Nuestra Armada se queja de la crisis, pero somos la séptima potencia naval mundial

La Armada va a dar de baja al buque de desembarco Pizarro (funciones: Tiene como misión principal, transportar y desembarcar carros, vehículos anfibios de asalto, vehículos de combate, tropa y sus equipos de asalto anfibios, sobre la playa o efectuando amadrinamientos de embarcaciones de desembarco), el buque de  mando Diana y el patrullero de altura Chilreu, y, además, se queja de que su presupuesto ha bajado un 10,10 por ciento, hasta quedarse en 903 millones de euros.

Pobrecitos.  No sólo su dinero se ha visto rebajado bastante menos que la media de los demás ministerios (16 %) sino que, además, no vamos a poder invadir tan cómodamente como antes.

Pero, ¿es tan grave la situación?  Hay que tener en cuenta que nuestra flota consta  “en la actualidad 65 unidades navales, después de desprenderse desde 2009 de una fragata, el «Marqués de la Ensenada», el «Hernán Cortés», el «Descubierta» y quince patrulleros ligeros y dar de alta cinco nuevos buques”.

Además, os damos el enlace de la revistanaval.com en el cual hay un ranking argumentado y razonado de las fuerzas navales en el mundo y figuramos como la séptima potencia:

  • La US Navy es, indiscutiblemente, la más poderosa del mundo (no hacía falta esta clasificación para poder afirmarlo) y lo va a seguir siendo durante muchos años. La posibilidad que llegó a existir de que la antigua URSS amenazase la primacía naval de los EEUU ha desaparecido completamente. De hecho, la Royal Navy puede volver a ostentar un más que digno segundo puesto si prosigue la actual degradación de la capacidad naval rusa. La Marine Nationale francesa mantiene una cuarta posición clara, siendo las cuatro primeras clasificadas las únicas armadas con una capacidad de proyección de fuerza a nivel mundial (quizá de forma más limitada Rusia, debido a su escasa operatividad y a la carencia de una red de bases terrestres, de la que si disponen Francia y Gran Bretaña).
  • Existe un segundo grupo de cuatro armadas: la japonesa, la italiana, la española y la india, con una fuerza naval significativa, bastante equilibrada y una capacidad importante de proyectar fuerza en sus respectivos hemisferios. La marina japonesa es, con diferencia, la más fuerte del grupo y la única que podría pasar de este segundo grupo al primero; para ello, deberían darse dos circunstancias: 1/ debería disponer de submarinos de propulsión nuclear y 2/ debería construir al menos un portaaviones sobre el que fundamentar un cierto poderío aeronaval (circunstancias ambas que difícilmente se darán, no por falta de capacidad económica o industrial sino, mas bien, por decisión política). Las otras tres armadas de este grupo no parecen de momento tener potencial como para pasar al primer grupo. Además, se da la circunstancia de que estas cuatro armadas tienen una importante dependencia tecnológica de alguna de las primeras (en concreto, de los EEUU, salvo la India, que depende de Rusia). La más floja del grupo es, con diferencia, la India que además se ha visto beneficiada por el criterio utilizado, al desentenderse en muchos casos de la calidad de los equipos. Ciertamente, su inclusión en este grupo es bastante generosa.
  • En un tercer plano, y como potencias de nivel continental, cabe destacar a las marinas de China, Alemania, Holanda, Brasil, Taiwan y Turquía. Estas armadas podrían, eventualmente, optar a unirse al grupo de las potencias “hemisféricas” en los próximos años, en base a reforzar sus aspectos más débiles (los buques obsoletos de China y Brasil, el excesivo énfasis alemán y holandés en la guerra costera y en la antisubmarina respectivamente, etc).
  • En cuanto a la Armada Española, decir que se le ha adjudicado una dignísima séptima plaza, que a lo largo de los próximos años tenderá probablemente a consolidarse (o incluso a mejorar hasta la sexta posición) gracias a las nuevas F-100, los buques anfibios, etc. Sin embargo, por múltiples razones (reducida entidad numérica, carencia de submarinos nucleares, falta de una red de bases terrestres de apoyo…) no podrá optar a ascender al grupo de las grandes potencias navales. La Armada Española puntúa en casi todos los campos, salvo en la guerra costera, aunque en ninguno ocupa una posición superior a la quinta.
Es decir, la Armada y sus almirantes se quejan mucho pero no comparten los recortes tanto como sería necesario.  Parece otro claro ejemplo de intento de manipular la información para rascar más euros a Rajoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: