El gasto militar fue el principal gasto público en Ecuador de 2007 a 2012

5 de enero de 2013

Ceremonia + de + firma + de + Acuerdos

Según el periódico El Universo, el principal gasto presupuestario de los gobiernos de Rafael Correa desde 2007 a 2010 ha sido el gasto militar, con un monto de más de 6.000 millones de dólares.

De esta enorme cantidad económica, el 84% se destinó a pagar el sueldo de los militares, que sufrieron (es un decir) un alto incremento de sus remuneraciones, y el restante 16% se destinó a inversiones militares.

En 2012 el presupuesto aprobado ha sido de más de 1.600 millones de dólares, cantidad nada desdeñable y que, si comparamos el peor trato dado a otros rubros sociales, permite comprobar cuáles son las prioridades que se marca Correa.

Al margen de innegables logros del gobierno de Correa no parece que la apuesta por la militarización y por el gasto militar sea un ejemplo a elogiar y sí, más bien, una rémora que necesariamente pasará factura al pueblo.

Comprobemos el interés del régimen ecuatoriano con el tacto y mimo con que cuidan a los uniformados: su ministra de defensa ha llamado a los ejércitos a defender el proyecto político del gobierno ante eventuales conspiraciones, identificando con alegorías no exentas de retórica el régimen de Correa con los intereses del pueblo antes silenciado.

No parece, a la luz de diversas movilizaciones realizadas con el apoyo de grandes organizaciones campesinas, indígenas y de lucha por los derechos humanos, que piense lo mismo al menos una parte importante de ese pueblo antes silenciado y ahora postergado porque cuando hay dinero o para cañones o para mantequilla, y se usa para cañones, se queda el pueblo sin mantequilla y amenazado de ser recibido a cañonazos, como ocurre en tantos lugares y ejemplos históricos en cualquier latitud del planeta.


Ecuador continúa su rearme

23 de octubre de 2012

...+antiguo+Hospital+MilitarFuente: Infodefensa

Acaba de anunciar el ejército ecuatoriano desde Quito un plan para la “repotenciación” de sus capacidades operativas que no deja de sorprendernos, y no sólo porque el uso de los términos del militarismo sea tan chusco (por ejemplo, repotenciar no existe en el diccionario y no puede existir sino en la mente de un milico. Habría bastado con decir “potenciación” o algo similar, al igual que si uno se mea mucho no dice que se remea, etcétera).

Leído el plan, lo que quieren hacer (potenciar) es rearmarse (lo que llaman con un lenguaje no exento de palurdismo al uso militar “repotenciar sus capacidades operativas” y “mejorar la organización estructural de la institución”).

Antes de explicar el nuevo plan conviene decir que el Presidente Correa creó en 2008 un “presupuesto de fortalecimiento” que ha permitido el incremento constante del gasto militar ecuatoriano desde entonces, hasta conseguir el triste récord de ser el país latinoamericano que destina un mayor porcentaje de su PIB a gasto militar (2,7%) y destinar a gasto militar un mínimo de 3.255 millones de dólares anuales (1.332 para el ejército y 1.923 para “orden púbico”), lo que equivale a un gasto por persona y año de 225 dólares a pagar al gasto militar.

Los ecuatorianos están de suerte, porque con la nueva inyección que ahora se pretende, el ejército podrá realizar misiones de control interior y de seguridad en las ciudades, como se ha justificado por los autores del engendro.

Y aquí viene la pregunta del millón: ¿Para qué necesita rearmarse Ecuador?¿Para qué necesita su ejército realizar labores de control y de seguridad en las ciudades y en el interior?

Después de que las organizaciones campesinas e indígenas reaccionaran contra las malas políticas emprendidas por el gobierno en su día y de que éste se escore cada vez más hacia su ala derecha y genere más desencanto en los movimientos sociales ecuatorianos, parece más que sospechoso este celo por rearmar y privilegiar al ejército, sobre todo si comparamos el crecimiento de sus presupuestos con la enormidad de las necesidades sociales y comunitarias desatendidas.


Rafael Correa quiere usar al ejército en tareas policiales

15 de mayo de 2012

Bienvenida + correa + en + Milan

Fuente: El Pais

Correa quiere cambiar las misiones del ejército ecuatoriano para que desempeñe labores de policía y lucha contra la inseguridad ciudadana y ha dado sus razones “La principal preocupación de nuestra gente es la inseguridad ciudadana y para combatirla requerimos de nuestras Fuerzas Armadas”.

Dudamos que las principales preocupaciones de los ecuatorianos sean la inseguridad ciudadana y no el paro, la falta de oportunidades y de justicia social, el creciente malestar por la política antiecológica de minas y petróleo en Ecuador y otras tantas similares. Es más, si en vez de Correa, nos dijeran que el argumento es obra del español Aznar, o del colombiano Uribe, o de la francesa Le Pen, lo hubiéramos creído a pies juntillas, porque el discurso de la inseguridad ciudadana es, normalmente, el discurso de la ultraderecha.

Por otra parte, el uso del ejército para labores de seguridad ciudadana implica la militarización de esta esfera de la política. Recordemos que Ecuador, como tantos otros estados, tiene también un pasado militarista y de dictadura militar que pesa y que no debería retornar. ¿Pretende Correa militarizar Ecuador? ¿Es lo que Ecuador necesita?

Dar este poder al ejército es desfilar (nunca mejor dicho) por el filo de una bayoneta y no puede traer sino nefastas consecuencias para el país.

¿Será que Correa pretende con este gesto amedrentar a las organizaciones indígenas y sociales que antaño le ofrecieron su apoyo y hoy se lo retiran?

¿Será Correa otro mas de los muchos caudillos que por desgracia ha padecido América Latina?


Ecuador se rearma con aviones Cheetah y Tucano

29 de enero de 2012

PRESIDENTE+RAFAEL+CORREA+EN+EL+CIUDADANO+TV

Fuente: El Comercio

Para desmentir la retórica que en algunos foros utiliza Rafael Correa acerca de la necesidad de reducir el gasto militar en Amércia Latina, ha autorizado hace unos días la adquisición por Ecuador de trece aviones cazabombarderos Atlas cheetah, de origen sudafricano, con los que compeltará una flota de aviones de guerra innecesarios ue ya cuenta con otros aviones Chetetah y con18  aviones brasileños Super Tucano.

La justificación del Presidente Correa para este exabrupto de militarismo es que quiere evitar, mientras él sea presidente, otro acto como el de Angostura de 2008, cuando un campamento de la FARC en territorio ecuatoriano fue bombardeado por el ejército colombiano.

La excusa nos parece un exceso y aún está por aclarar si estos aviones son una prioridad para la construcción de un Ecuador más justo y cuánto va a costar en términos económicos y políticos esta alegría militarista.

Por otra parte, podríamos dar una serie de ejemplos mucho más creativos para evitar agresiones militares de los vecinos entre las que se encuentra apoyar el desarrollo compartido regional y medidas de prevención no militares y de encuentro entre los pueblos que, amén de ser más eficaces desde el punto de vista práctico, son menos costosas y peligrosas. Claro que son ejemplos que tal vez no permitan el subidón de adrenalina que tiene que producir el ponersse al lado de los intereses de los espadones y ejercer de caudillo de una recua de ellos.


Ecuador y el poder militar

16 de enero de 2011

PRESIDENTE+RAFAEL+CORREA+EN+EL+CIUDADANO+TV

Fuente: El fusil roto

Muchas personas vieron o escucharon los sucesos del 30 de septiembre de 2010 en Ecuador, un día donde simplemente el mundo se puso al revés. Policías quemando llantas y lanzando piedras tomando el hospital donde supuestamente el presidente estaba “secuestrado”.

¿Qué pasó en este día?

En la mañana del 30 de septiembre, policías y algunos militares se declararon en huelga debido a que – según ellos- se les quitaban algunos beneficios sociales y las condecoraciones que recibían cuando tenían ciertos años de servicio, producto de una ley aprobada por la Asamblea Nacional que eliminaba estas prestaciones.

En ese momento -de la mañana- el Presidente de la República decidió ir al cuartel general de la policía para intentar calmar los ánimos y terminar la protesta policial y militar. Pero su discurso al interior del cuartel, fue más bien provocativo, sonó como a un regaño más que a una negociación. Incluso rayo en un acto de dramatismo cuando el presidente se saca la corbata y se rasga la camisa diciendo: “Si quieren matar al presidente mátenme que aquí estoy”.

Este discurso y dramatismo, al contrario de calmar los ánimos provocó más descontento en las filas policiales y en ese momento, se lanzaron bombas lacrimógenas, lo cual obligó al presidente a refugiarse en el hospital de la policía que queda al lado.

Desde ese momento, el discurso del gobierno cambio totalmente. Ya no fue de querer llegar a acuerdos sino más bien de confrontación con las fuerzas policiales. Primero, se declaró una cadena nacional en todos los medios de manera ininterrumpida, donde el gobierno lanzó una y otra vez el mensaje que el presidente se encontraba secuestrado en el hospital de la policía y llamaron abiertamente a los ciudadanos a que defendieran la “Revolución Ciudadana” yendo al hospital de la policía, lo cual generó un enfrentamiento de ciudadanos sin armas versus policías armados que atacaban a la población.

Después se armó -en la noche- un operativo impresionante para “rescatar” al presidente del hospital de la Policía, donde no importó que en el interior hubieran niñ@s recién nacid@s y ancian@s vulnerables. Simplemente se procedió a disparar por parte de los bandos -que participaban en el conflicto- Policías versus Militares y se sacó al presidente a costa de aproximadamente 5 muertos, producto de la violencia generada el 30 de septiembre.

Ahora bien ¿Qué esta detrás de estos hechos?, a mi juicio lo que pasó fue una muestra más de la constante militarización y el control que las Fuerzas Armadas tienen en nuestro países, puesto que al final quienes decidieron apoyar al presidente y de alguna forma dirimir el conflicto fueron los militares. Lo cual, luego de pocos días, fue reflejado en un cuantioso aumento de sueldo a todo el personal militar que los ha convertido -en el país-, en uno de los grupos que mejores salarios y beneficios tienen del Estado. Con el aumento que se les dio, luego del 30 de septiembre, los militares que menos ganan en el reciben 780 USD, en contraste el sueldo de un maestro promedio que es de aproximadamente 450 USD.

También se evidenció todo el aparataje militarista que tiene el gobierno, al menos en Ecuador. Ese día se dio una amplia exhibición de todos los recursos represivos que tiene la policía, por ejemplo -al parecer- se lanzaron sólo ese día mas bombas lacrimógenas que en todo el año en el país. De igual forma, las armas de las fuerzas de “seguridad”, fueron utilizadas para atacar a la población, visibilizando así lo peligroso de tener un grupo armado pagado con nuestros impuestos.

Después de esto, en el país queda una sensación de sentimientos encontrados donde la gente ha perdido la confianza en la policía pero paradójicamente se ha fortalecido la confianza en los militares que se han convertido según las encuestas en la institución con mayor credibilidad.

Igualmente, el gobierno aprovechó todo esto para empezar una especie de “cacería de brujas”, contra policías pero también contra personas de la sociedad en general. Se esta acusando a muchas personas de ser actores intelectuales del 30 de septiembre, e incluso el presidente ha anunciado una investigación a ONGs y grupos de activistas que son sospechosos de haber participado en este día.

Es decir, se aprovecharon estos eventos de violencia para poder consolidar un Estado más represivo y con más poder sobre la población, incluso ahora se están aprobando leyes que permiten realizar escuchas telefónicas y acceder a la información bancaria de las personas sin autorización previa. Lo cual nos deja como reflexión que detrás de un día fatídico toda una sociedad puede empezar a ser más controlada y militarizada, esto también pasó tras el 11 de septiembre en EE.UU.

Actualmente al parecer, los gobiernos buscan sacar provecho de días fatídicos para poder consolidar un poder más vertical y controlador de la sociedad por lo que es necesario que los movimientos que trabajamos por la paz y el antimilitarismo, tomemos en cuenta esto para poder generar estrategias en nuestras luchas y detener el avance del militarismo en nuestros países y regiones.

Hoy más que nunca es necesario volver a plantearnos nuevas estrategias frente a las nuevas formas de militarismo que se están imponiendo poco a poco en nuestros países.

Xavier León
(Grupo de Objeción de Conciencia del Ecuador – GOCE)


El 2,7 del PIB ecuatoriano se destina a gasto militar

13 de enero de 2011

Prefeitura+faz+mobiliza%C3%A7%C3%A3o+em+combate+ao+c%C3%A2ncer+de+mama

Fuente: Informador.com

Ecuador gastará más de 1.700 millones de dólares (223 millones en comprar armas modernas) en gastos de defensa. Esta cifra supone el 2,7% del PIB ecuatoriano, un esfuerzo más que considerable e innecesario, y más del 7% del presupuesto general ecuatoriano.

Esto quiere decir que más de 7 dólares de cada 100 que se gaste el gobierno de Ecuador lo serán en gasto militar durante 2011, una cifra que no se justifica bajo ningún concepto, sobre todo si tenemos en cuenta el enorme déficit social del país.

Esta cifra de gasto militar es equivalente al importe total de las remeses recibidas por Ecuador desde los inmigrantes en el extranjero durante los tres trimestres primeros de 2010, como se desprende de los datos ofrecidos por el Banco Central de Ecuador, lo que equivale a decir que son los ecuatorianos que fueron “expulsados” por el sistema a otros países los que se pagan la “defensa” del estatus quo ecuatoriano que sigue enviando fuera a sus connacionales. Una verdadera pasada.

Con el esfuerzo que suponen estos más de 1700 millones de dólares ahora usados para gasto militar se podría por ejemplo incrementar casi un 100% la inversión del estado en obra pública y vialidad, o en más de un 25% los programas de inversión en políticas de desarrollo del país.

Para consultar el presupuesto general y las directrices de programación presupuestaria de ecuador hasta 2014 se puede pinchar aquí.

Ecuador necesita menos gasto militar y más conquistas sociales.


A %d blogueros les gusta esto: