Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

4 de enero de 2013

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE «Países en conflicto» en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.


Una muestra de obscena propaganda militarista y sin memoria: «Al servicio del Protectorado».

29 de diciembre de 2012

Ciudad+Imperial

Fuente: ABC.

El 19 de diciembre se ha inaugurado en el Museo del Ejército de Toledo la muestra «Al servicio del Protetorado: España y Marruecos 1912-1956», que recoge una serie de escenas propagandísticas de lo peor de la experiencia colonial española en Marruecos: Porras, sables, escopetas, uniformes militares y la recreación de escenas de guerra donde españoles y marroquíes «mueren» por sus colores con sus uniformes militares puestos.

Es elocuente porque explica a su manera (una manera militarista, triunfalista y heroica bien alejada de los hechos históricos) la presencia española en Marruecos, pero olvidando contar la parte de la verdad de aquello que interesa que no se sepa: las masacres sobre poblaciones civiles indefensas, la represión política y la tortura, el uso de gas mostaza por parte de los civilizados españoles en el Rif, el uso de ese campo de batalla para entrenar en burriez a los generales españoles que dieron el golpe de estado franquista.

Llama la atención esta visión parcial de la historia promovida por el pensamiento militarista y que concibe los acontecimentos en función de los uniformes, las banderas, las armas y los campos de batalla. Sería necesario hacer una verdadera revisión del papel jugado en África, antes y ahora, por el ejército español y de las graves consecuencias de su nefasta intervención.

Hace poco Hollande reconoció las burradas que había hecho Francia en Argelia durante muchos años.  Aquí ni nos lo planteamos.  ¿Cuándo llegará el momento de que algún preboste español reconozca y pida perdón por las burradas que hicimos en Marruecos?


El militarismo como indicador de violencia de género

13 de diciembre de 2012

D% C3% ADa + Internacional

Fuente:  Cimac.

Aunque es intuido y/o sabido desde siempre, no está mal que nos recuerden que el militarismo y sus valores (machismo, sumisión, jerarquía, violencia, encubrimiento bajo el paraguas de la obediencia debida, …) sigue siendo un indicador claro de violencia de género.

Efectivamente, allí donde hay bases militares se dan más casos de violencia sexista, cada vez está más en boga utilizar la violencia de género como factor militar, sobre todo contra la población civil.

Así, las activistas advierten que la violencia sexual durante y después de los conflictos armados  se utiliza para reforzar las jerarquías políticas y de género, y como táctica para impulsar el miedo, humillar y castigar a las mujeres, sus familias y sus comunidades.  El ejemplo que nos ponen en el artículo es sobrecogedor:  en República Democrática del Congo se reportan cerca de 1.100 violaciones al mes, con un promedio de 36 mujeres y niñas violadas cada día.  Se cree que más de 200.000 mujeres han sufrido violencia sexual en ese país africano desde que está en guerra civil.

Otra fuente, el Comité Internacional de la Cruz Roja, nos cuenta datos en el mismo sentido:  sea en la República Democrática del Congo o en Colombia, Afganistán o Irak, para citar tan sólo algunos ejemplos, millones de mujeres y niñas llevan la peor parte en las guerras de hoy, a menudo porque son destinatarias de actos de violencia deliberadamente ejercidos contra ellas como método de guerra. Están particularmente expuestas a la violencia sexual y a otros abusos. En muchos casos, la guerra las obliga a desplazarse, las separa de sus familiares y obstaculiza su acceso a los alimentos, al agua potable y a la atención médica. También puede suceder que las mujeres queden a cargo del mantenimiento de sus familiares como único sostén de familia.  Algunas de las posibles consecuencias de esa violencia son la estigmatización y el rechazo de las víctimas y el colapso de las normas sociales y culturales.

Recomendamos ver el siguiente vídeo que da mucho que pensar sobre este problema:

http://www.citytv.com.co/videos/799976/impactante-campana-contra-la-violencia-sexual-hacia-las-mujeres-en-la-guerra

¿Cuál es la alternativa a ambas lacras?  Parece que su solución está íntimamente unida.  Nosotros pensamos que esto es así porque ambas son manifestaciones coherentes con el actual paradigma dominante, el de dominación violencia, tanto en lo político, social, como en lo económico y en los cultural.


Europa y las guerras de Africa.

27 de noviembre de 2012

2137-Ca%C3%B1ons+do+Monte+San+Pedro+%28Coru%C3%B1a%29

Fuente:  Diario Siglo XXI

Cuando leemos noticias sobre África y sus múltiples guerras y conflictos armados, la primera impresión que tenemos es que todo lo que pasa es ajeno a nosotros y un verdadero jaleo.

Los actores son ajenos:  gente lejana y poco civilizada, mafias, estados corruptos, … Todos los estereotipos son pocos.

Sorprende conocer que Europa ha vendido entre 2002 a 2010 más de 5.000 millones de euros en armas a África. África es un buen cliente y mantiene una cuota de mercado para las armas europeas del 7%.

La fuente de la que hemos tomado estos datos cita a su vez al Centro de Estudios para la Paz del Instituto Catalán Internacional.  Quien quiera ver ese informe, que ha elaborado E. Melero, puede pincharlo aquí.  Añadimos que es espectacular y muy de elogiar.

Si sorprende esta implicación europea, sorprende más la distribución por países.  Les hacemos un acertijo: Miren estos, comprueben las políticas europeas del presente y hagan previsiones de dónde habrá en breve nuevas guerras.

Si nos referimos a la participación española en esa venta de armas, la cuestión también es espeluznante. España ha exportado 402 millones de euros en armas a Africa.

¿Se acuerdan de la retórica del Plan África para ayudar a África? Pues toma plan África.

¿Se acuerdan de la retórica de que Marruecos nos va a invadir a la primera de cambio?  Pues miren por donde les hemos suministrado armas por valor de 191,8 millones de euros. ¿Para invadirnos, para consolidar un régimen autocrático, para reprimir a los saharauis? Cada uno que elija lo que prefiera.

¿Es el cinismo sobre el que se sustenta esta industria de la muerte lo peor de la situación?

Probablemente no.  Lo peor es la comodidad, la arrogancia y la ignorancia con la que todos nosotros estamos manteniendo nuestro «nivel de vida» gracias a la inmoral producción de guerras y violencia en los otros pueblos de la tierra, entre ellos los de África.

Consentir esta situación nos hace tan canallas como a los que venden las armas en nuestro nombre.


2’5 millones de desplazados internos en Siria.

27 de noviembre de 2012

Fuente:  BBC Mundo.

Son cifras de la Media Luna Roja y duplican las que se usaban hasta ahora:  2’5 millones de desplazados internos en Siria.  Además, nos avisan de que la estimación es conservadora.  Muchos de los desplazados internos están ubicados en escuelas y edificios públicos, que a menudo carecen de calefacción e instalaciones adecuadas de saneamiento, según la ONU.  Además, la ONU cree que hasta cuatro millones de personas en el interior de Siria necesitarán ayuda humanitaria principios del próximo año, frente a los 2,5 millones.

Más de 408.000 sirios han huido a los países vecinos, y más personas están huyendo de todos los días, según la ONU.

En total 3 millones de personas se han visto desplazadas por la guerra.  3 millones de un total de 21 millones, es decir, el 14’3 %, una de cada 7 personas.

Nos parece importante dar relevancia a estas cifras porque, habitualmente, las guerras se miden por su número de muertos y pensamos que hay que añadir a estos cómputos los que tienen que ver con los desplazados internos y externos, ellos también son parte de las consecuencias de la guerra.

Además, activistas de la oposición y de derechos humanos estiman que más de 36.000 personas han muerto desde el levantamiento contra el presidente Assad comenzó en marzo de 2011.

Otro país destrozado y que podrá ser fácilmente manejado desde Occidente.  Otro país que será un gran negocio en reconstrucción para nuestras empresas.


Morenés quiere intervenir en Malí.

25 de noviembre de 2012

Fuente:  Defensa.com

El Ministro de Defensa español, Pedro Morenés, tomaba parte el jueves 15 de noviembre en la reunión de la Iniciativa ‘Weimar Plus’. El objetivo del encuentro ha sido el de revisar con sus homólogos francés, alemán, italiano y polaco la estrategia europea a seguir en la próxima reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, que el lunes debería dirimir sobre qué acción militar se impulsará para erradicar el yihadismo del norte de Malí.

La propuesta europea dejaría a una fuerza de una coalición  africana la acción sobre el terreno y, además de ofrecer apoyo logístico, centraría sus esfuerzos en una misión de entrenamiento y formación  que capacitara a cerca de 3.000 militares de países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Morenés ha declarado que «España ya ha manifestado a Francia e Italia que este año va a reducir sus efectivos un 50 por ciento – en Líbano –. Entendemos que la misión está cumplida y, si está cumplida, necesitamos orientar nuestras fuerzas a escenarios que, por ejemplo, podría ser Mali».

Parece que Morenés está ansioso por poner picas con nuestros tercios en cualquier país del mundo.  Hierve de ardor guerrero.  ¿Por qué?  Pues porque no hay otra forma de justificar la existencia de una ejército tan desmesurado ni de un gasto militar y una deuda militar tan enormes.

Pero hemos de fijarnos bien en la noticia:  en cuanto acabemos de repartir violencia estructural en una nación iremos a otra, nuestra política internacional va a estar basada en el intervencionismo a ultranza, así, ¿podremos librarnos de que muchos países y colectivos tengan de nosotros la imagen de que les atacamos?

¿Es realmente ésta la política internacional que queremos que se haga con nuestros votos y nuestros impuestos?

¿Es realmente Malí nuestro enemigo?  ¿Lo es Malí del Norte?


El coste de la Guerra Civil española: el 60 % del total de la riqueza nacional de los cuatro años de contiendas. Hoy equivaldría a 2’5 billones de euros.

23 de noviembre de 2012

Fuente:  Revista Tiempo.

Siempre hemos defendido que el gasto en las guerras es bestial.  La verdad es que nos referíamos a otra cosa, pero también parece que es bestial por el monto total.  Para ejemplo, la Guerra Civil española:

Las nuevas revelaciones sobre la Guerra Civil que descubre en el libro La financiación de la Guerra Civil española. Una aproximación histórica (editorial Crítica) del banquero José Ángel Sánchez Asiaín dan como resultado que ambos bandos dedicaron a la guerra el 60% del PIB de los cuatro años que duró esta, 66.344 millones de pesetas, que se repartiría entre 31.152 millones de pesetas del bando de Franco y 35.192 millones del republicano. Se trata de la suma del gasto dedicado exclusivamente a la guerra de los presupuestos del Estado en ambas zonas más la financiación obtenida por otros medios, desde el oro de Moscú para los republicanos hasta los fondos que puso a disposición de Franco el financiero Juan March.

La cifra es bestial:  si se aplicara a la riqueza nacional actual, equivaldría a 711.000 millones de euros.

Y también nos parece bestial la siguiente cifra:  el 60% del total de la riqueza nacional de los cuatro años de contienda. Hoy equivaldría a la enorme cantidad de 2,5 billones de euros.

Son muchas las aproximaciones que se pueden hacer a cualquiera de las guerras.  Una de ellas es la económica y merece la pena darle la importancia que tiene porque nos puede explicar muchas de las peripecias de aquellos años, de sus protagonistas y, también, de por qué la guerra se decantó hacia uno de los bandos.

Nos parecen muy interesantes algunos análisis como el siguiente:  La guerra no solo se jugaba en las trincheras. La necesidad de dinero era crucial y daba lugar a acciones desesperadas. El bando republicano puso en circulación, por ejemplo, 3.760 millones en billetes, que le sirvieron para hacer frente a sus gastos de guerra. Fue lo que se conoce como poner en marcha la máquina de los billetes. Esta práctica provocó una alta inflación en este bando, con lo que los historiadores concluyen que parte de la financiación de la guerra por el bando republicano fue realmente realizada a través del empobrecimiento de las clases más modestas por culpa de esta inflación. Imaginamos iguales artimañas en el otro bando e idénticos perjudicados. Como siempre, y una vez más, son los pobres los que pagan todo y también la guerra.  No sólo la pagaron con sus vidas, su hambre, su miseria por lustros, sino también mediante este mecanismo inflacionario.  Son siempre los mismos los que pierden y siempre son los mismos los que ganan.


«Te llevo en mi corazón. Correo de gratitud».

10 de noviembre de 2012

Nos ha sorprendido el sentimentalismo con el que el Ministerio de Defensa de Colombia intenta, sutilmente, militarizar aún más las cabezas de los colombianos y colombianas.

Vayamos al caso:

La mujer del Ministro de Defensa Colombiano, Doña María Pilar Lozano, en esa visión entre paternalista y familiar que impera en muchas de las instancias y organizaciones de colombianos, ha impulsado una campaña de amor y cariño hacia los sufridos militares. Esta campaña se auspicia con el sello del Ministerio de Defensa y con el dinero público.

Consiste, nada menos, en pedir a los colombianitos y colombianitas que tanto han sufrido en sus propias carnes al ejército, «llevar a los soldados y policías de Colombia mensajes de agradecimiento y reconocimiento, a ellos, los héroes de la patria, quienes día a día arriesgan su vida por proteger al pueblo colombiano«( lo hemos extractado de la publicidad del engendro).

El proposito actual es que se remitan al Ministero de Defensa  más de 100.000 cartas de agradecimiento a los militares por lo bien que defienden a la gente frente a las grandes necesidades sociales que padecen fruto de la violencia estructural.

El Ministro, en un memorable acto, entregará personalmente ests cartas en Navidad a sus destinatarios (imaginamos que su Señora tambien acudirá a los fastos castrenses).

¿Quién no verterá una lagrimita  por este acto solidario y patriótico?

Podría haberse hecho un gesto de agradecimiento más justo, por ejemplo, a los médicos que dieron lo mejor de sí por la gente, a los operarios, a los docentes, a los sufridos trabajadores, a los jueces que no se dejaron corromper, a la gente honrada que ha luchado por los demás,… ¡pero no!, toca reverenciar y sublimar a los militares. Toca resignarse a la guerra y al militarismo en vez de aspirar a la paz con contenidos y a la noviolencia.

Olvidemos el cúmulo de desplazados a causa de la guerra; olvidemos la huella ecológica que ha generado; olvidemos los falsos positivos o las torturas; olvidemos la destrucción, olvidemos las violaciones de derechos humanos; las muertes; los más de 140.000 millones de dólares gastados en la guerra  en la última década. Olvidemos las culpabilidades y la defensa de los intereses de unos pocos. Olvidemos los crímenes de estos tipos y de sus oponentes también militares. Olvidemos lo pésimo del militarismo, de todo militarismo y de todos sus partícipes.

Olvidemoslo todo y por navidad digámosles que todo está justificado, que el ejército está justificado, que la violencia organizada está justificada, que podrá tener un sitio sosegado e impune en la nueva sociedad por construir.

Si es sorprendente esta campaña de manipulación que golpea sobre la maltratada conciencia de la gente de a pié, más sorprendente es el despropósito del Ministerio de Relaciones Exteriores y de su plan para los colombianos inmigrados «Colombia nos Une», que ha puesto en movimiento su maquinaria para involucrar en este acto navideño a los inmigrntes que tuvieron que salir de esa Colombia tan bien defendida por los militronchos. «El objetivo de la Cancillería será hacer llegar más de 10 mil mensajes de solidaridad y agradecimiento de los colombianos que residen fuera del país«, dice su publicidad.

Ya es buena cosa que el gobierno de Colombia se acuerde de sus inmigrados, de los expulsados por el fracaso institucional de Colombia, por su diáspora con la que deberían tener una deuda cuando mnos moral. Pero se triste comprobar que en vez de acordrase de su diáspora para aglutinrla en torno a la defensa de sus derechos pisoteados por malas políticas migratorias en Colombia y en los países de «destino», se acuerde de ellos unas veces par ver si les puede vender algo, y otras para que manden cartitas de amor a unos militares que defienden precisamente aquello de lo que los inmigrantes salieron pitando.

Esperemos que esa difusa y maltratada comunidad colombiana en el exterior no atienda a estos reclamos de sirenas ni escuche a esos lideres de pacotilla que los engatusan con huevonadas.



94.000 violaciones como arma de guerra en Colombia.

15 de octubre de 2012

Recomendamos el siguiente audio en el que en sólo 7 minutos el programa Países en conflicto de RTVE nos hace un recorrido pavoroso por el uso de las violaciones en Colombia como arma de guerra.

Son víctimas olvidadas, pero son decenas de miles las mujeres (niñas, jóvenes y ancianas) violadas en Colombia por todas las partes en conflicto.  94.000 mujeres violadas entre 2001-2009.  Más del 80 % nunca llega a denunciar los hechos, por miedo a las consecuencias o por descreimiento en la protección del sistema, ya que el 90 % de estos delitos quedan impunes.

Escuchar audioPaíses en conflicto - Violaciones en Colombia

Siglo XXI, cambalache, …,

16 de septiembre de 2012

Fuente:  actualidad.rt.com.

La noticia es alucinante:  un líder de Al Qaeda de Yemen ha llegado a un acuerdo con EE.UU. y Arabia Saudita que prevé el envío de 5.000 combatientes del grupo terrorista a Siria con el fin de respaldar a los rebeldes y derrocar al presidente Bashar al Assad.

¿Será verdad?  Si lo fuese significaría que el teatro internacional es una farsa descarada.  Todas las naciones occidentales argumentan, hoy por hoy, que la guerra lo es contra el terrorismo internacional, que el enemigo público número uno es el terrorismo internacional, que el eje del mal está en la médula del terrorismo internacional.

Si enemigos tan irreconciliables se alían contra otro es que no son ni tan enemigos, ni tan irreconciliables.  Quizá compartan, incluso, objetivos, estrategias, visiones de las relaciones internacionales, intereses económicos o, incluso, líderes que se están forrando con las guerras que llevamos libradas desde hace 11 años.

¿Podría ser algo así?  Cuando lo pensamos nos surgen las imágenes del panameño Noriega, de Bin Laden.  Entonces pensamos que los grandes amigos se convirtieron en grandes enemigos, etc.

Si seguimos leyendo la noticia volvemos a alucinar:  Se informa que los militantes, que se refieren a sí mismos como «defensores de la Sharia», se unirán con otros grupos de combatientes de Al Qaeda que se han ido infiltrando en Siria desde Libia, Irak y Turquía, con la ayuda de la OTAN y los estados del Golfo.

La OTAN colaborando con Al Qaeda.

Parece que lo mejor sería que los ciudadanos del mundo tomasen conciencia de que las guerras y el militarismo no es sólo un gasto negativo para sus economía, que ambos suponen miles de muertos inocentes al mes, y que ambos nos manipulan por intereses espúreos en que lo que prima es el negocio.


A %d blogueros les gusta esto: