Guerra del agua en África

1 de enero de 2013

Fuente:  El País.

Desde el principio de este blog alertamos sobre las nuevas guerras, aquellas que no son de estado contra estado y que tienen intereses que no son meramente geoestratégicos sino que buscan el control de los recursos naturales más básicos (esto no es nuevo, ya se hacía y hace con el petróleo, por ejemplo).  Ahora le toca el turno al agua en África.  Pobres africanos, van a sufrir, ya sufren, la codicia sin límites de las multinacionales, los fondos de inversión y gobiernos extranjeros.

Multinacionales, fondos de inversión e incluso Gobiernos extranjeros se están quedando con sus aguas a través de la compra o arrendamiento de ingentes extensiones de campos de labor. Hasta ahora se había advertido del riesgo del acaparamiento de tierras, pero estos días le ha llegado el turno al agua dulce.

La fragilidad de este elemento es tal que es el único recurso imprescindible para el ser humano que no está protegido por ningún acuerdo internacional.

Parece ser que los fondos de inversión especulativos de los países ricos ya no sacan tantos rendimientos de especular en inmuebles, armas, o contra los monedas de los países, ahora parece que se han fijado en el agua y han diseñado estrategias para sacarle provecho.  Con ello no nos referimos al desarrollo de regiones para que puedan hacer un uso sostenible del agua en un entorno de economías con desarrollo humano, sino a provecho propio, provecho para los tiburones financieros.

¿Qué nos espera ver en África en los próximos años?  Nuevas formas de violencia estructural que acabará derivando en violencia directa

¿Qué se puede hacer contra todo este desbarajuste económico en el que sólo impera el egoísmo y las políticas a corto plazo?  La primer idea es que poco y menos nosotros, simples mortales alejados de los mercados financieros especulativos.  Sin embargo, si lo pensamos más profundamente es posible hacer algo contra ello:  luchar contra los paraísos fiscales, abogar por la imposición de tasas disuasorias que gravan los movimientos de capital especulativos y desvían lo recaudado a cooperación.  Es decir, podemos unirnos a los movimientos sociales o al 15 M, podemos redoblar nuestro compromiso con ellos, dado que son los únicos que, en el fondo, luchan de manera ética y noviolenta por los derechos de los pobres y los olvidados en estas nuevas guerras como la del agua.

Así, de paso, evitaremos pobreza, migraciones no deseadas y conflictos bélicos en 2013 y años sucesivos.

En el fondo, luchar aquí para que cambie nuestras instituciones políticas, sociales y económicas no es abstraerse u olvidarse del problema africano, sino trabajar en la fuente del problema.  Aquí, en los países ricos es donde están los brokers que van a acabar acaparando el agua africana, con nuestras leyes económicas (españolas y de la unión europea) es con las que se mueven, con las subvenciones y apoyo de nuestros estados.  Aquí, por lo tanto, se genera el problema y por ello aquí, con los movimientos sociales de aquí es donde hay que dar una parte importante de la batalla.


El ejército ecologista: ya tenemos general de ecología

16 de diciembre de 2012

Esto+es+s%C3%B3lo+el+principio+III

Fuente: ABC

Si se pregunta por la calle qué tipo de organizaciones defienden mejor la ecología, probablemente a casi nadie se le ocurriría decir que los ejércitos. Tal vez la gente mejor informada nos diría que las organizaciones ecologistas, o las empresas “alternativas” empeñadas en la revolución verde.

Pero el ejército y las élites no piensan igual que la gente y, con sus medios de manipulación masiva, nos explican que “paneles solares, buques de contaminación cero, sumideros de CO2 y programas de protección de especies amenazadas han colocado al ejército español en una senda cada vez más verde y «puntera» en el entorno europeo por sus sistemas de gestión medioambiental implantados en el 90% de sus bases más grandes.

Así lo afirma el “general de sostenibilidad ambiental y eficiencia energética del Ministerio de Defensa”, General de Brigada del Cuerpo de Infantería de Marina, Joaquín Garat Caramé, que hasta tienen un general de ecología.

Para defender la ecología, que no os enteráis, no hay nada como el ejército. Ellos son los que defienden la ecología, los que cuidan los espacios naturales (que por cierto convienten en campos de tiro y de uso exclusivo para sus cosas), los que nos salvan.

Claro que con igual peso científico, podrían postularse como campeones de la ecología las empresas de energía nuclear y otros grandes campeones de la ecología.

Lo que hay que oír.


¿En las 10 empresas más importantes del mundo no hay ninguna militar?

8 de diciembre de 2012

Aero + L-39 Albatros + + +% 28Breitling Jet + Equipo 29%

Fuente.

Nos ha causado mucha extrañeza la noticia de que las 10 empresas más peligrosas son:

  1. Chevron (por sus múltiples vertidos, por pagar a milicias para proteger sus intereses de manera muy violenta)
  2. De Veers (esta empresa no escatima en gastos, y financia, apoya y crea autenticas guerrillas y dictaduras del terror para poder seguir obteniendo mediante explotación de niños y adultos, la preciada piedra, los diamantes.  No dejemos de lado su nula responsabilidad ambiental, sus nulos derechos laborales, las vidas humanas, y sus campañas rancias y machistas).
  3. Phillip Morris (mayor fabricante de cigarros del mundo, contaminando la tierra con sus extensos monocultivos, las aguas y la atmósfera).
  4. Coca-cola (por sus malas prácticas ecológicas, su mal uso del agua, …)
  5. Pfizer (por el uso masivo de animales en sus experimentos, también por el uso de niños nigerianos como conejillos de indias)
  6. Mc Donalds (muy activa en deforestación de selvas, explotación laboral y muerte de millones de animales, el maltrato a los animales de los que saca sus productos, etc.)
  7. Nestlé (por la deforestación masiva de Borneo para cultivar aceite de palma, Nestlé realizó esfuerzos mundiales para instar a las madres de países del tercer mundo a utilizar su sustituto de leche para lactantes en lugar de la lactancia materna, sin advertirles de los posibles efectos negativos)
  8. British Petroleum (entre enero de 1997 y marzo de 1998, BP fue responsable de una friolera de 104 derrames de petróleo, …)
  9. Monsanto (creadores y fomentadores de los alimentos genéticamente modificados, hormonas de crecimiento bovino y el envenenamiento por agrotóxicos. La lista de Monsanto incluye la creación de la semilla “exterminadora” , que crea plantas que nunca dan semillas para que los agricultores deban comprar cada año, …)
  10. La minera brasileña Vale (que está destruyendo la amazonía brasileña, …

Es estudio añade que existen lamentablemente muchas otras corporaciones que deberían estar presente en esta lista, algunas como Samsung, Tepco, Barklays, Microsoft, Intel, Sony…, etc.

Realmente estamos de acuerdo en todas y cada una de las apreciaciones que hacen, pero nos parece extraño que no se incluya ninguna empresa de la industria militar en este listado.  ¿Qué ocurre, que son ecológicamente limpias, son socialmente éticas y responsables, no contaminan a la naturaleza, no son, por definición, nocivas para el medio ambiente y las sociedades humanas, no generan las industrias de armas violencia directa, estructural y cultural, no provocan guerras y matanzas sus “productos”?

Nos parece necesario que el ecologismo incluya en sus análisis la cuestión militar y que dejemos de ser mundos separados.

¿Merecería la pena incluir a Lockheed Martin, 1ª fabricante de armas mundia, a la británica BAE Systems (2ª), a Boeing, Northrop Grumman, General Dynamics y Raytheon, EADS (7ª mundial), la italiana Finnemeccanica (8ª), L-3 (electrónica y servicios) estadounidense y 9ª y United Technologies (del sector aeronáutico y motores) y también yanki, que completa el top ten?   Entre todas facturaron 230.290 millones de dólares en 2010.


Rescatemos Las Muelas (Valencia)

3 de diciembre de 2012

Cayetano

Fuente: ABC

No nos hemos vuelto locos, o no del todo.

Las Muelas es un paraje que se encuentra en Paterna (Valencia) sobre el que el Ministerio de Defensa tiene un campo de tiro.

Ignoramos el modo en que Defensa se adjudicó este territorio: si lo compró, lo expropió, se lo regalaron, se lo quedó,…  Pero sí sabemos que desde hace ya un tiempo a Defensa no le sirve para nada (como tantos otros campos de tiro e inmuebles que mantiene retenidos con tal de no darles utilidad social) y lo ha ido vendiendo a cachos, como cuando cedió al ayuntamiento más de 700.000 metros cuadrados para construir viviendas.  Ahora Defensa saca a subasta otro pedazo, esta vez por 10 millones de euros de tipo de salida (lo que implica que se comprará por más). Se trata de  algo más de  647.000 metros cuadrados colindantes con el barranco de Andolsa.

¿Y quién y para qué puede querer esos terrenos? Pues muy sencillo. Los empresarios de Paterna, que planean quedárselos, conseguir apoyo municipal y construir en Paterna la quinta zona franca de España (tras las de Vigo, Barcelona, Las Palmas y Cádiz, todas ellas construidas en tiempos de Franco). Una zona franca,por si no habéis caído en la cuenta, es un gran negocio empresarial, con exenciones de impuestos a las entradas de productos desde el extranjero, etc.

Vayan atando cabos, que seguro que encuentran una cierta lógica sutilmente programada, en el negocio de la venta de estos terrenos militares:

1) En el mes de septiembre de 2012, hace menos de tres meses, la asociación de empresarios de Valencia ofreció junto con el alcalde de Paterna una rueda de prensa para explicar el “apoyo” de los empresarios a la contrucción de una zona franca en Paterna. “El hecho es que la Comunitat cuenta con el primer puerto de todo el Mediterráneo, líder en recepción de contenedores provenientes de China, y la creación de una zona franca supondría una aliciente para la entrada de nuevas empresas a la Comunitat Valenciana”, apuntó Agustí.

Lo podemos consultar en el periódico digital Valenciaplaza.com.

Señalemos que desde tiempos de Franco no se ha aprobado en España ninguna nueva “zona franca” ni se tenía noticia alguna de una reivindicación parecida.

2) El tal Agustí mantuvo reuniones en Septiembre con el Secretario de Estado de Comercio y con el Director General de Infraestructura del Ministerio de Defensa.  ¿Curioso?

3) En la rueda de prensa ya referida, el alcalde de Paterna señaló que el Ayuntamiento de Paterna está convencido con la puesta en marcha de un proyecto que puede suponer un enorme beneficio para el municipio, para la Comunitat Valenciana y para el propio Gobierno de España, ya que “supone dar salida a los terrenos del antiguo campo de tiro de La Muela que el Ministerio de Defensa quiere subastar, no requiere una fuerte inversión por parte de la Administración y permitirá la llegada de nuevas inversiones que generen riqueza, empleo y bienestar”.

Osea, que el pelotazo es de doble dirección, para el Ministerio de Defensa, que saca tajada, y para el empresariado, que saca tajada.  ¿Qué sacamos los ciudadanos?

Recordemos ahora que el Parque Natural del río Turia pasa por Paterna. ¿Qué dirá de este pelotazo la Plataforma Cívica Paterna Respira, constituida para conseguir que los terrenos de La Muela reviertan al pueblo?

Pero, ¿y los intereses de la gente, del medioambiente, de un desarrollo sostenible y de rostro humano en Paterna y su área de influencia?

Por eso debemos rescatar Las Muelas antes de que todo estos negociantes nos saquen las propias en este nuevo negocio para unos pocos.


El Ejército es un negocio: publicada la memoria del INVIED 2011: El ejército “gana” más de 84 millones de euros en venta de imuebles

3 de agosto de 2012

Memoria de Actividades 2011Fuente: Invied

El ejército, amén de la estructura militar que mantiene en teoría para nuestra defensa, es un gran negocio.

Durante 2011 ha obtenido 84,6 millones de euros de venta de inmuebles “de su propiedad”, como son el cuartel del Brull de Ceuta, El cuartel de la Remonta, o terrenos para la especulación urbanística.

Además de ello, el INVIED ha realizado contratos con terceros por importe de más de 97 millones de euros, y ha regalado cuantiosas ayudas a militares para adquirir viviendas a precios irrisorios.

Junto al capítulo de ingresos varios, la Memoria 2011 del INVIED  (la primera que efectua en su vida) informa que el ejército tiene en el disparadero otros 8.065 inmuebles para vender (de ellos 7.333 viviendas, de ellas 1.645 vacías y 732 locales), 167 solares (por casualidades de la vida no nos cuentan si están en rústico o en urbano ni el número de metros cuadrados de estos) y otros 5.202 inmuebles que no piensa vender, así como que ha conseguido en este año 457 inmuebles “desafecataados”  (osea que antes eran de otra administración pública y afectados a alguna actividad o interés público) y puestos a su disposición.

Entre los negocios que destaca esta memoria, el INVIED va a vender:

1) un millón de metros cuadrados de los casi dos millones que posee en los antiguos cuarteles de campamento (“Operación Campamento”) por 150 millones de euros. En su conjunto se va a intervenir urbanísticamente sobre los dos millones de metros cuadrados (el 49% de propiedad después de vender el resto del INVIED, que será socio privilegiado de la operación), lo que mplica incrementar al menos por siete el valor teórico de los terrenos.

2) Ayuntamiento de Constantina (Sevilla) al que el ejército vende terreno que segrega de su extenso terreno en esa localidad para acometer un amplio conjunto de viviendas residenciales. La memoria no cuantifica este negocio.

3) Convenio para permutar las 12 hectáreas que tiene el ejército en Toledo (antigua fábrica de armas) por 27.795 metros cuadrados que le entregará Toledo para uso terciario (tampoco se especifica el valor real de esta operación). El convenio se suscribe con el Ayuntmaiento de Toledo y la Junta de Castilla la Mancha.

4) Convenio con el Ayuntamiento de San Fernando de Cádiz por el que el INVIED entrega al Ayuntamiento 3012 metros cuadrados ubicados en el antiguo polígono de tiro naval a cambio de que el ayunamiento le permita aumentar la edificabilidad de las restantes propiedades del ejército en la ciudad en igual número de metros cuadrados.

5) Venta al ayuntamiento de Cádiz del antiguo club de suboficiales “marte” en la ciudad, tampoco sabemos en qué precio.

6) Convenio con el Ayuntamiento de Palma de Mallorca para la edificación de una amplia colonia urbana en la ciudad, parte de ella en terreno del ejército.

En resumidas cuentas, el ejército cambia su fisionomía a pasos acelerados y a lo que parece, cada día se parece más a un ONG (pos sus labores de injerencia humanitaria); a un grupo ecologista (por su ingente “lucha en favor del medioambiente” y en su lucha contra las catástrofes) y a un ministerio de fomento (por su colaboración en el desarrollo urbanístico y de infraetructuras del país).

Claro, que esto es “a lo que parece”, porque en realidad su oenegenización no es más que un subterfugio para buscar legitimidad en su pretensión de injerencia humanitaria, su ecologismo un subterfugio para apropiarse de los espacios naturales en beneficio del militarismo y su fomento un encubrimiento de una especie de negocio inmobiliario que se aprovecha de la condición del ejército de primer terrateniente del estado y que se queda con el dinero de estas enajenaciones que provoca no para fines socialmente útiles, sino para financiar la compra de armas y su apuesta por el complejo militar-industrial.


Presas y energía eléctrica: ejemplo de nuevos conflictos internacionales en seguridad ecológica

19 de julio de 2012

El agua, su posesión, sus diversos usos y abusos van a ser en el futuro focos de conflictos cada vez más importantes.

Ahora os proponemos una perspectiva de análisis sobre el agua y su utilización dañina para obtener energía en las presas.  Hacemos referencia a FP en lo que llama lista de aguas turbulentas.  En este caso se trata de aprovechar la fuerza del agua para obtener energía eléctrica y conflictos entre países colindantes, pero también entre actores no estatales como grupos indígenas, ecologistas, sociedad civil, veamos algunos ejemplos:

  • En Belo Monte, Brasil, Amazonas.  Enfrentados:  el gobierno de Dilma Rousseff, grupos indígenas, ecologistas y celebrities varias.  Se prevén alrededor de 500 kilómetros de tierras inundadas, el desplazamiento de 50.000 personas –en su mayoría población indígena– con los consiguientes efectos medioambientales y sociales.
  • Ilisu, Turquía.  Enfrentados:  El gobierno del AKP, kurdos, Siria, Irak y los amantes de los patrimonios culturales.  Afectará entre 50.000 y 78.000 personas, en su mayoría de etnia kurda y otras minorías. Algunos informes realizados sobre el terreno informan ya sobre la mala gestión a la hora de restablecer e indemnizar a los afectados por parte de las autoridades turcas. Además de las protestas sobre los efectos socioeconómicos y los temores medioambientales, la polémica se ha desatado porque la construcción de la presa se llevará a cabo en Hasankeyf, una ciudad de 1.800 años de antigüedad a orillas del Tigris, con la consiguiente pérdida de cientos de restos arqueológicos.
  • Myitsone, Birmania.  Enfrentados:  Gobierno Birmano, China, la premio Nobel de la Paz  Aung San Suu Kyi, la sociedad civil y el grupo étnico Kachín.  Las críticas se centran en el aumento de la violencia en el problemático Estado Kachín, donde se planea construir la presa, y el temor a la creciente influencia de China en Birmania. El proyecto podría ser uno de los factores que han vuelto inflamar en los últimos meses el largo conflicto que mantienen el Ejecutivo y los rebeldes kachín, según la organización Human Right Watch, puesto que este grupo étnico sería el más afectado por los efectos medioambientales y sociales de Myitsone. No solo la población kachín está en contra de la presa, la sociedad civil y la premio nobel de la Paz Aung San Suu Kyi se han sumado a las protesta. Argumentan que el proyecto viola la voluntad de los ciudadanos –que consideran este río la cuna de la civilización birmana– y alertan de cómo el país corre el riesgo de convertirse en una colonia china.
  • Gibe III.  Etiopía.  Enfrentados:  Los gobiernos de Etiopía y Kenia, la compañía italiana Salini Costruttori, bancos chinos, las comunidades indígenas y la Unesco.  Unas 500.000 personas podrían verse afectadas, desde al menos 8 tribus indígenas en Etiopía que viven en el valle del río Omo hasta unos 300.000 habitantes del Lago Turkana en Kenia, considerado patrimonio cultural por la Unesco y que se opone también al proyecto. Las obras de la presa comenzaron en 2006 y algunas organizaciones medioambientales occidentales acusan al Gobierno etíope de haber iniciado la construcción sin consultar e informar a las comunidades afectadas y sin valorar el enorme coste social y medioambiental. La presa reducirá en gran medida, según algunos estudios, el cauce del río Omo, del que el lago Turkana recibe el 90% del agua, poniendo en riesgo el sustento de pescadores y agricultores en una zona ya muy vulnerable a la sequía y los efectos del cambio climático.
En otra entrada anterior comenzábamos a hablar del concepto de seguridad ecológica del cual ha de formar parte el asunto del agua y los conflictos que acarrea.  Ahora que todas las naciones quieren reconfigurar sus conceptos de defensa (aunque lo hacen con el turbio interés de promover más el militarismo), es necesario que la sociedad civil y los grupos ecologistas se posicionen en este tema:  la interconexión del mundo de la ecología y del mundo de la seguridad y de la defensa.  Si no lo hacemos nosotros, lo harán ellos y si lo hacen ellos sabemos que el asunto va a ser más militarismo, más guerras y más muertos.  Los resultados serán los previsibles:  más conflictos internacionales en los cuáles la gente normal resultará muerta o sus bienes destruidos, además de que los que se benefician del militarismo y del comercio de armas.
El uso del agua es vital y, por lo tanto, los militaristas lo quieren militarizar (de facto o por ley) y se quieren apropiar de ser los únicos que propongan medidas para enfrentar los conflictos que surjan de su uso.  Otro paso más en la militarización social que va a avanzando paulatinamente.
Pero las cosas se pueden hacer de manera alternativa (Transformar el conflicto por el agua entre Israel y Palestina en una cooperación y desarrollo comúny es necesario que ecologistas y pacifistas nos reunamos para debatir cómo y para proponer a la sociedad alternativas.  Las bases de actuación que podemos aportar las ongs en estos conflictos son muy diferentes:
  • ética
  • noviolencia
  • cooperación y solidaridad
  • desarrollo humanitario
  • no nacionalismo
  • no al militarismo y a la violencia,
  • ecologismo social,
  • etc.

Todo ello para ir configurando las líneas generales, pero también prácticas concretas que definan, poco a poco, una nueva cultura de paz y de defensa.


Transformar el conflicto por el agua entre Israel y Palestina en un cooperación y desarrollo común

15 de julio de 2012

Fuente:  FP.

Con este atractivo subtítulo:  “¿Es posible transformar la crisis de recursos hídricos en la región en una oportunidad para promover la paz?”, FP nos ofrece una visión de cómo transformar un problema:  la escasez de agua en una región, en una oportunidad para el diálogo, la negociación, la colaboración y las empresas comunes y colaborativas entre los países en conflicto.

El agua es vital para la vida de las personas y de los países.  Su escasez puede llevar en un futuro cercano a guerras, migraciones masivas y diversos conflictos ecológicos.  ¿Cómo enfrentarse a ellos?  Desde el punto de vista militar sólo existe una forma:  militarizando el agua, sus fuentes, su utilización, su distribución.  Sólo ven la posibilidad de invadir, controlar en exclusiva, para luego poner condiciones a los demás para enriquecerse con el agua que han conquistado.

La situación en la Franja de Gaza es especialmente dura:   además de la mayor escasez de pluviosidad y de reservas de agua subterránea, según un reciente informe de la ONG Save the Children, el 90% del agua de la Franja presenta altos índices de fertilizantes, residuos y metales, haciendo que no sea apta para el consumo humano en aplicación de los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según este informe, su alcantarillado ha resultado destruido por la campaña “Plomo Fundido” en enero de 2009 y las sucesivas operaciones militares, mientras que las depuradoras están sobresaturadas o faltas de combustible para poder funcionar, con lo que el número de casos de diarrea infantil y otras enfermedades se han multiplicado en los últimos 5 años (en que Hamás se hizo con el poder por las armas y el Gobierno israelí comenzó a aplicar un férreo bloqueo de la Franja).

Han sido múltiples los intentos de los negociadores interrnacionales por conseguir que el conflicto del agua entre Israel y Palestina se resuelva de manera colaborativa y pacífica, sin embargo, si el Proceso de Oslo (1993-2000) posibilitó que israelíes y palestinos dejaran de ver la cuestión del agua como un juego de suma cero para plantearlo como de suma positiva –donde la cooperación e integración de sus recursos hiciera aumentar la disponibilidad de éstos–, la Segunda Intifada (2000-2005) tiró por la borda todos estos planteamientos y creó un clima de desconfianza mutua que se prolonga hasta hoy en día.

Sin embargo, los intentos se suceden:  dentro de esta situación de parálisis negociadora general, que se manifiesta especialmente en ámbitos concretos como el de la gestión del agua, ha surgido una iniciativa internacional (con sede en India, patrocinio oficial de Jordania, y financiación de las agencias de cooperación suiza y sueca) que resulta realmente innovadora e interesante.

En febrero de 2011, tras una reunión en Mumbai (India) en la que participaron un centenar de dirigentes y expertos de Israel, Palestina, Jordania, Líbano, Irak y Turquía, el Strategic Foresight Grouppresentó un exhaustivo informe de 180 páginas en el que demuestra cómo los cauces de los ríos de la zona van disminuyendo progresivamente, y cómo otras reservas como el Lago Tiberiades o el Mar Muerto van reduciéndose (el primero hasta niveles críticos, el segundo hasta comenzar incluso a desaparecer al ritmo de evaporación actual y falta de reposición). Por ello, han propuesto la creación de un “Consejo de Cooperación para la Gestión Sostenible del Agua”, que incluiría a Turquía, Siria, Líbano, Jordania e Irak, permitiendo canalizar los excedentes de unos a aquellos que presenten déficits. Y también un paquete de medidas de confianza entre Israel y Palestina, que permitiera la reactivación de la Comisión Conjunta del Agua bajo la supervisión y arbitrio del Cuarteto (formado por EE UU, la UE, Rusia y la ONU) o bien de algún donante internacional como el Banco Mundial.

De esta forma el informe “Paz Azul” propone transformar la crisis del agua en Oriente Medio en una oportunidad para promover una nueva paz regional basada en el axioma de que dos países fronterizos con acceso a suficientes, limpios y adecuados recursos hídricos ya no se sentirán motivados para entrar en conflicto bélico, pues éste resultaría altamente perjudicial para ambos. 

Una buena propuesta de colaboración y de gestión alternativa de un conflicto.  Si todo lo que se dedica a armas se dedicara a promover y llevar a cabo este tipo de iniciativas, otro gallo nos cantaría en la mayoría de los conflictos.  Muchos conflictos bélicos derivan de situaciones de desigualdades estructurales que se enquistan y en las que no se gastan las suficientes energías para poder dar un abordaje alternativo y más creativo.  Ojalá la cooperación de un poco de paz a una zona tan necesitada.


A %d blogueros les gusta esto: