Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

4 de enero de 2013

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE “Países en conflicto” en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.


94.000 violaciones como arma de guerra en Colombia.

15 de octubre de 2012

Recomendamos el siguiente audio en el que en sólo 7 minutos el programa Países en conflicto de RTVE nos hace un recorrido pavoroso por el uso de las violaciones en Colombia como arma de guerra.

Son víctimas olvidadas, pero son decenas de miles las mujeres (niñas, jóvenes y ancianas) violadas en Colombia por todas las partes en conflicto.  94.000 mujeres violadas entre 2001-2009.  Más del 80 % nunca llega a denunciar los hechos, por miedo a las consecuencias o por descreimiento en la protección del sistema, ya que el 90 % de estos delitos quedan impunes.

Escuchar audioPaíses en conflicto - Violaciones en Colombia

Hay que preparar las guerras: la guerra psicológica.

6 de febrero de 2012

Fuente:  Guerra Eterna.

En el artículo de Íñigo Sáenz de Ugarte nos comenta, en el contexto de la posible guerra que se puede iniciar contra Irán, con la excusa de su plan nuclear, que es necesario, o conveniente como mínimo, preparar a la población propia o ajena antes de realizar una guerra.

Como la guerra es una decisión dramática llena de pequeñas y coordinadas decisiones dramáticas, es necesario que la población vaya asumiendo su inevitabilidad.  La inevitabilidad no llega nunca por nuestra parte, sino que es el enemigo quien con sus múltiples pasos en la dirección errónea y con su ciega perfidia no nos deja otro camino que llegar a la guerra.  De ello ha de ser convencido el pueblo con grandes esfuerzos de propaganda en los medios de comunicación.  Porque el pueblo suele ser renuente a ser convencido para ir a la guerra porque sabe la que se le viene encima, sabe quién pone los muertos y el sufrimiento.  Así, en el artículo nos dice:  “Bergman admite que la sociedad israelí vive un momento de alarma ante el temor de que las represalias iraníes alcancen el territorio del país. No hablamos de atentados terroristas contra embajadas israelíes en lugares lejanos, sino del peligro de una lluvia de misiles desde el mismo Irán o Líbano. El Gobierno tiene que hacer ver a sus compatriotas que el ataque es la única alternativa que puede impedir que Teherán termine haciéndose con la bomba nuclear”.  ¿Es esto terrorismo de estado?

Además, estas campañas de demonización de Irán tienen un correlato internacional.  Poco a poco, la opinión internacional también va siendo convencida de la inevitabilidad de dar pasos contra Irán porque éste no nos deja otro remedio:  “Al mismo tiempo, los anuncios velados o directos que surgen de Israel sirven para acrecentar la presión sobre EEUU y Europa en la intensificación de las sanciones contra Irán”.  Además, nos hace unos cálculos aterradores:  “Se necesitan unos seis meses para que su economía comience a sufrir las consecuencias, por lo que ahora se abre una ventana de espera para ver qué efectos tiene”.  Durante ese lapso, Israel seguirá metiéndonos miedo contra Irán.

¿Qué se puede hacer en estos seis meses desde la opción noviolenta y pacifista?  Pues es el momento de desvelar:

  • algunas falsedades de esta guerra.  La principal es que se pone el grito en el cielo porque Irán quiere tener armamento nuclear.  Evidentemente, desde el pacifismo estamos en contra de ello, pero también estamos en contra de que otros países como Estados Unidos, Israel, Francia, Reino Unido, China, Rusia, …, tengan armas nucleares y en mucha mayor cantidad.  La cuestión no es quién tiene armamento nuclear y si es más o menos enemigo nuestro.  La cuestión es que la mera existencia del armamento nuclear pone en peligro a toda la humanidad y a los ecosistemas de la Tierra.
  • algunos intereses más o menos ocultos:  el control de un gobierno díscolo con los posturas occidentales, el control del estrecho de Ormuz y del tráfico de petróleo hacia las economías occidentales, es decir, en definitiva intereses económicos.
  • un interés todavía más oculto.  Nos ha llamado la atención de que los gobiernos occidentales puedan, en breve plazo, adaptar sus demandas de petróleo a otros suministradores.  Si es así, y en efecto es así, no es algo que nos haga peligrar el suministro y, por lo tanto, el bienestar de occidente.  Nos parece que lo del control del petróleo es, por tanto, otra excusa artera.  ¿Qué puede ocultar?  Pues lo de siempre:  la guerra es un negocio que sólo se automantiene exportando guerras a otros países.

A %d blogueros les gusta esto: