Cayo Lara plantea algunas alternativas a la actual política de defensa

sin título

Fuente: Atenea Digital

Seis grandes ejes pretende IU alterar de la actual política de defensa:

  1. Restringir las fuerzas armadas a la defensa del territorio nacional
  2. Abandonar la injerencia en operaciones en el exterior
  3. Limitar los programas de adquisición de armamento
  4. Dar participación y protagonismo a la comisión de defensa y al parlamento en el planeamiento de la defensa, haciendo que sus decisiones sean vinculantes desde la elaboración de la directiva de defensa y el resto de las decisiones.
  5. Desvincular nuestra defensa de los intereses de la OTAN
  6. Reducir los efectivos del ejército.

Este planteamiento se deduce de la entrevista concedida por Cayo Lara a Atenea Digital y supone, por primera vez en muchas legislaturas, un enfoque global y diferente del pactado entre PP-PSOE de la política de defensa por parte de algún grupo parlamentario.

Llama la atención, por primera vez, que una fuerza política pida que las decisiones de la política de defensa dejen de ser un coto cerrado del ejército y del ministerio de defensa y pasen a ser públicas, transparentes y controladas desde el parlamento (que hasta ahora ha tenido, incluida su comisión de defensa, un papel de mero adorno).

En el momento en que Rajoy acaba de firmar una directiva de defensa que no ha pasado ni ha sido consultada en el Parlamento, resulta cuando menos pertinente reclamar un cambio de rumbo y, como hace ahora por primera vez IU, ofrecer un planteamiento netamente discrepante de la política de defensa vigente.

Así no podrán decir el PP-PSOE que para qué someter la directiv a debate, si todos están de acuerdo.

En nuestro criterio faltaría ahora complementar estas lineas propuestas por IU con otros ejes igualmente importantes:

  1. Restringir el complejo militar-industrial y la venta de armas.
  2. Aplicar programas de reversión del patrimonio militar sin utilidad para la defensa a fin de que se reconvierta a fines socialmente útiles
  3. Negar la legitimidad del pago de la deuda militar injusta y que actualmente llega a 36000 millones de euros.
  4. Dotarnos de una verdadera cultura de la defensa que empodere a la sociedad de la idea de defensa y la haga participe en la definición de lo que hay que defender, como  y quiénes han de hacerlo.
  5. Iniciar un proceso de transarme desde el actual modelo de seguridad militar hacia el más dinámico y alternativo de seguridad humana, basado en la lucha por los derechos y libertades, el respeto de la naturaleza y la visión del mundo más global y solidaria.
Anuncios

2 Responses to Cayo Lara plantea algunas alternativas a la actual política de defensa

  1. Fer dice:

    la contradicción de la bandera republicana con el escudo real ya es un indicativo del batiburrillo mental de esta gente,creo que el movimiento antimilitarista tiene las cosas mucho más claras para hacer propuestas realistas de desarme y defensa,como siempre,las intenciones de :”esa gente” no me parecen lo suficientemente claras,cuando existen interlocutores sociales mucho más y mejor legitimados para hacer esas y otras propuestas interesantes en el debate de la defensa nacional.Gracias-

  2. utopiacontagiosa dice:

    Fer: Gracias por tu colaboración. SI te fijas nuestro énfasis en el artículo está en señalar que por primera vez en toda la historia próxima un grupo político parlamentario ha opinado de la directiva de defensa nacional y ha propuesto alternativas que van más allá de los tópicos. Que se crean o no el tema es otra cosa. Por otra parte no estamos convencidos de que el pacifismo y el antimilitarismo propongan el desarme. El desarme es una estrategia de los estados para conseguir un nivel mutuo y rebajado de armas. NO es una estrategia pacifista. Más bien el pacifismo pide la desmilitarización y el transarme. Lógico que la legitimidad de múltiples grupos sociales y del antimilitarismo para hacer propuestas alternativas es indudable y siempre oportuna. Lo triste es que en materia de directiva de defensa y de política de defensa, en general, el antimilitarismo no hace propuestas ni plantea críticas. Es un tema secundario en la agenda actual, tal vez porque hay urgencias mayores o porque se considera que es una cosa de militares, aunque sin duda la práctica de lucha conlleva ya una crítica global, pero no sistemática ni puntualizada a todo esto. Un saludo y ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: