El gobierno español aprueba un nuevo incremento del presupuesto de defensa

Mariano+Rajoy+en+Vigo

Fuente: El País

El gobierno español, a las puertas del rescate económico y de un mayor desmontaje del estado de bienestar, ha aprobado un crédito al ministero de defensa de 1.782 millones de euros para pagar parte de la deuda en armamento (36.000 millones de euros que el ejército debe a las industrias militares).

Este nuevo crédito implica un aumento del presupuesto del ministerio de defensa de cerca del 30%. A este gasto enorme habría que nultiplicarlo por al menos tres para conocer la verdadera magnitud de nuestro gasto militar, del cual dos de cada tres euros están ocultos y no se contabilizan en los prespuestos de la defensa.

Recordemos que durante la elaboración de los presupuestos generales, defensa nos vendió la moto de la rebaja del presupuesto de defensa que, decían, era un agravio respecto de otros ministerios y ponía la defensa a las puertas de la inanición. Pues bien, con este nuevo incremento (que ni es el primero ni será el último) el presupuesto de defensa, en vez de “reducirse” respecto del de 2011, se ha aumentado en más de un 17%, lo que, esta vez sí, es un agravio comparativo respecto de los ministerios “sociales”, que estos sí, han disminuído y se encuentran en una especie de política de derribo por parte de estos ministros de ideología neoliberal y ultra.

Pero esto no es todo:  como se sabe, el militarismo español ya ha pactado nuevos aumentos del gasto militar este año y así, por ejemplo, el Ministerio de Industria “va a conceder un crédito” al de Defensa de otros 198 millones de euros para compra de armas y se esperan otras argucias para que Defensa “pague” este año hasta 2.370 millones de euros.

Si el aumento del presupuesto de defensa es escandaloso cuando otros ministerios tienen “rebajas constantes”, más escandaloso aún es el para qué del aumento: pagar programas de armamentos sofisticados y agresivos (portaviones, cazas, tanques, etc.) destinados a un enfoque del ejército agresivo y de intervención en el exterior.

¿Cómo es posible, por otra parte, que este “aumento” tan desmesurado del déficit público no suponga ninguna crítica en los organismos internacionales que nos han impuesto politicas restrictivas en gastos sociales? ¿No es sospechoso?

Con estas cifras resultan patéticas las protestas militaristas por el pobre gasto militar y yerran los sindicatos militares cuando piden su aumento en vez de denunciar su distribución, falta de transparencia e insostenibilidad. No es que haya poco gasto militar. Al contrario, lo hay en exceso. Lo que ocurre es que las partidas que se lucran de esta locura son las de armamentismo, las de injerencia en operaciones en el exterior, etcétera y las que se quedan atrás son las que tienen que ver con los derechos de los militares como trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: