Derechos de los militares

Canadair+CL-215T

Fuente:  El País.

Mariano Casado (secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles, AUME) reivindica algunos derechos básicos para los militare españoles:

  • Que las autoridades del gobierno les hagan caso en sus planteamientos y no les den largas en sus peticiones.  Los comentarios en su página web nos dejan claro que los militares son bastantes escépticos con los políticos españoles y, sobre todo, con los políticos del PP en la comisión de defensa actual, muchos de los cuales ya llevan varias legislatura y aún dicen estar enterándose de qué es lo que quieren los militares.
  • Estabilidad en sus puestos de trabajo y no verse sometidos a continuos desplazamientos por cierre de unidades, y estabilidad también en su carrera profesional porque, se quejan, de que cada año cambian las pautas para evaluarles.

Argumenta que si no es así se podría ver mermada la disciplina y la unidad de las Fuerzas Armadas.  Esto último parece una cierta amenaza, como se decía antes, un cierto ruido de sables.

Habría que recordarles que en los demás ámbitos de la vida, es decir, en el sector civil, también se están sufriendo los mismos problemas o incluso peores, pues en ejército y la policía son los únicos sectores en los que el PP ha dicho que no va a provocar despidos.

Por otra parte, la urgencia con la que los militares quieren que se resuelva lo suyo (es decir, que se desarrolle una ley nueva de la carrera militar que les garantice un estatus), con lo que está cayendo, no parece ser muy compatible con las urgencias del momento, ni siquiera con las urgencias en la política de defensa (nosotros por ejemplo vemos más urgente resolver el inmoral gasto en armamento que ha generado una deuda de 36000 millones de euros hasta la fecha, o sacar las tropas de los conflictos y guerras donde han metido las narices, o reducir, ya que estamos, el número de efectivos y mandos del ejército sobredimensionado, o evitar la venta de armas a países de dudoso respeto a los derechos humanos, o proceder a la reconversión a usos útiles de los espacios naturales que el ejército mantiene para usos bélicos, o deshacer el entuerto de dotar de privilegios profesionales y de titulación a los militares para su “homologaión” civil, o devolver la soberanía en temas de defensa al pueblo y evitar la opacidad y la falta de transparencia de estas políticas, o prohibir que la cooperación internacional encubra inversiones militares en Afganistán y otros lugares y un largo etcétera)

Está bien que a los trabajadores, a todos, incluidos los militares, se les reconozcan derechos. Pero estará mejor que los derechos no vengan a constituirse en privilegios de casta y que los militares no amenacen con el ruido de sables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: