Los presupuestos de defensa nunca bajan

Tesoro + HQ +% 40 + Sunset

Fuente: Infodefensa.

Hemos leído con atención un artículo de opinión de Enrique Navarro en Infodefensa. El autor es uno de los palmeros del militarismo pero su opinión suele estar bastante cerca de lo que acaba pasando en los aledaños del poder militar, de modo que interesa seguir su punto de vista.

Lo malo es que el autor debe ser leído entre líneas para sacarle el jugo a su opinión, pues la disfraza con la retórica militarista al uso y con la manipulación de confundir presupuesto del ministerio de defensa con gasto militar total.

Pero vayamos al fondo del asunto:

1) Nos desvela el autor que el ministerio de defensa gastó en 2011 1.372 millones de euros más de los que tenía presupuestados, con lo que, haciendo las correcciones oportunas, resulta que el gasto militar de 2011 (los 6,929 millones de euros del presupuesto del ministerio de defensa más los 11.687 millones de euros disfrazados en otras partidas de los presupuestos generales de 2011, sólo descendieron respecto de 2010 een un 2´2%).

Es importante este dato, porque el ejército y sus partidarios vendieron que el gasto militar descendió alarmantemente, pero vemos que ésto no es así. Más bien disfrazaron el gasto militar alarmantemente, como siempre.

No quieren decir que al año casi nos gastamos en gasto militar tres billones de las antiguas pesetas.

2) Señala que el gran perjudicado del presupuesto son los programas especiales de armamento (PEA), es decir, los programas de adquisición de armamentos sofisticados y especialmente diseñados para su uso agresivo en conflictos internacionales (fragatas, submarinos, cazabombarderos, tanques leopard, etc,). Según el presupuesto general se asignan sólo 5 millones de euros para las nuevas adquisiciones de este tipo de armas.

Nosotros mucho nos alegraríamos de que así fuera y de que España dejara de invertir en adquisición de armamento que nos convierte en un país con una doctrina de defensa ofensiva e intervencionista. Ahora bien, hay que hacer varias precisiones:

La primera es una clave que da el propio articulista: Puede que se congelen las nuevas adquisiciones y puede que no, que lo que se haga es comprometerlas “con cargo” a los presupuestos de  2014, cuando se prevé que el desmontaje del estado de bienestar (esto no lo dice Navarro) dejará barra libre para cumplir el sueño de Hayeck de un estado pura y llanamente “liberal”.

La segunda es que esta “rebaja” se ve compensada con la enorme mordida que se va a dar a los créditos reembolsables a la industria militar, a cargo del presupuesto del ministerio de Industria,  por valor de -dice Navarro-  de 582 millones de euros (sin embargo nosotros hemos encontrado que la cantidad será de 758,18 millones y no de 582).

La tercera es que además de esto, el presupuesto del Estado consigna una tercera partida, de pago de deuda contraída, con la que en parte se financian los mas de 37000 millones de euros de deuda contraída en programas de armamento desde hace mas de 10 años.

La cuarta es que es falso que el presupuesto militar consolidado en España haya supuesto una reducción del 8,45 respecto del del año anterior. Si tenemos en cuenta que la lectura apresurada de los presupuestos generales nos han permitido cuantificar, como mínimo en 17120.46 millones de euros el gasto militar presupuestado, como máximo se habrá producido una reducción del presupuesto respecto del de 2011, del 1,2%, es decir, una miseria.

La quinta es que el propio Navarro afirma que se va a hacer trampa. Vean la frase: El ejecutivo ha presentado unos presupuestos muy ambiciosos con un objetivo de déficit complejo de alcanzar pero necesario. Existen dos datos para la preocupación en el cumplimiento de este objetivo, en el caso específico de la defensa. Por una parte los créditos totales del ministerio de defensa en 2011 fueron de 8.301 millones de Euros frente a un presupuesto inicial de 6.929 millones; un desfase de más de 1.300 millones de Euros, incremento motivado en un 60% por la operaciones en el exterior y el otro 40% por modificaciones presupuestarias de diferente alcance. Es decir que para cumplir con el objetivo de déficit de los presupuestos presentados, el ministerio de defensa debería gastar en 2012 6.316 millones de Euros, frente a los 8.173 millones de Euros gastados en 2011; es decir casi 2.000 millones menos, y este reto se nos antoja de muy difícil cumplimiento.

Está claro: se les antoja muy difícil cumplir con el compromiso presupuestario y, una vez más, como de costumbre, acudirán a los fondos de contingencia y otras argucias para superarlo, con lo que, además, el ministerio de defensa nuevamente contribuirá a que no se puedan cumplir los objetivos de déficit del estado, pues su presupuesto no es creíble.

Y sexto: lo que no dice: Ninguna mención al gasto social, a los draconianos recortes que han sufrid las principales partidas sociales del presupuesto general y los derechos de los ciudadanos. Una muestra más del papel del ejército como defensor de los intereses de los que mandan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: