Los militares amagan protestas por los recortes

Fuente. público

La Asociación Unificada de Militares Españoles ha dado a conocer un manifiesto levantisco hacia el gobierno del PP y hacia los recortes que, como a los demás, les han aplicado.

Desvelan el malestar y desánimo, ya antiguo, que viven estos peculiares funcionarios y no descartan una manifestación de militares para mostrar que ya están hasta las narices.

Quienes se paren a escuchar sus reivindicaciones laborales encontrará muchas de ellas no sólo justas sino que seguramente se sorprenderá de la restricción absurda y anticuada de derechos que parecen lógicos.

Si además sabe algo más del planeamiento militar, seguramente se asombrará de que el sistema de ascensos que tienen sea tan cavernícola y deprimente: hay embotellados en el cuartel general del ejército un manojo muy grande de generales inservibles que no hacen absolutamente nada y que ha dado lugar al chiste de llamar a ese edificio el cuartel de las estrellas; el número total de generales y de altos mandos es desproporcionado para el de tropa, lo que hace que tengamos un ejército cabezón y sin cuerpo y que además, se va envejeciendo poco a poco en sus cuadros más altos; el politiqueo sirve para garantizar puestos  y ascensos y un largo etcétera que la AUME ha denunciado algunas veces.

Que el ejército cumpla funciones que no le corresponden a juicio de los que dicen entender del oficio es otro de los motivos del cabreo.

Pero si en algo han acertado estos militares de AUME es en empezar a amenazar con tirar de la manta y contar los aberrantes gastos superfluos del ejército y compararlos con el agravio del trato que los militares de a pié reciben.

Y es un acierto porque, hasta ahora, su obstinación era mantener (haciéndole el juego al gobierno de turno) que había poco gasto militar y poco presupuesto, y no, como ocurre, que hay un excesivo gasto militar (por cierto, dos de cada tres euros opacos) pero que se dedica o a garantizar derechos de nadie, sino a comprar armas caprichosas y que luego se tienen en hangares, por ejemplo, o en  programas faraónicos de armamentos que no tienen sentido para la defensa, que se supone que es para lo que los militares quieren estar, sino para que se campaneen los políticos por ahí fardando de músculo militar.

Que los militares empiecen a comprender que defender los derechos y lo que a la gente le interesa defender no tiene que ver con las armas ni con los valores militaristas de obediencia ciega, jerarquía, etc, y empezar a utilizar los medios de defensa social al uso (movilización, lucha social, huelgas, desobediencia, etc) tal vez sea una de las prácticas más saludables que estos militares pueden hacer en estos tiempos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: