¿Cuál es el gasto real de 2012 en misiones internacionales del ejército español?

8 de enero de 2013

EOD

Fuente: Infodefensa

Informa el portal de la industria militar española “infodefensa”, reproduciendo la información suministrada por el Ministerio de Defensa, que el gasto en misiones internacionales en 2012 ha sido de 766,8 millones de euros, “casi cien menos que en el año anterior”.

Esta cifra, desde nuestro punto de vista, no es creíble o, dicho de otro modo, es falsa, escandalosamente falsa.

No puede ser, sencillamente, porque esa cifra es la que ofreció el Ministro de Defensa a la Comisión de Defensa, en el cuadernillo de “documentación de apoyo” titulado “Misiones de las fuerzas armadas en el exterior” fechado el 16 de mayo de 2012 y, salvo que nos hayamos vuelto todos idiotas, desde el mes de mayo, que se dio esa cifra de gasto, hasta el 31 de diciembre como poco se han mantenido las mismas misiones de injerencia humanitaria y, lógicamente, éstas han gastado.

El documento en cuestión, del que tenemos copia, refiere los datos de 2012 al primer cuatrimestre de 2012 y no advierte que se trate de una estimación para todo el cómputo anual.

En todo caso, es absolutamente escandalosa la falta de transparencia y la manipulación de las cifras que tienen que ver con el gasto militar y, desde luego, no hacen sino acelerar la desconfianza social hacia el ejército y sus incomprensibles e inaceptables misiones.

O el  Ministro se ha equivocado o pretende engañarnos a todos o durante 8 meses las fuerzas armadas en el exterior no han gastado nada.  Elijan.

Anuncios

Mientras el Gobierno destruye la inversión en ciencia y conocimiento, Airbus Military espera una inversión en i+d+i militar de más de 270 millones de euros

19 de diciembre de 2012

En + el + museo

Fuente: Infodefensa

El máximo responsable de Airbus Military ha solicitado públicamente una ingente inversión en investigación militar, de más de 200 millones de euros a aplicar en programas militares de la Agencia Espacial Europea (dice el tipo que para evitar estar a la altura de Portugal, Grecia o Rumanía, lo cual en la mentalidad militar debe ser nefasto), más otros 70 millones de subvenciones a las industrias militares.

Se debe señalar que si, como suele ocurrir, el gobierno cede a esta petición, estará incumpliendo sus presupuestos antes de ponerlos en marcha, lo cual no es a estas alturas ni siquiera una noticia.

Dice el señor airbusmilitary que “No me gustaría reconocer que se ha roto una tendencia de crecimiento en I+D porque ello supondría comprometer el futuro” y que “de seguir en esta línea, España pasará de saber construir un satélite a “hacer tornillos”.

Se le ha olvidado decir para qué valen los satélites que tanto le interesan a este tío y para qué los tornillos, o quizás otras cosas socialmente más útiles y éticas.

Llama la atención la prepotencia con la que las industrias militares exigen, y consiguen, inversiones del Estado para sus negocios, encubriéndolas de i+d+i, cuando, en el mismo día de hoy, toda la comunidad científica e investigadora se manifiesta en la calles para reclamar que no se esquilme más a la i+d+i civil con la consecuencia de hacer retroceder los logros sociales entre veinte y treinta años gracias a la egoísta y cicatera política de nuestro poder oligárquico.


La crítica del gasto militar toma la voz en La Enredadera, de Radio Topo

7 de diciembre de 2012

Fuente: Programa La Enredadera.

En la emisión del Programa La Enredadera, de la Radio Libre Radio Topo pudimos explicar la relevancia del gasto militar español.

Lo puedes encontrar en el minuto ” 45:40″ del programa emitido el domingo 2 de diciembre de 2012.

Nuestro agradecimiento a los compañeros de La Enredadera.

Puedes descargar el podcast pinchando aquí o escucharlo aquí


¿Habla el Parlamento sobre el gasto militar?

6 de diciembre de 2012

El Congreso Navideño por jacilluch

Fuente: artículo publicado por Utopía Contagiosa en el periódico semanario Es Hora

Llama la atención la arbitrariedad de los partidos “con vocación de gobierno” para mantener la política de defensa fuera de la crítica y del debate público, pactando bajo cuerda una continuidad militarista que nos perjudica como sociedad y nos empobrece.  Un ejemplo notorio es el planeamiento militar, donde se definen cosas tan importantes como qué queremos defender, qué queremos gastar, qué tipo de armas utilizar, qué metodologías se quieren desarrollar, así como las implicaciones políticas de todo ello. Este planeamiento ni siquiera es deliberado en el Parlamento ni sometido al debate y conocimiento de la opinión pública, sino que se hace de espaldas a todos y sin que nadie mueva una pestaña.

Otro ejemplo es el de los presupuestos militares.  Habitualmente el gasto militar, con la plena complicidad de partido de gobierno y de su oposición, se esconde en partidas de otros ministerios, aparentando ser más bajo de lo que es (en los últimos presupuestos llegan a ser más de 7 € de cada 10 los que se esconden obscenamente).

Este estado de cosas opaco y poco democrático debería ser objeto de una crítica feroz por una oposición que se dice a sí misma alternativa, pero …

Si nos fijamos en la calidad de las intervenciones de la oposición en la Comisión de Defensa del Congreso, la respuesta no es alentadora. Tampoco si miramos el número de impactos “mediáticos” de las opiniones de la oposición en temas de defensa, ni de la capacidad de, al menos, alterar la agenda de silencio impuesta por los partidos del poder. Menos aún en el “calado” que en la opinión pública tiene la visión “alternativa” de nuestra izquierda parlamentaria.

¿Y si vemos las enmiendas planteadas a los presupuestos generales (PGE)?

En este caso la respuesta no es ya la insuficiencia, sino el desaliento y la pena tanto por las oportunidades perdidas como por la incoherencia mostrada.  De las más de 1.700 enmiendas presentadas por la oposición a los PGE, menos del 1% corresponden a Defensa, lo cual apunta al desinterés o complicidad al respecto. De ellas, una parte importante las ha realizado Izquierda Plural.  El resto se reparten entre las de PSOE y UPyD (piden más gasto militar para cumplir con los programas de compra de armas, con los compromisos de pago de una deuda militar inmoral e impagable de más de 31.000 millones de €, o para dar a los militares prebendas en la compra de viviendas), y unas poquitas del grupo mixto (principalmente el diputado Tardá y la diputada Barcos, que piden el trasvase de partidas de i+d+i militar a fines socialmente útiles).  Otros grupos ni se han estrenado.

¿Qué decir de Izquierda Plural?

En primer lugar que se ha atrevido, de forma muy meritoria, a plantear una enmienda de fondo que critica el ocultismo del gasto militar, y la insolidaridad social de estas partidas en detrimento de las necesidades sociales. Que nosotros sepamos es una de las pocas ocasiones en que se llama a las cosas por su nombre en el apolillado Congreso.

Otro bloque de sus enmiendas, y ello también forma parte del buen ejemplo, pide el trasvase de partidas militares a necesidades sociales, pide la implementación de una cultura de paz apoyando a organizaciones pacifistas y centros de estudios de paz, o la reconversión de un antiguo acuartelamiento en centro cultural.

Estas enmiendas indican una orientación: el gasto militar no sólo debe aflorar, sino que se debe reducir, reorientar hacia necesidades sociales y provocar una reconversión de estructuras y de industrias militarizadas.

Pero también han hecho enmiendas pidiendo el aumento de gasto militar:  el aumento de carga de trabajo para Navantia, fabricante de buques de guerra, y entre otros para el proyecto “BAM II”, para construir buques diseñados para la intervención militar a miles de km.  También se ha pedido el aumento de gastos de personal en alguno de los organismos autónomos militares, para sustituir los blindados que usa España en operaciones en el exterior por otros mejores, o para mejorar las instalaciones de la base de San Gregorio (Zaragoza) y de la Capitanía Militar en Zaragoza (aunque en este caso la idea de fondo es que se acaben transfiriendo a las instituciones civiles). Afortunadamente, la huelga general hizo que este bloque de diputados no acudiera a votar sus propias enmiendas.

Intuimos la intención de las propuestas: apoyan en unos casos el trabajo en Cádiz, donde el paro golpea de forma escandalosa, aunque sea dando trabajo a Navantia. Consolidar o mejorar puestos de trabajo en organismos autónomos militares donde éste puede peligrar.

Podemos intuir, pero no compartir: ¿quién duda que el trabajo, puesto en peligro por las políticas neoliberales (de muy fuerte contenido autoritario y militarista), es una reivindicación justa y loable? Pero… ¿trabajo a cualquier precio?¿Al precio de fortalecer a la que aparece como la sexta flota del mundo y en su desempeño para agredir otros pueblos (y con ello otros trabajadores)? ¿Trabajo que beneficia a una industria militar subsidiada, agresiva, exportadora de guerras y que constituye un complejo de intereses político-industrial que ha generado una deuda escandalosa? ¿Se beneficia con este tipo de medidas al trabajo o a los dividendos de las empresas?, ¿a los trabajadores con sentido de clase o a los altamente cualificados técnicos en tecnología militar que actúan como mercenarios del trabajo?, ¿al desarrollo sostenible de Cádiz o a su dependencia del “monocultivo” militar? ¿Sacrificaríamos al dogma del trabajo a cualquier precio la aceptación de la reforma laboral, que en definitiva dará trabajo aunque precario y de baja calidad?

Como ha ocurrido en el pasado, la izquierda clásica, al igual que los sindicatos mayoritarios, han mantenido un discurso que minimiza las razones de coherencia pacifista y antimilitarista y maximiza las del trabajo, en vez de luchar por una reconversión de estas industrias inmorales hacia fines socialmente útiles y por el trabajo de calidad que genere desarrollo humano.

Mientras tanto, los movimientos alternativos hemos ido distanciándonos de propuestas que entendemos incoherentes e insolidarias. No entendemos este juego de doble rasero que depende de intereses cortoplacistas.  Tal vez por eso quede mucho por debatir con estas izquierdas para consolidar, también en materia de seguridad y defensa, un modelo alternativo.


Rescatemos Las Muelas (Valencia)

3 de diciembre de 2012

Cayetano

Fuente: ABC

No nos hemos vuelto locos, o no del todo.

Las Muelas es un paraje que se encuentra en Paterna (Valencia) sobre el que el Ministerio de Defensa tiene un campo de tiro.

Ignoramos el modo en que Defensa se adjudicó este territorio: si lo compró, lo expropió, se lo regalaron, se lo quedó,…  Pero sí sabemos que desde hace ya un tiempo a Defensa no le sirve para nada (como tantos otros campos de tiro e inmuebles que mantiene retenidos con tal de no darles utilidad social) y lo ha ido vendiendo a cachos, como cuando cedió al ayuntamiento más de 700.000 metros cuadrados para construir viviendas.  Ahora Defensa saca a subasta otro pedazo, esta vez por 10 millones de euros de tipo de salida (lo que implica que se comprará por más). Se trata de  algo más de  647.000 metros cuadrados colindantes con el barranco de Andolsa.

¿Y quién y para qué puede querer esos terrenos? Pues muy sencillo. Los empresarios de Paterna, que planean quedárselos, conseguir apoyo municipal y construir en Paterna la quinta zona franca de España (tras las de Vigo, Barcelona, Las Palmas y Cádiz, todas ellas construidas en tiempos de Franco). Una zona franca,por si no habéis caído en la cuenta, es un gran negocio empresarial, con exenciones de impuestos a las entradas de productos desde el extranjero, etc.

Vayan atando cabos, que seguro que encuentran una cierta lógica sutilmente programada, en el negocio de la venta de estos terrenos militares:

1) En el mes de septiembre de 2012, hace menos de tres meses, la asociación de empresarios de Valencia ofreció junto con el alcalde de Paterna una rueda de prensa para explicar el “apoyo” de los empresarios a la contrucción de una zona franca en Paterna. “El hecho es que la Comunitat cuenta con el primer puerto de todo el Mediterráneo, líder en recepción de contenedores provenientes de China, y la creación de una zona franca supondría una aliciente para la entrada de nuevas empresas a la Comunitat Valenciana”, apuntó Agustí.

Lo podemos consultar en el periódico digital Valenciaplaza.com.

Señalemos que desde tiempos de Franco no se ha aprobado en España ninguna nueva “zona franca” ni se tenía noticia alguna de una reivindicación parecida.

2) El tal Agustí mantuvo reuniones en Septiembre con el Secretario de Estado de Comercio y con el Director General de Infraestructura del Ministerio de Defensa.  ¿Curioso?

3) En la rueda de prensa ya referida, el alcalde de Paterna señaló que el Ayuntamiento de Paterna está convencido con la puesta en marcha de un proyecto que puede suponer un enorme beneficio para el municipio, para la Comunitat Valenciana y para el propio Gobierno de España, ya que “supone dar salida a los terrenos del antiguo campo de tiro de La Muela que el Ministerio de Defensa quiere subastar, no requiere una fuerte inversión por parte de la Administración y permitirá la llegada de nuevas inversiones que generen riqueza, empleo y bienestar”.

Osea, que el pelotazo es de doble dirección, para el Ministerio de Defensa, que saca tajada, y para el empresariado, que saca tajada.  ¿Qué sacamos los ciudadanos?

Recordemos ahora que el Parque Natural del río Turia pasa por Paterna. ¿Qué dirá de este pelotazo la Plataforma Cívica Paterna Respira, constituida para conseguir que los terrenos de La Muela reviertan al pueblo?

Pero, ¿y los intereses de la gente, del medioambiente, de un desarrollo sostenible y de rostro humano en Paterna y su área de influencia?

Por eso debemos rescatar Las Muelas antes de que todo estos negociantes nos saquen las propias en este nuevo negocio para unos pocos.


UNASUR construirá aviones no tripulados propios

1 de diciembre de 2012

06.09.2012

Fuente: Infonews

El Consejo de Defensa Suramericano, una especie de reunión de ministros de defensa de UNASUR, ha acordado un plan de acción para 2013 en lo relativo a políticas de defensa en la reunión mantenida en Lima el 28 de noviembre de este 2012.

En la protocolaria “declaración de Lima” han acordado,  junto con otras panolias propias de este tipo de acuerdos,emprender el “diseño, desarrollo y producción regional de un avión de entrenamiento primario-básico suramericano y crear un comité consultivo que desarrolle el modelo societario de un consorcio industrial para la prosecución del proyecto” e “impulsar el grupo de trabajo de expertos coordinado por Brasil para elaborar un estudio del diseño, desarrollo y producción regional de un sistema de aviones no tripulados.”

Sorprende esta opción tan alejada de las necesidades políticas y sociales de la subregión. ¿Para qué querrán los militares estos aviones? ¿Para qué esta apuesta remilitarizadora en una región sin conflictos interestatales a la vista, sin armas nucleares y, si se nos pide más, con una evidente falta de sentido del aumento del gasto militar y de los ejércitos?

No lo dicen a las claras, pero todo hace indicar que la expansión militarista que sufre la región, a falta de verdaderos enemigos y justificaciones del militarismo,  se quiere justificar con la idea de defensa de su espacio natural rico y diverso. Así lo ha apuntado el secretario general de la Unasur, el venezolano Alí Rodríguez, al decir que la mayor fortaleza de la región “constituye en que es el más vasto reservorio de recursos naturales del mundo”.

Parece que UNASUR también se apunta a la tecnología del asesinato a distancia y sin sufrir bajas.


Charla sobre el gasto militar en el 15M

30 de noviembre de 2012

El vídeo presente es la grabación de la charla sobre el gasto militar en la que Utopía Contagiosa participó en el CSO La Morada, de Madrid. En el mismo se explica el gasto militar oculto y algunas de las múltiples peculiaridades de lo militar.


A %d blogueros les gusta esto: