Un coronel dice que con Franco vivíamos mejor y que Morenés no tiene XXXXXXX para prohibirle decirlo en la red

Palacio + de + la + Moneda

Fuente: Alerta Digital

Recientemente nos hacíamos eco de la pretensión de Morenés de prohibir a los militares la crítica a las políticas del ministerio de defensa por medio de la red y de los correos electrónicos. Nos parecía, y nos sigue pareciendo, una aberración y un ejemplo de la perversión que es el militarismo y sus normas disciplinarias.

La red es un lugar de contraste, de debate, de intercambio. Y por ello prohibir su uso, ejercer la censura, sobre todo si se critica al poder, es apostar por el autoritarismo y contra la libertad.

Lo es aunque, como es el caso que vamos a narrar,  la red sea usada para decir barbaridades y desatinos, porque, en todo caso, la propia red sirve para que, ante la apología de las peores de las ideas, se desenmascare por el resto de la red esta apología y se la desacredite con el uso de la razón.

El Coronel (ojo, no cualquier cargo, sino un coronel del ejército y probablemente el representante de una mentalidad más que extendida en esta institución) Alamán dice, entre otras cosas, que a él no le va a callar Morenés ni el nuevo reglamento disciplinario que quiere meter 14 días de arresto a los militares que critiquen al ministerio: que Morenés no tiene “cojones” para ello (perdónennos es uso de este término castrense tan literal y machista), que el PP y el PSOE odian a los militares (perdonen este ataque de paranoia súbito y surrealista) pero el PP mucho más, que las leyes militares son inmorales (lo cierto es que pensamos lo mismo pero por razones opuestas en la mayoría de los casos a las del coronel) y que tendrían que matarle para que se callara.

Si la cosa quedara ahí, en ese especie de cabreo mal expresado, no pasaríamos de hablar de un coronel algo vehemente y deslenguado que se encuentra indignado por la censura que se quiere imponer a los que critican al poder y por la que, a nuestro entender, es una flagrante violación del derecho democrático de libertad de opinión y de expresión.

Pero Alamán va más allá y realiza una apología desmedida del fascismo del régimen de Franco y nos explica su añoranza de aquellos buenos tiempos ” Han tenido engañada a mucha gente durante años, pero no se puede engañar siempre a todo el mundo. Cualquier comparación con el régimen de Franco dejaría muy mal parada a esta casta política. Aquella gente sí que hacía las cosas por el interés y el bien de todos. La altura moral de aquellos ministros convierte a los de ahora en enanos. Gracias a la fortaleza de esa clase media que se creó durante el franquismo, España ha tenido tranquilidad social todos estos años. Eso ya se está acabando, y por desgracia no tenemos a otro estadista como Franco para que nos eche una mano.!  Luego está la hipocresía de querer enterrar la memoria de Franco, pero no su gigantesca obra. Se destrozan las estatuas de antes, pero se conservan los paradores de turismo. Se quita el nombre a las calles de los franquistas, pero no sus frutos en forma de industrias, pagas extraordinarias, seguridad social, pantanos, universidades populares, trenes, aeropuertos, autopistas, puertos pesqueros, altos hornos y, sobre todo, una gran clase media que nunca antes había existido. Esta farsa ya se les está acabando. Por eso temen tanto las opiniones de quienes representan aún la conciencia moral y patriótica de aquella maravillosa época que dio paz, desarrollo económico y fortaleza moral a los españoles.”

Alamán desvaria, sencillamnte y lo preocupante no es que lo haga en público, casi es mejor saber estas cosas, sino cuántos más piensan como él entre los mandos del ejército y, lo que es más importante, cuántos más piensan como él que el ejército es el garante de la unidad y de los valores y que su deber es actuar cuando estos no se llevan como ellos quieren. Veamos su reflexión: “Los militares tenemos algo que la mayoría de los políticos de la casta desconocen: patriotismo y honor. Ese patriotismo y ese honor nos impele a actuar siempre bajo la exigencia del sentido del deber. Y el deber de los militares es alertar de la situación agónica que vive nuestra patria. Si, según la Constitución, somos los garantes de su unidad y de su seguridad, ¿por qué se pretende que callemos cuando se está poniendo en serio peligro tanto la unidad de la patria como la seguridad de los españoles?”

Ya sabemos, más bien confirmamos lo sabido, que el ejército es una institución peligosa para nuestros derechos e intereses. Que el ministerio lo disfrace no ayuda en nada, más bien nos desmoviliza frente a la amenaza militar.

En fin, qué bueno es que se puedan encontrar las opiniones de los mandos del ejército, aunque sean como las de Alamán, en Internet (de momento) para que las podamos rebatir y, sobre todo, para que estemos preparados ante cualquier tipo de aventura de los espadones que, al parecer, goza de predicamento en los oficiales en activo.

Anuncios

Una respuesta a Un coronel dice que con Franco vivíamos mejor y que Morenés no tiene XXXXXXX para prohibirle decirlo en la red

  1. ¿quien vivia mejor: pakito pantanos ke firmaba sentencias de muerte sin temblarle el pulso, que masacraba homosexuales sin compasion, que demonizaban a las madres solteras haciendo de la madre y la criatura su vida un infierno, todo esto con el beneplacito de la ramera del vaticano la putamadre iglesia,Tejero ya tiene sucesor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: