Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

4 de enero de 2013

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE “Países en conflicto” en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.

Anuncios

Nuevo escándalo: la Guardia Civil tiene privilegios con respecto al resto de los funcionarios

30 de diciembre de 2012

Fuente:  Revista Atenea.

Siempre ha habido clases y, sobre todo, clases militares:

El Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de la Guardia Civil, ha decidido compensar la pérdida de poder adquisitivo que los guardias civiles sufrirán este mes de diciembre tras la supresión de la paga extra de Navidad a todos los funcionarios de la Administración General del Estado.

Lo hará regalándoles una ‘bufanda’ de 404,69 euros, según han informado a ATENEA fuentes de la Guardia Civil. ‘Bufanda’ es el apelativo con el que tradicionalmente se denominan en la Guardia Civil las pagas por productividad que, a finales de año, y con carácter extraordinario, perciben sus miembros si queda un remanente del presupuesto asignado a la Dirección General de la Benemérita

Y, como este año ha ‘sobrado’ una parte del dinero que se había ‘guardado’ por si surgían imprevistos (todos los ministerios cuentan con esa ‘reserva económica’), los casi 75.000 efectivos de la Guardia Civil recibirán su correspondiente ‘bufanda’. No la percibirán alrededor de 3.000 agentes, cifra que se corresponde con el personal de la Benemérita que se encuentra en comisión de servicio en el extranjero y el que lleva de baja más de un año.

Nos parece que esto es un nuevo escándalo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado:

1.-  Porque son insolidarios, como siempre, con el resto de los funcionarios y con los civles.

2.-  Porque ellos que están para que se cumplan la ley y debieran dar ejemplo, se la saltan, una vez más, a la torera.

3.-  Porque el militarismo ha generado una buena parte (31.000 millones de €) de la actual deuda de 101.000 millones de €

4.-  Porque lo que sobra en los Ministerios debería devolverse al Tesoro y no ser usado, en este caso como en otros, para el lucro exclusivo de lo militarizado.

5.-  Ya vale de presupuestar engañando y ocultando partidas para luego gastar muchísimo más de lo que dicen.


La Directiva de Política de Defensa (II), el análisis.

15 de noviembre de 2012

Fuentes:  Nota de prensa del Ministerio de Defensa y Revista Atenea Digital.

Ya hemos informado en otra noticia de este blog sobre las principales características del nuevo documento que ha firmado el ministro Morenés para definir las líneas políticas de su ministerio en esta legislatura.  Ahora queremos hacer un análisis crítico de este documento.

Pensamos que lo que ha trascendido de este documento tiene, al menos, 8 líneas de crítica:

  1. Su secretismo y elitismo.  Sólamente unos pocos han participado en su redacción, en los debates y en su aprobación.  El Parlamento ni se ha enterado, no ha pasado por su Comisión de Defensa y menos pro el Pleno.  Como los demás se han enterado por la prensa.  Y la prensa sólo ha publicado un resumen de la Directiva de Política de Defensa.  Ya va siendo hora de que la ciudadanía reclame su soberanía en los temas de Defensa.  ¿Cómo decirlo para que se nos entienda?  Nos parece que todo el Ciclo de Planeamiento Militar es claramente irregular y que carece por completo de cualquier traza de democracia participativa.
  2. La Directiva de Política de Defensa es contradictoria (sobre todo en estas épocas de crisis):  pretenden ampliar las estructuras militares y mantener la actual capacidad de despliegue y ello es un gasto excesivo para esta época de crisis porque todo aquello que se gaste en Defensa no se va a gastar en políticas sociales.
  3. En lugar de favorecer industrias de carácter solidario y sostenible, optan por fomentar la industria militar lo cual ya hemos comprobado que hasta el momento genera 31.000 millones de deuda pública, de la cual nadie habla pero que todos pagamos con nuestros impuestos.  Si a ello sumamos la deuda que hemos tenido que asumir de los bancos, la inversión en políticas sociales se ven postergadas hasta un momento situado en el infinito y más allá.
  4. La Directiva de Política de Defensa está falta de credibilidad porque nos habla de lograr un planeamiento a medio y largo plazo realista y con una gestión austera y creíble a corto plazo.  Sin embargo, a la primera oportunidad que ha tenido el PP (más bien a la segunda, porque estos son sus segundos Presupuestos Generales del Estado) ha evitado concretar con claridad el presupuesto para la aportación española a las operaciones lideradas por la ONU, la OTAN y la UE.  Si no son capaces de planear y presupuestar a corto plazo (para el año que viene), menos lo van a ser de hacerlo a medio y largo plazo.  Y el problema principal no es que no sepan es que no quieren porque lo único que les interesa es ocultar el verdadero gasto militar.
  5. La Directiva de Política de Defensa es agresiva porque pone como principal objetivo nuestra presencia en Afganistán, lo cual, además de ser contradictorio con los continuados anuncios de que vamos a salir de allí muy próximamente, nos sitúa, como opción de política internacional, en un escenario de guerra en un conflicto en el que nos metió Aznar, continuó Zapatero y no quiere salirse Rajoy.
  6. La DPD reconoce la desorganización reinante en lo militar.   Se ven como prioritarios los siguientes ejes:
    • Redactar un proyecto de ley que recoja las bases de la organización militar.
    • El desarrollo de una organización de las Fuerzas Armadas que simplifique la actual, así como la racionalización de estructuras orgánicas existentes del Ministerio de Defensa.
    • La clarificación de las relaciones funcionales entre el órgano central y las Fuerzas Armadas y la asunción de procedimientos de trabajo mas ágiles en el tiempo.  Y todo ello es canción sabida desde los tiempos de Suárez.  Una y otra vez se propone lo mismo y una tras otra legislatura las cosas siguen igual.
  7. La DPD nos lleva a la ruina porque pretende  “Diseñar unos presupuestos más restrictivos que atiendan prioritariamente a los compromisos adquiridos de los programas principales de armamento.”  Y mantenerse obstinadamente en esta política que ya nos ha llevado a contraer una deuda militar impagable no va a ser la solución, sino tan sólo agravar el problema.
  8. Después de que la DPD es pensada, debatida y aprobada sólo por una élite, después de que su documento superior, la Directiva de Defensa Nacional, es sólo pensada, debatida y aprobada por la misma élite, pretenden “El establecimiento de un mejor flujo de comunicación con la sociedad española para agilizar el conocimiento de las necesidades de la Defensa”.  Este es el colmo del cinismo porque si no nos informan y no nos dejan participar en las decisiones, ¿cómo quieren que la sociedad española conozca las necesidades de la Defensa?.  Parece que lo que quieren decir es, simplemente, que debemos acatar y obedecer sus necesidades sin debate y sin crítica, es decir, que las cuestiones de Defensa se siguen tratando manu militari.

El Ministerio de Defensa despilfarra mandando militares en peregrinación oficial a … Lourdes.

28 de septiembre de 2012

Fuente:  Público.

El Gobierno sufragó con 12.331,26 euros de dinero público los gastos de la delegación oficial de militares y guardias civiles españoles enviada oficialmente a peregrinar a Lourdes el pasado mes de mayo. En respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado socialista Pedro Muñoz, el Ejecutivo subraya que la participación en esta Peregrinación Militar Internacional es una tradición ininterrumpida desde 1958, y que en 2011, con Carme Chacón en el Ministerio de Defensa, costó un 30 por ciento más: 18.089,50 euros.

Comentario:  ¡Ja!

La normativa considera que esta visita, que este año se desarrolló del 10 al 14 de mayo, tiene carácter de “comisión de servicio indemnizable”, es decir, que se cubren por el erario público los gastos de manutención y alojamiento a los participantes. La delegación oficial la formaron 17 personas, siete menos que en 2011, una reducción que el Gobierno señala que es “por razones de ahorro presupuestario”.

Comentario:  ¡Ja, ja!

La Peregrinación Militar Internacional (P.M.I.) es un evento que nació en el año 1958 y en el que vienen participando desde entonces las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, con la colaboración del Arzobispado Castrense de España. Su finalidad, segun la contestación del Gobierno, “es contribuir a la búsqueda de la paz y estrechar los lazos de colaboración y fraternidad entre todos los representantes de los 34 países que participan”. Entre ellos, naciones tan dispares como Estados Unidos, Madagascar o Corea del Sur, como se encarga de subrayar la página web del Arzobispado castrense. 

Comentario:  ¡Ja, ja, ja!

Vamos, que reímos por no llorar.

¿Qué piensan de esto en la AUME, porque está bien que reclamen sus plenos derechos democráticos, pero también es necesario que carguen contra estos dispendios que tan mala publicidad les dan?

¿Y qué piensan de esto los partidos minoritarios?  Lo deberían denunciar y lograr que lo prohibiesen para siempre.

Y luego nos dice Morenés que son solidarios, que se aprietan el cinturón, que no pueden hacer más recortes.

¡Qué vergüenza de Ministerio de Defensa!  Deberían dimitir por despilfarro del dinero público.


Morenés incumple la ley: ya tiene 16 tenientes generales cuando por ley sólo debería tener 8.

26 de septiembre de 2012

Fuente:  Tiempo de hoy.

La Revista Tiempo nos informa de que el general Alberto Asarta, que comandó la misión de la O.N.U. en el Líbano tiene todas las papeletas para se nombrado jefe de la Unidad Militar de Emergencias. Pero que para ello debería ser ascendido a teniente general y ahí se produce un pequeño contratiempo.

Por ley sólo puede haber 8 tenientes generales y la realidad es que, no sabemos cómo, hay 16 ya.  Conclusiones:

  1. Tanto Chacón como Morenés han incumplido la ley.  ¿Deberían por ello dimitir?
  2. Tanto el PSOE como el PP han presumido de que iban a reducir altos cargos, pero las reducciones sólo han tenido lugar en los apartados civiles.  Parece que los militares tienen, otra vez más, bula papal para todo.  Los recortes no les afectan porque son el único ministerio que tras los primeros presupuestos restrictivos de Rajoy han aumentado sus fondos en un 28 % gracias a los fondos de contingencia y a aumentos extraprespuestarios.  Ahora nos demuestran que tampoco los recortes en altos cargos les afectan.  ¿Debería dimitir alguien por esto?
  3. Que se exceda un poco el número de tenientes generales podría ser disculpable en algún momento, pero no ahora. Precisamente ahora, en esta época de carestía generalizada y de recortes en todo lo social, nos enteramos de que se duplican los altísimos cargos de Defensa.  ¿Alguien debería dimitir?
  4. La solución es bastante fácil.  Nómbrese a Asarta, si se quiere, pero antes destitúyanse los 9 tenientes coroneles sobreros.  Así cumplirían con la ley que ellos mismos han hecho.
  5. ¿Por qué a nadie, en un Ministerio tan grande y derrochador se le ha ocurrido una solución que a la par de brillante es sencilla?  Pues porque los militares se niegan a recortarse ningún privilegio.  Ellos, salvadores de la patria, están por encima de los demás.
  6. ¿Quién controla a los militares?  ¿Qué fuerza política parlamentaria pone el grito en el cielo?  ¿Por qué salen impunes una y otra vez?
  7. ¿Deberían dimitir los tenientes generales excedentes?
  8. ¿Quién es responsable de estos sobrecostes?
  9. ¿Se debería juzgar a Morenés por corrupción o por prevaricación?¿Tal vez por ineptitud?

¿Pretende Morenés blindar la industria de guerra?

24 de septiembre de 2012

Fuente:  Infodefensa e Infodefensa.

Ya en mayo, el ministro Morenés opinaba que España tiene que proteger de manos extranjeras el activo potencial de España.  Se refería, por supuesto, al activo de la industria de guerra, los demás le dan igual.

Ha argumentado que la industria de Defensa está vinculada a la Soberanía nacional y, por tanto, debe tener un tratamiento especial. El gobierno no argumenta por qué y nos parece que no lo hace porque es un artículo de fe, del cual no se puede dudar ni discutir.  En román paladino:  es así porque es así.  Hemos de discutírselo, hemos de rebatírselo con argumentos sencillos y contundentes:  por ejemplo, nos parece mucho más necesario para la soberanía y el interés nacional un tratamiento especial en todo lo que tenga que ver con la investigación sanitaria, ecológica o alimentaria.  La elección de Morenés con el objetivo de favorecer a la industria militar es generadora de violencia estructural tanto en España como en el extranjero.

Por otro lado, el primer ministro italiano,Mario Monti, ha propuesto definir los poderes especiales que le permitan bloquear las absorciones extranjeras de las empresas de defensa consideradas estratégicas.  La orden incluye:  tecnologías C4I (mando, control, comunicaciones, computadoras e inteligencia), guerra electrónica, radares, satélites militares, aeronaves no tripuladas (UAV), acústica submarina, tecnologías contra artefactos explosivos improvisados (IED), misiles, munición, torpedos, sistemas de formación de pilotos militares, tecnología de sigilo y la construcción de aviones y barcos militares.  Es decir, todo.

¿Lo copiará Morenés, dado que fue vendedor de armas y sigue trabajando, en la sombra para la industria de la guerra, como piensan muchos?

  Además, esta orden no ha sido publicada por el gobierno italiano, con lo cual volvemos al rancio secretismo militar y a la ocultación como única forma castrense de hacer política.  ¿Podemos suponer que Morenés copiará esta mala praxis?  Totalmente.


La competencia entre los cuerpos y fuerzas del seguridad del Estado deriva en incompetencia.

3 de septiembre de 2012

Fuente:  el confidencia.

La competencia entre las Fuerzas de Seguridad del Estado, incluidas las policías autonómicas, en la batalla común contra el terrorismo y el crimen organizado no es un fenómeno nuevo. Pero cuando esa rivalidad degenera en falta de colaboración e incluso ocultación de información sensible con tal de apuntarse el éxito antes que nadie y colgarse primero la medalla, quien saca mayor tajada es el propio criminal. 

¡Cómo será la cosa que hasta se ha irritado EE.UU!:  La “fuerte rivalidad” entre la Guardia Civil, la Policía y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) “bloquea el libre flujo de información” entre las fuerzas de seguridad y “socava la capacidad de España” para hacer frente a los riesgos.  Así rezaba un cable clasificado secreto remitido por la embaja de EE.UU. en Madrid al Departamento de Estado en septiembre de 2005que analizaba la amenaza del terrorismo islamista tras el 11M.

Cuatro años después el problema persistía:  otro cable de la embajada estadounidense en Madrid, éste de mayo de 2009 y con el sello de confidencial, afirma sin rodeos: “Eliminar el aislamiento, la falta de colaboración y la incompatibilidad entre el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y el CNI sigue siendo un desafío para el Gobierno”.

Las diferencias también son de política exterior entre diversos ministerios:  Un cable con el marchamo de secreto fechado en enero de 2009 pone de manifiesto la agria disputa entre el CNI y los ministerios de Industria y Asuntos Exteriores a propósito de la exportación a Irán de tubos de acero que podrían ser utilizados en el programa nuclear iraní. Según reveló el entonces responsable de Desarme y No Proliferación Nuclear, Carlos Torres, a sus interlocutores en la embajada de EEUU en Madrid, tanto el CNI como Miguel Ángel Moratinos, en ese momento jefe de la diplomacia española, se enfrentaron abiertamente con el ministro de Industria, entonces Miguel Sebastián, que autorizó  la venta al régimen de los ayatolás del material pese a la firme oposición de aquéllos.

En resumidas cuentas, todos hemos de colaborar con los cuerpos y fuerzas (eso nos dicen machaconamente los diversos ministerios y los medios de comunicación), pero ellos no colaboran entre sí.

Otro ejemplo más de la incompetencia armada.  Parece que en lo único que se concentran es en agredir a los activistas que protestan.


A %d blogueros les gusta esto: