El Ministro de Defensa aburre a las ovejas.

LUZ + Y + TORMENTA

Hemos seguido por el canal de tv interno del Congreso de los Diputados el debate del Ministro de Defensa sobre las operaciones militares internacionales en la Comisión de Defensa.

La crítica generalizada de los grupos parlamentarios ha sido que el Ministro se ha limitado a abrumar a los diputados con datos técnicos pero renunciando a hablar de política.

Así, el Ministro ha aburrido a las ovejas y los diputados, que no quieren ser rebaño, se han quejado. ¿Qué objetivos políticos llevan a España a militarizar sus relaciones internacionales?, ¿Por qué se hace seguidismo de la política militar de Estados Unidos?, ¿Qué resultados en términos de mejora de la paz mundial, de la democracia, de la estabilidad del orden internacional ha tenido este intervencionismo e más de 30 años de España en misiones militares exteriores? ¿En qué ha mejorado la seguridad de España?, ¿No nos ha creado enemigos donde no los teníamos?, ¿No será España percibida como un país agresor? ¿Cuánto ha costado en el conjunto de estos 30 años el aventurerismo militarista desplegado por el ejército español?, ¿No se podría haber hecho con ese dineral un trabajo de diplomacia preventiva y de estímulo de la paz y el desarrollo, alternativo al militar?, ¿Por qué se confunden los intereses mas espúreos de apoderarnos de recursos naturales, rutas comerciales y posiciones estratégicas con la retórica de los derechos humanos y la paz?, ¿Por qué se sortea la legalidad internacional para ampliar estas misiones más allá de lo autorizado?, ¿por qué se perjudica la política de cooperación al desarrollo detrayendo recursos que van hacia el militarismo? ¿No sería mejor reducir la presencia militar en el extranjero o incluso los efectivos el ejército?, ¿Por qué se venden armas a Arabia Saudí, donde le ministro ha ido la pasada semana a vender tanques?…

El  ministro ha preferido no contestar a nada de esto. Para eso tiene en el portavoz del PP en esta comisión un mamporrero suficiente que ha recordado el realismo político más rancio y militarista, incluso invocando el ejemplo de Pompeyo el grande, y recordando que puede que no haya más libios demócratas, pero que hay más libios vivos que antes (ejem) y que nuestras fuerzas armadas están a lo que tienen que estar, pues son parte de la OTAN y se implican en defender la carta de Naciones Unidas, de lo cual están muy orgullosos en el PP.  Recuerda el portavoz del PP; un tal Vicente Ferrer (que ya es mala leche porque puede confundirse con un Vicente Ferrrer que se horrorizaría del discurso de este diputado) que nuestro ejército no es una ong (lo cual es una obviedad, otra cosa distinta es que a veces se quieran arropar de un discurso falso de ayuda y solidaridad que no les pega y que en otras ocasiones su intervención tire por la borda todo intento de ayuda al desarrollo o se quede con sus recursos) y que hay que dejarse de eufemismos, pues la guerra es la guerra y el militar es lo que es (no vamos a poner un calificativo por si la toman por nosotros, pero también nos parece bien dejarnos de eufemismos al respecto). El PP no quiere engañar a la sociedad vendiendo humo: El ejército va allá a hacer la guerra, no la paz, y a defender nuestros intereses (véase que en el “nuestros” debe referirse más bien a los de ellos, los prosistema, no los de todos).

El ministro, en el mismo tono cansino del inicio, ha dicho al PSOE que tiene la vocación de consensuar con ellos la política de defensa como política de estado incontestable y estable (lo que quiere decir que quiere cerrar el debate de las alternativas a esta política llegando a un cambalache con el PSOE).

Luego ha anunciado que el ejército español se las pira en breve de Líbano (lo cual no es gran cosa teniendo en cuenta que el número de efectivos en Líbano no supera la cincuentena) y ha eludido hablar de la operación Atalanta porque cree que no hay motivo para explicar este asunto. También ha dicho que él ha ido a Arabia Saudí a defender con esa venta los intereses españoles, no a preocuparse de los de los saudíes (osea, que le importa un pimiento si los tanques van a ser para poner en ellos flores o para reprimir al vecino, con tal de venderles los tanques). Además, ha anunciado que su ministerio es excepcionalmente transparente y que si los diputados quieren información de primera mano sobre cualquier cosa que le llamen al teléfono. Afirma que España es más segura que cuando estábamos fuera de la OTAN y de la UE (lo cual es un pecado de optimismo o una mentira, a elegir) y dice que el mundo se mueve también por intereses, y entre ellos hay algunos que son los que nos importan y justifican a los ejércitos para defenderlos y las venta de armas para lo mismo, para defender “nuestro” comercio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: