Defendernos contra la especulación financiera

Fuente:  lainformación.com

“El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha advertido hoy sobre las tensiones provocadas por los “ataques especulativos” a los sistemas financieros de países soberanos y ha apostado por una respuesta coordinada con los aliados y socios”.

Pero no sólo eso:  “Tras señalar que la crisis económica puede poner en riesgo la seguridad y estabilidad a nivel mundial, Morenés ha indicado que es necesaria una respuesta coordinada con los aliados y socios”.

Son varias las reflexiones que nos surgen:

  • Parece que cada vez más desde el Ministerio de Defensa se abandona la idea tradicional de defensa militar, territorial y estatal y se opta por un defensa que tiene que ver más con la realidad de lo que interesa defender:  la seguridad humana.
  • Cómo se plantea Morenés defendernos contra las especulación financiera.  ¿Sirve para algo el ejército en esta cuestión?  No, ¿verdad?

Nos parece necesario defendernos contra la especulación de los mercados financieros, sobre todo contra aquellos mercados que no aportan nada a la economía real y que lo único que hacen es jugar con el dinero (propio y ajeno) sin el menor de los escrúpulos.

Si hemos de aportar algo sobre cómo se puede la sociedad defender ante este ataque que provoca violencia estructural en todo el mundo, sería mediante las acciones noviolentas que se hacen en muchos grupos de base:

  • aportando tu dinero a la banca ética que no especula en los mercados financieros de derivados, que no especula en el mercado de armas, …
  • realizando actuaciones para apoyar los microcréditos
  • apoyando las formas de empleo comunitario
  • divulgando lo pernicioso de los mercados especulativos
  • promoviendo acciones contra la corrupción financiera y política
  • promoviendo y utilizando el comercio justo
  • en la promoción de la consecución de los Objetivos del Milenio
  • etc.

Como veis, todas ellas son acciones que realmente defienden lo que queremos defender y que nada tienen que ver con lo militar y sí con el concepto de seguridad humana y con el concepto de defensa social.  No tienen nada que ver con los soldados sino que están encuadradas en la colaboración, los grupos de base, las ongs, …

También desde este enfoque lo que vemos es que es el sistema el que no funciona.  El sistema económico con su economía especulativa y no productiva, pero también el sistema de defensa militar que defiende al económico y que lo potencia con una ingente deuda militar de 37.000 millones de euros, con el comercio de armas, con la exportación de guerras al tercer mundo, con la rapiña de las materias primas, …

El reto que tenemos planteado no es de reformas o de cambios parciales, es mucho más profundo, es necesario un nuevo paradigma en todos los órdenes políticos, económicos, culturales y de defensa.  Es necesario crear y fomentar un paradigma noviolento que realmente sea alternativo a la violencia que nos acecha en todos los ámbitos:  violencia directa, estructural y cultural.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: