de infiltrados contra las fuerzas ocupantes en Afganistán, «ataques desde el interior» en el argot de la OTAN, son un fenómeno inédito en la historia de la guerra moderna y amenaza seriamente los planes de retirada, coinciden los analistas.  Agosto ha sido de lejos el más aciago en este sentido en los cerca de once años de ocupación. Uno de cada tres soldados de la OTAN muertos ha caído bajo las balas de uniformados del Ejército afgano que Occidente se encarga de adiestrar.  El fenómeno ha explotado este año, con una treintena de ataques que han matado a 45 soldados de la ISAF, el 14% del total de bajas militares aliadas.   En 2011 fueron el 6%. Hace cuatro años, en 2008, solo supusieron el 1% de bajas, con dos soldados extranjeros aniquilados de ese modo. Los ataques ‘fratricidas’ se producen con mayor frecuencia en las provincias con una fuerte presencia de la Guerrilla Talibán, y sobre todo Helmand, que desde enero ha vivido 15 incidentes de ese tipo. En Kandahar se han registrado ocho.  Semejante balance no ha sido registrado en ninguna de las guerras contemporáneas, desde Vietnam a Irak.

El Comando de Operaciones Especiales de las tropas norteamericanas en Afganistán ordenó el sábado la suspensión de las labores de entrenamiento de sus soldados a nuevos reclutas afganos, dado el reciente incremento de los ataques de operativos de la Guerrilla Talibán infiltrados entre las fuerzas de seguridad que dependen del Gobierno de Kabul.   Mientras el Comando de Operaciones Especiales de EE UU reexamina a los 16.300 soldados afganos con los que coopera en el Cuerpo de Policía Local, dejará de entrenar temporalmente a 1.000 nuevos reclutas.

Parece ser que la OTAN y EE.UU. están preocupados por las bajas que puede causar este fuego fratricida o ataques desde el interior en la inminente retirada de efectivos.  La OTAN ya ha cerrado 200 bases extranjeras y cedido el control de otras 282 a las tropas nacionales afganas. 

Es decir, EE.UU. y la OTAN están recogiendo lo que han sembrado:  han enseñado el uso de la violencia a los afganos y parece que ahora se sorprenden de que estos la estén usando también contra ellos.  ¿Por qué no?, se preguntarán los talibán.

El que siembra vientos, recoge tempestades.  Y el uso de la violencia o el abordaje violento de cualquier conflicto lleva a situaciones como esta.  ¿No lo sabían?  Pues que se agachen, que vuelve el boomerang que lanzaron ellos mismos.

Si hubiesen sembrado cooperación para el desarrollo les llovería cooperación para su propio desarrollo, pero …


A %d blogueros les gusta esto: