El Presidente de la Comisión de Defensa revela sus deseos

4 de septiembre de 2012

La+bella+Carla+Antonelli

Fuente: Infodefensa.

La comisión de defensa del Congreso de los Diputados no se ha carcterizado, hasta la fecha, por ejercer una labor especialmente útil ni de control al gobierno, ni de planteamiento de propuestas  sobre la política de defensa española. No en vano, ni siquiera es consultada previamente sobre los principales documentos del planeamiento, ni sobre el presupuesto y el gasto militar, ni sobre la venta de armas, etcétera.

1) Política de defensa: El mismo consenso, los mismos burros, distintos collares:

Ahora su Presidente, Agustín Conde, ha desvelado en una entrevista realidada por Europa Press,  sus pretensiones y deseos para el período de sesiones de Congreso, ratificando las dos cosas que ya sabíamos de antemano:

a) Que no piensan hacer ninguna concesión a nadie y van a ir a piñón fijo en sus políticas, dictadas por y desde los intereses militaristas.

b) Que esperan que el hasta ahora inquebrntable consenso (por activa en el caso del PP y el PSOE y por inacción en el del resto de fuerzas políticas) en materia de política de defensa, no se rompa con la inoportunidad de plantar alternativas o de cuestionar cosas.

Lo dice el señor Conde de diversas maneras durante la entrevista:

  • Al afirmar que en su condición de presidente de la comisión de defensa, garantiza el apoyo de la Comisión  de Defensa a la exportación de armas a otros países y a la industria militar española, porque crea mucha riqueza y nos ha dado aliados que nos nutren de petróleo (se refiere a Arabia Sauí, país democrático y pacífico donde los haya y a quien vamos a vender una pila de tanques Leopard).
  • Al afirmar que espera el apoyo sin fisuras al PP y al gobierno por parte de la comisión de Defensa en la solución de la impagable burbuja militar por la adquisición de los programas especiales de armamentos (en a actulaidad unos 36.000 millones de euros), o al menos contar con la complicidad de PSOE y CIU al respecto.

Si ponemos en relación esta postura monolítica de afirmación de un consenso “desde arriba” entre “al menos” el PSOE-PP-CIU en materia de política militar (consenso que consiste en que la política es invariable desde hace 30 años y no cuestiona ninguna de las bases de la política militar generadora de un enorme déficit económico militar, creadora de un enorme gasto militar en detrimento de gasto socialmnte necesarios, impulsora de una industria militar que exporta inmoralmnte armas y confllictos, intervencionista, sobredimensionada, usada para fines políticos poco sostenibles, incentivadora de una casta militar privilegiada y de una visión militarista de la seguridad) con la negativa reciente del PP a que comparezca el ministro de Defensa en la Comisión de Defensa para explicarse, nos parece muy claro el papel que el PP da a las alternativas en materia de política de defensa y a la propia oposición parlamentaria al partido tácito militarista compuesto por “al menos” PP-PSOE-CIU.

2) Lo insostenible de un modelo de defensa desfasado obliga a cambios “para que todo siga igual”

Ahora bien, la entrevista de Conde nos permite descubrir como las politicas de defensa del consenso PP-PSOE-CIU han entrado en barrena y no se sostienen, por lo que deben sufrir ciertos retoques para que siga incólume el planteamieno militarista de la defensa del que participan estas fuerzas políticas:

  • Conde nos explica que ha llegado el momento de plantearnos si deben darse reducciones de las fuerzas armadas que afecten a la cúpula, y así, predica si es necesario contar con los 26 tenientes generales en activo o hay que provocar una reducción también desde arriba

En realidad el sobredimensionamiento de las fuezas armadas españolas es muy antiguo y responde al intento de acometer reformas internas sin “molestar” a la cúpula militar. En la actualidad mantenemos un mando militar por cada 2 efectivos, lo que implica un grado de sobredimensión alarmante y grosero.

  • También señala Conde que hay que preguntarse si necesitamos los 800 carros de combate “comprometidos” con las indistrias militares (e impagables) y los 27 aviones de abastecimieno A400M igualmnte comprometidos y que, curiosamente, son parte del grave problema de deuda militr impagable.

No cuestiona Conde otras inversiones comprometidas y que nos arruinan, como los portaaviones, aviones de combate, etcétera, que tamoco se necesitan para la defesa (sin embargo vienen muy bien para hacer política de “gestos ” con los aliados y para mostrar nuestra vocacion a ser cola de león en la geopolítica), pero veladamente nos dice que  “…no podemos fingir que no pasa nada y mantener unas capacidades que no se pueden sostener”, ha recalcado.

  •  Además de ello, el ex alcalde de Toledo pide que se replatee la costumbre y generosidad española en proveer de oficilidad a los organismos internacionales de defensa y a las misiones extriores internacionales.

3) Conde, enseñando más allá de donde probablemente quiere, las vergüenzas de su planteamiento, nos dice que tiene varias preocupaciones (que deben coincidir con las de los ejércitos):

  • Que las revoluciones árabes nos han traído peores aliados que antes y “alumbrando regímenes que no son los más deseables”.
  • Que España debe luchar en el norte de Mali porque de ahi nos viene inestabilidad y gran parte de la enorme (¿?) inmigración ilegal que padecemos.
  • Que Siria está masacrando a su población y hay que arreglar aquello aunque Rusia y China están bloqueando el arreglo
  • Que hay que replantearse las misiones exteriores españolas porque consumen 1/4 de nuestro presupuesto de defensa.

Con todo ello, Conde no hace sino ratificar un política de defensa nefasta, insostenible, agresiva, militarista y, sobre todo, sostenida por un complejo de intereses militar-industrial-políticos que no son compartidos por la sociedad, aunque son apoyados por el partido militarista tácito y monolítico que apoya a las élites que no dominan y es apabullantemente mayoritario en el Parlamento.

Anuncios

Cayo Lara plantea algunas alternativas a la actual política de defensa

11 de agosto de 2012

sin título

Fuente: Atenea Digital

Seis grandes ejes pretende IU alterar de la actual política de defensa:

  1. Restringir las fuerzas armadas a la defensa del territorio nacional
  2. Abandonar la injerencia en operaciones en el exterior
  3. Limitar los programas de adquisición de armamento
  4. Dar participación y protagonismo a la comisión de defensa y al parlamento en el planeamiento de la defensa, haciendo que sus decisiones sean vinculantes desde la elaboración de la directiva de defensa y el resto de las decisiones.
  5. Desvincular nuestra defensa de los intereses de la OTAN
  6. Reducir los efectivos del ejército.

Este planteamiento se deduce de la entrevista concedida por Cayo Lara a Atenea Digital y supone, por primera vez en muchas legislaturas, un enfoque global y diferente del pactado entre PP-PSOE de la política de defensa por parte de algún grupo parlamentario.

Llama la atención, por primera vez, que una fuerza política pida que las decisiones de la política de defensa dejen de ser un coto cerrado del ejército y del ministerio de defensa y pasen a ser públicas, transparentes y controladas desde el parlamento (que hasta ahora ha tenido, incluida su comisión de defensa, un papel de mero adorno).

En el momento en que Rajoy acaba de firmar una directiva de defensa que no ha pasado ni ha sido consultada en el Parlamento, resulta cuando menos pertinente reclamar un cambio de rumbo y, como hace ahora por primera vez IU, ofrecer un planteamiento netamente discrepante de la política de defensa vigente.

Así no podrán decir el PP-PSOE que para qué someter la directiv a debate, si todos están de acuerdo.

En nuestro criterio faltaría ahora complementar estas lineas propuestas por IU con otros ejes igualmente importantes:

  1. Restringir el complejo militar-industrial y la venta de armas.
  2. Aplicar programas de reversión del patrimonio militar sin utilidad para la defensa a fin de que se reconvierta a fines socialmente útiles
  3. Negar la legitimidad del pago de la deuda militar injusta y que actualmente llega a 36000 millones de euros.
  4. Dotarnos de una verdadera cultura de la defensa que empodere a la sociedad de la idea de defensa y la haga participe en la definición de lo que hay que defender, como  y quiénes han de hacerlo.
  5. Iniciar un proceso de transarme desde el actual modelo de seguridad militar hacia el más dinámico y alternativo de seguridad humana, basado en la lucha por los derechos y libertades, el respeto de la naturaleza y la visión del mundo más global y solidaria.

Pertenece España a los militares? El patrimonio y los negocios de los ejércitos

6 de agosto de 2012

Auschwitz

Fuente: Artículo publicado por Utopía contagiosa en el periódico es hora el 3 de agosto de 2012

Antes se solía decir que España éramos todos (con la sana intención de recaudar solidariamente los impuestos al contribuyente).  En nuestra opinión puede que España seamos todos, pero sólamente si por todos se entiende el Ejército.

En este artículo queremos analizar públicamente un aspecto del militarismo hispano al que no se le ha solido dar casi importancia, pero que pensamos que la tiene, y mucha: la inmensaposesión de bienes, tierras e infraestructuras que pertenece a lo militar y las consecuencias que ello ha tenido siempre, pero, sobre todo, que va a tener en los próximos años debido a la enrome deuda militar de más de 36.000 millones de €.  que mantiene el ejército, a su pretensión de incrementarla con nuevas adquisiciones de armamentos en lo que parece como un segundo ciclo armamentista, y a la pretensión de enajenar una gran parte de estos bienes militares para financiar el enorme gasto militar en armas.

El título del artículo no nos parece exagerado si consideramos que el Ministerio de Defensa cuenta con una cuantiosa red de infraestructuras que lo convierte en el principal terrateniente del estado, por encima del segundo del ranquing (la iglesia) y de los demás. Son de su propiedad las instalaciones de los miles de cuarteles militares, instalaciones de comunicaciones, pistas de aviación, carreteras, ferrocarriles, campos de entrenamiento y tiro, centros de investigación, de vigilancia, bases en diversos territorios y en territorios fuera de España, centros tecnológicos y de investigación, centros de cría caballar, hospitales, aeropuertos, puertos militares, museos y castillos, cárceles, viviendas, economatos y mercados, explotaciones agrícolas  e incluso islas, espacios naturales y cementerios, etc.

Una particularidad de las propiedades militares es su opacidad y ocultismo. Un ocultismo que ha sido denunciado por los pocos investigadores que se han aventurado a intentar cifrar los bienes y el patrimonio de los ejércitod. Sabemos que queda mucho oculto en este listado inicial que os ofrecemos.  No hemos podido encontrar, por ejemplo, el listado completo de acuartelamientos por provincias y ello elevaría en mucho metros cuadrados y en muchas edificaciones los inmuebles del Ministerio de Defensa.

¿Por qué no se publicitan estos datos de las propiedades del ejército?  ¿Hay algo que ocultar en todo ello?  Sólo con la punta del iceberg que os hemos expuesto queda claro quién manda en España a nivel de infraestructuras.

El Ministerio de Defensa no sabe, realmente, qué posesiones tiene.

¿Cuáles son las posesiones inmobiliarias del Ministerio de Defensa y de sus tres ejércitos?  No se sabe.  No lo saben claramente ni ellos. No existe oficialmente un inventario completo.

Tanto tienen y tanto están acostumbrados a tener que durante muchísimos años no han hecho el menor caso ni han sentido la necesidad de hacer un registro de qué les pertenece.

De hecho, en su propia página web reconocen que hasta 2003 no tenían un planificación sobre inversión de infraestructuras a largo plazo. Ello quiere decir que en infraestructuras militares reina la improvisación y desorden (lo cual compagina muy bien con otra de sus políticas, la de renovar el armamento mediante los Programas Especiales de Armamento que ha deriva en una deuda de 30.000 millones de euros por la mala gestión política de los programas).

Existe un catálogo de bienes de la defensa que, en realidad, sólo tiene catalogado los bienes adquiridos últimamente o los que has supuesto litigio con vecinos de los pueblos donde se encuentran (normalmente por discusiones sobre lindes o por perjuicios a estos vecinos) y existe otro (también incompleto) catálogo de patrimonio histórico de la defensa.

Sin embargo, este orden de cosas no podía seguir así y Convergencia y Unió en su programa electoral para las elecciones de 2011 ya manifestaba que “promoveremos un  mapa de usos de los bienes inmuebles de los Ministerios de Defensa e Interior, con inventario detallado en cada  CCAA y se pedirá que los equipamientos militares y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en desuso o baja utilización, como se lo caso del cuartel de El Bruc,  se cedan sin condiciones y de forma íntegra a las Administraciones Catalanas competentes para destinarlas a fines sociales, culturales o de ocio”.

Parece que el Gobierno de Rajoy y el Ministro de Defensa Morenés han tomado la idea en serio y han anunciado, a través del Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, en Julio de 2012 que “en seis meses se dispondrá de una especie de ‘Libro Blanco de la Infraestructura de Defensa’”.


El organigrama y la política de Defensa en cuanto a infraestructuras.

En el Ministerio de Defensa existe una Dirección General de Infraestructura (dirigido por el Teniente General del Ejército del Aire, Eduardo Zamarripa Martínez, nacido en Madrid en 1945), que “es el órgano directivo al que corresponde la preparación, planeamiento y desarrollo de las políticas de infraestructura, medioambiental y de los sistemas, tecnologías y políticas de seguridad de la información del Ministerio de Defensa, así como la supervisión y dirección de su ejecución”.

También existe desde 2003 un Plan Director de Infraestructuras (PDI) con duración prevista hasta 2017 (aunque otras fuentes del Ministerio de Defensa le dan vigencia hasta 2021). Este Plan explica que “por primera vez en la historia del Ministerio de Defensa, contempla una planificación a largo plazo de las inversiones en infraestructura”.

Una de las características de este PDI es “la apuesta decidida por la externalización del mantenimiento de la infraestructura. En este sentido, conviene resaltar que se tiene prevista la externalización de 18 bases o acuartelamientos, pudiendo ser 21 en función de los procesos de concentración de las bases “Alemán Ramírez” de Las Palmas de Gran Canaria, “Alfonso XIII” de Melilla y “General Pardo de Santayana” en Ceuta”.


Breve catálogo de infraestructuras del Ministerio de Defensa.

A la espera de lo que van a publicar en pocos meses en el Libro Blanco de Infraestructuras, podemos adelantar algunos datos para que tengamos una primera impresión de qué posee el Ministerio de Defensa:

  • Generales.

El Ministerio de Defensa dispone de un grandísimo número de cuarteles, ministerio, oficinas del ministerio en las distintas provincias, acuartelamientos, bases, campos de prácticas, campos de tiro para el ejército, la armada y el ejército del aire,etc., por todo el territorio español. Este patrimonio se encuentra exento del impuesto de bienes inmuebles y tiene un altísimo valor económico, lo que ha despertado operaciones especulativas como la llamada “operación campamento”.

  • Espacios naturales.

Por otro lado, si hablamos de espacios naturales, las Fuerzas Armadas disponen de 33 campos de maniobras y entrenamiento (según sus datos, aunque posiblemente sean más) repartidos por todo el territorio nacional, con una extensión global superior a las 150.000 hectáreas, 1.500 millones de metros cuadrados. (Impresionante cifra, ¿eh?, sobre todo si a ella le añadimos todas las demás propiedades del Ministerio)

  • Problemática ambiental.

El Ministerio de Defensa suele sacar pecho en cuanto puede de lo útil que es para la naturaleza española el que ellos tengan la posesión de tantos terrenos.  Según el discurso oficial, gracias a ellos estos espacios se mantienen virgenes y sin las agresiones medioambientales y urbanísticas del resto del territorio.

El cinismo del Ministerio llega al límite de decir que estos espacios están protegidos porque “la utilización por parte de los Ejércitos evita las agresiones comunes a otras áreas naturales de España”.  Nada se habla de que en ellos se realizan prácticas de tiro con distintos armamentos y ejercicios de entrenamiento con la consiguiente contaminación de metales pesados, impactos acústicos, contaminación de aguas, suelos, aire, destrozo de flora y fauna, incendios, liberación de CO2 al aire, etc.

Presumen, por ejemplo de que “durante los años 2007 y 2008 se va a impulsar de forma prioritaria las actuaciones ambientales en estos espacios naturales, y se establecerán normas que prevengan el deterioro del medio natural y faciliten su conservación.  Asimismo, se impulsarán medidas para la conservación, mejora y recuperación del patrimonio natural, con actuaciones agroforestales para aumentar los sumideros de CO2 en las instalaciones de Defensa (mediante las  reforestaciones, el cuidado de los bosques, la lucha contra la erosión o la reforestación de terrenos agrícolas abandonados) , el desarrollo de un plan de defensa y mejora específico para fauna y flora autóctonas, experiencias piloto de cría y liberación de especies y acciones encaminadas a la lucha ecológica contra plagas.”

Lo más lógico y natural sería que estos espacios naturales tuviesen una gestión civil adecuada llevada a cabo por el Ministerio de Medio Ambiente y sus técnicos porque de no ser así se producen conflictos en los que suele perder el medioambiente y ganar los intereses no respetuosos del Ministerio de Defensa.  Un ejemplo de ello es la sentencia del Tribunal Supremo de abril de 2012 en la que  ”ha dado la razón al Departamento que dirige Pedro Morenés. Tras ocho años de litigios, el Alto Tribunal estima que Defensa no tendrá que comunicar a la Consejería de Medio Ambiente andaluza los ejercicios que vaya a desarrollar en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz.  El Ministerio de Defensa no tendrá que ‘avisar’ a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía cada vez que se vayan a realizar ejercicios o maniobras en los enclaves militares situados en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz (el campo de tiro del Centro de Ensayos de Torregorda y el campo de tiro de armas portátiles de Camposoto) tal y como pretendía la Junta de Andalucía. El argumento que usa el Tribunal Supremo es  que, en caso de conflicto entre la Defensa Nacional y la titularidad del espacio protegido, “siempre y en todo caso la Defensa tendría predominio absoluto”, tal y como contempla la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional”.  Será legal, pero quien sale perdiendo es el medioambiente.

Además, también es lógico pensar que el uso de estos espacios naturales debería ser abierto y público, para disfrute de todos, no sólo de los militares. ¿Por qué han de tener los militares privilegios por encima de los civiles?

Un claro ejemplo de conflicto civil-militar es el que ocurre en Baleares:  El Grupo Ornitológico Balear, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción,Greenpeace, SEO y WWF “piden al Patronato del Parque Nacional de Cabrera que rechace el Plan de Usos Militares presentado recientemente por el Ministerio de Defensa.  Las organizaciones señalan que estas maniobras tendrían impactos negativos en un área de alto valor ecológico“.  Nosotros nos sumamos a esta petición.  Los ecologistas argumentan que aunque el Plan de Usos Militares es conforme a la legalidad vigente, no parece que tenga ningún sentido hacer prácticas militares en pleno Parque Nacional.  Nosotros estamos de acuerdo porque:

  • En los parque nacionales hay que cumplir muchos requisitos para visitarlos, así por ejemplo, en Cabrera, las pernoctas para los civiles son muy poco amplias, 1 noche en julio y agosto, 2 en septiembre y 7 como máximo en el resto del año, esto es así para causar el menor daño ambiental. El Parque concierta visitas de hasta 60 personas, sin embargo, se prevé que serán 300 los militares que se salten la normativa y maniobren en este Parque Nacional. ¿Respetan los militares en sus maniobras las redes de senderos habilitados para el tránsito y la prohibición de no salirse de ellos?
  • También hay que cumplir unos rigurosos requisitos para realizar lo que se llaman “usos compatibles”, por ejemplo, en la pesca (que ha de ser artesanal) y como decíamos antes en las visita.  ¿Respetan los militares la pureza de las aguas y la biodiversidad de las costas?
  • Los militares no están (o no deberían estar) por encima de todo.  Antes bien, deberían estar al servicio de todos.  Esta actuación suya nos parece egoísta e insolidaria (valores que les suelen caracterizar).  Como dicen los ecologistas:  ¿no hay otro terreno que no sea un parque nacional para hacer entrenamientos?, ¿no tienen suficientes terrenos militares para no respetar la máxima figura de protección del medio ambiente?
  • En definitiva, ¿es compatible la figura de un Parque Nacional con la de un polígono militar para entrenamientos de guerra?

Infraestructuras militares de investigación que podrían (deberían) ser civiles:

Desde otro punto de vista, también son infraestructura militares que deberían reconvertirse a uso civil dos importantes centros de investigación:

  • El Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo.
  • El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Cuenta también con un complejo de investigación en armamento biológico, químico y nuclear en Getafe (“La marañosa”) en una extensísima finca y con un funcionamiento y financiación muy opacos a pesar de haber sido objeto de varias preguntas en el parlamento.


Infraestructuras sanitarias.

También posee otro organisms, el ISFAS con múltiples infraestructuras sanitarias como los hospitales militares de Madrid, Zaragoza, San Fernando (Cádiz), Ceuta y Melilla;  y unas 60 delegaciones por toda la geografía nacional.

Infraestructuras educativas.

En el aspecto educativo, el Ministerio de Defensa posee:

  • escuelas de oficiales y suboficiales
  • una Escuela Militar de Sanidad,
  • una Escuela de Militar de Estudios Jurídicos,
  • una Escuela Militar de Ciencias de la Educación,
  • una Escuela Militar de Intervención,
  • una Escuela Militar de Músicas Militares y
  • una Escuela Militar de Idiomas.


Otras infraestructuras.

Aunque sabemos que va a sonar un poco a guasa, también poseen los militares diversas infraestructuras, no despreciables como se verá a continuación, dedicadas a la cría caballar.  En concreto un centro de Dirección Gerencia en Madrid, un centro de cría en Jerez (Cádiz), otro en Écija (Sevilla), otro en Ávila, otro en Zaragoza, una escuela militar ecuestre y un Laboratorio de investigación aplicada.  Por más que hemos buscado algo relacionado con la cría de cabras para la Legión, no hemos sido capaces de dar con los datos, aunque algo ha de existir porque la susodicha cabra desfila bastante bien y en algún lado habrán tenido que criarla, seleccionarla y educarla castrensemente.  Siguiendo con el apartado zoológico, el Ministerio de Defensa posee un Museo, Biblioteca y Centro de Investigación Histórica del Centro Nacional de Veterinaria, en Madrid.

No podría faltar una Red de Bibliotecas de Defensa que está considerada de uso restringido pero que cuenta con 37 centros. Para completar la oferta existen, además, 25 archivos de temática y uso exclusivo militar.

Si seguimos con el tema cultural, la Red de Museos Militares está presidida por los tres Museos Nacionales pertenecientes a los Ejércitos de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, ubicados todos ellos en Madrid.  Además, la red se completa con otros 18 museos.

Con más arraigo histórico son las posesiones militares que tienen que ver con fortificaciones y castillos, con un total de 16 centros reconocidos.


Enajenaciones.

La siguiente noticia de 2008 es clave:  “Defensa cuenta con 11 millones de m2 para su enajenación”.  Desde 2004 hasta 2008, el Ministerio de Defensa ha vendido unos 9,3 millones de m2 de terrenos militares, gran parte de ellos para el montaje de toda la burbuja inmobiliaria y la cultura del pelotazo vivida en años anteriores.

Otra fuente para contrastar las posesiones sin límite del Ministerio de Defensa es el Ministerio de Vivienda que nos habla de 28 convenios con defensa desde 2004 a 2007.

El Ministerio hace caja  por tres medios:  ventas, subastas y convenios con otras administraciones (por ejemplo, en 2008 se convenió con el ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, Madrid, la venta de 115.000 m2 de la Estación Radiotelegráfica que el ayuntamiento compró para equipamiento público.  En el año 2007 se convenió la compra por el ayuntamiento de Hinojosa del Duque, en Córdoba, de 2 millones de m2 (200 Ha) para políticas de empleo rural; etc.).

Esta política de obtención de dinero líquido mediante las desamortizaciones tiene mucha tradición.  Ya en tiempos del ministro Eduardo Serra, del Partido Popular (1997), el diario EL PAÍS titulaba “La tercera desamortización” a un artículo en la que explicaba que eran más de 1.500 millones de m2 de superficie los involucrados en las enajenaciones, de los que 13,4 millones corresponden a edificios que querían enajenar los militares.  También reflejaba que en Ceuta y Melilla, sus propiedades suponen un tercio del término municipal. En la Península, dicho porcentaje ronda el 0,5% de la superficie de muchas provincias; aunque hay notables excepciones como Zaragoza (2,1%), Cádiz (1,7%), Madrid o Toledo (1,1%).  Es decir, que el Ministerio de Defensa es uno (o el principal) terrateniente del suelo español.

¿Dónde va este dinero?  Suponemos que a financiar, directamente el modelo militarista de dominación-violencia.  Actualmente nos tememos que va a ser una de las salidas que va a intentar taponar el enorme agujero de la deuda militar de 30.000 millones de € por el gasto en los desmesurados y mal gestionados políticamente Programas Especiales de Armamento.

LLamativamente, cuando Defensa revende terrenos que adquirió por expropiación (un método que se utilizó mucho después de la guerra civil para apropiarse de múltiples propiedades) no hace ninguna de las cosas que serían de justicia:

a) dado que el terreno deja de tener la función por la que se expropió, iniciar un expediente de reversión a su anterior dueño

b) Dado que el justiprecio pagado por su expropiación (cuando sus dueños no fueron obligados a fijar uno simbólico o a ceder o regalar los terrenos al ejército, otra forma de abuso) procedía de las cuentas públicas y no del ejército devolver ese dinero a las cuentas públicas para su destino a fines socialmente útiles.

El Ministerio de Defensa nunca se ha mostrado desinteresado en las negociaciones para hacer convenios o ceder terrenos a otras instituciones.  Por ejemplo, hace poco se anunciaba que va a ceder el uso de 62.000 m2 en el ayuntamiento de Tarifa a la Fundación Migres para que se monte un observatorio de migración de aves y sobre el cambio climático.  Dicho terrenos eran la antigua batería de costa D-8 Punta Camorro, desde hace tiempo en desuso.  Ahí han estado los terrenos desde hace mucho y Defensa los ha retenido aun cuando su utilidad militar era escasa o nula.  Además, Defensa no enajena la propiedad de los terrenos sino que cede su uso.  No hemos podido averiguar a cambio de qué ni por cuánto tiempo a pesar de consultar una decena de fuentes.  ¿Por qué será?.


Alternativas a las infraestructuras militares.

¿Sería lícito y moral, sería útil y necesario dejar de priorizar las necesidades militares para, en estos tiempos de tan duros ajustes económicos para los civiles, comenzar a priorizar las necesidades civiles antes que las militares?  En nuestra opinión, sí.

Es necesario exigir la solidaridad del Ministerio de Defensa con los demás ministerios y pedirles que la inmensa cantidad de terrenos que tienen con nulo o escaso uso, sean cedidos sin coste a los ayuntamientos para que puedan realizar las múltiples actuaciones sociales que se necesitan y que se encuentran interrumpidas, entre otras cosas, por la escasez de suelo a precios razonables.  Con ello nos beneficiaríamos todos y la economía se relanzaría.

Por otro lado, ganaría el medio ambiente porque, como decíamos más antes, las utilidades que se darían a muchos de estos lugares serían más adecuadas con el respeto a la naturaleza.

En el capítulo de alternativas, es exigible que el ministerio de defensa publique su completo patrimonio y sus usos a fin de que con absoluta transparencia, la cuidadanía pueda controlar estos y conocer este dato esencial.

Por otra parte se debe investigar qué bienes de titularidad militar no tienen un efectivo uso militar y darles el destino social necesario, para lo que es necesaria esta auditoría de bienes militares.

Existen infinidad de litigios repartidos por el territorio del estado que involucran a pueblos, vecinos y grupos sociales y a los terrenos militares o de apropiación militar. En nuestro criterio es necesario resolver de forma justa estos litigios y en favor del interés común, que suele coincidir con el de los litigantes civiles.

No es admisible la especulación de terrenos par sufragar la adquisición de armamentos. Debería por ley prohibirse esta ilegítima modalidad de hacernos pagar unas armas que no necesitamos ni queremos,


El ejército denuncia a agricultores por ocupar una finca baldía

5 de agosto de 2012

Joy + al + aprendizaje + para + la + mejor + + en + el futuro de Bangladesh

Fuente: Abc Sevilla

La finca “Las Turquillas” se encuentra en Osuna (Sevilla), ocupa más de 1200 hectáreas y en su imensa mayoría está baldía, sin uso alguno.

Los jornaleros, junto con sindicalistas del Sindicato Andaluz de Trabajadores, invadieron el pasado 24 de julio esta finca y empezaron a roturarla para labrarla y darle un uso social.

Con esta acción reivindican que la finca pase a manos de cooperativas de trabajadores y que deje de tener el uso caprichoso e insolidario actual  que mantiene en ella el ejército, propietario del terreno.

El ejército, principal terrateniente de España, cuenta con miles de fincas similares que no tienen ningún uso o que tienen un uso poco solidario y que agrede a la naturaleza y al derecho de las personas. Incluso ahora, con vacas flacas, se dedica a vender algunos de estos terrenos y a especular, para comprar armas, con el suelo que tan necesario es, como se ve, para dar trabajo a la gente.

Normalmente no se encuentran noticias en prensa oficial sobre los conflictos que generan en los  pueblos los terrenos de los militares, pero la realidad es que existen miles de conflictos y litigios por estos terrenos.

El presente ejemplo muestra la determinación de la gente por defender sus derechos y por reclamar mejoras sociales, un claro caso de defensa social noviolenta y precisamente frente a quien dice que está ahí para “defendernos”.

 


El reto de desmilitarizar la idea de seguridad

10 de junio de 2012

Beck% 3Astrange + aparición

Publicado en el periódico semanal es hora el 8 de junio de 2012.

No hace muchos días, en la cumbre de la OTAN, el desconcertado Rajoy señaló que los recortes obligados por la crisis (a la que nos ha llevado la mala gestión política y económica y lo insostenible de nuestro sistema depredador e inhumano) no deben afectar en absoluto a la seguridad de la sociedad. Sabemos que donde él dice seguridad no se refiere precisamente a lo que nosotros podríamos entender por seguridad (protección frente al paro o la enfermedad, trabajo digno, libertad para el desarrollo personal, respeto a la naturaleza, paz y justicia, etc.), sino a inversiones en armamentos, acumulación de fuerza militar y seguidismo de la doctrina de defensa del bloque de la OTAN.

Pero su apelación a la seguridad nos permite al menos confrontar la idea de seguridad “del sistema” y de los políticos que aparentemente lo gobiernan, y la aspiración de seguridad de los que padecemos las consecuencias de sus políticas.

Donde Rajoy y sus adláteres entablan acuerdos para dar seguridad a los banqueros, a los capitales y a los especuladores, o para garantizar la “estabilidad” del sistema económico, o para fomentar un incremento de los aparatos militares mediante inversiones multimillonarias en gastos militares, o para hacer uso de la fuerza o amenazar a otros pueblos con sus alianzas militares; donde ellos hacen esto, decimos, nosotros no hablaríamos de seguridad, sino de inseguridad, de la más absoluta inseguridad.

De hecho el sistema, con su lógica de violencia y de dominación, produce inseguridad a todos los niveles y cada vez ofrece menos justificaciones para su mantenimiento: nunca como ahora ha existido tanta inseguridad en la sociedad, tanto española como mundial, ni tanta incertidumbre sobre el futuro. Nunca como ahora el paro ha sido tan escandalosamente amenazante a la seguridad de las personas y de sus “microeconomías”. Nunca antes se ha vivido de forma tan dramática la situación de los menores en el mundo y el riesgo de vulnerabilidad, empobrecimiento o esclavitud sin futuro para millones de ellos. Nunca antes, a escala global, ha crecido tanto la sobreexplotación de recursos limitados ni la consecuencia lógica de amenaza de colapso ecológico. Nunca como en el siglo último ha sido tan aberrante el crecimiento de los gastos militares y de la cifra de muertos o afectados por las guerras. Nunca antes la sensación de inseguridad mundial ha sido tan apabullante, a pesar de las desenfrenadas inversiones en armas y ejércitos. Lee el resto de esta entrada »


Ecuador se rearma con aviones Cheetah y Tucano

29 de enero de 2012

PRESIDENTE+RAFAEL+CORREA+EN+EL+CIUDADANO+TV

Fuente: El Comercio

Para desmentir la retórica que en algunos foros utiliza Rafael Correa acerca de la necesidad de reducir el gasto militar en Amércia Latina, ha autorizado hace unos días la adquisición por Ecuador de trece aviones cazabombarderos Atlas cheetah, de origen sudafricano, con los que compeltará una flota de aviones de guerra innecesarios ue ya cuenta con otros aviones Chetetah y con18  aviones brasileños Super Tucano.

La justificación del Presidente Correa para este exabrupto de militarismo es que quiere evitar, mientras él sea presidente, otro acto como el de Angostura de 2008, cuando un campamento de la FARC en territorio ecuatoriano fue bombardeado por el ejército colombiano.

La excusa nos parece un exceso y aún está por aclarar si estos aviones son una prioridad para la construcción de un Ecuador más justo y cuánto va a costar en términos económicos y políticos esta alegría militarista.

Por otra parte, podríamos dar una serie de ejemplos mucho más creativos para evitar agresiones militares de los vecinos entre las que se encuentra apoyar el desarrollo compartido regional y medidas de prevención no militares y de encuentro entre los pueblos que, amén de ser más eficaces desde el punto de vista práctico, son menos costosas y peligrosas. Claro que son ejemplos que tal vez no permitan el subidón de adrenalina que tiene que producir el ponersse al lado de los intereses de los espadones y ejercer de caudillo de una recua de ellos.


España sube al puesto 17 del mundo en gasto militar y baja al 28 en el ranking de paises pacíficos

16 de agosto de 2011

Lula+cor+11Funte: lainformacion.com

Según el último informe del SIPRI, España ha ascendido al puesto 17 entre los países que gastan más en armamento, con cerca del 1% del gasto militar mundial y cerca de 16000 millones de euros en 2011 (dinero que no recoge la deuda acumulada como créditos para adquisición de armamentos, ni el importante monto económico de las clases pasivas militares y de las fueras para militares  y policiales, así como diversas partidas para la OTAN y otra instancias militares que se engloban en los presupuestos de otros ministerios y se disfrazan así).

Esta es una muy mala noticia, pero hay otra peor, y es que en el ranqung de paz del SIPRI, con el análisis de más de 20 indicadores de desarrollo, España ha pasado de ser el 25 país más pacífico a ser el 28 sobre un total de 156.

Sumadas las dos mediciones, aparece que España ha reforzado un papel más militarista y menos pacífico en el mundo, a pesar de que este giro no ha sido consultado a la ciudadanía, sino impuesto por la élite política y sus intereses.

Sólo una corriente de presión política intensa puede variar esta tendencia, lo que hace urgente la vertebración de luchas sociales que vayan más allá de eslóganes vacíos a favor de la paz y que apuesten por quitar poder verdaderamente al militarismo rampante que se extiende sutilmente en nuestra sociedad.


A %d blogueros les gusta esto: