El cinismo que mueve las buenas intenciones.

% D9% 81% D9% 84% D8% B3% D8% B7% D9% 8A% D9% 86

Fuente: El País

Entre las muchas críticas que ha recibido la idea de cooperación internacional se encuentra la muy discutible noción de desarrollo vigente en los “países donantes” y su etnocentrismo, la extraña coincidencia de los intereses solidarios con otros espurios de los mismos países donantes, la generación de dependencias y mayores dominaciones que han solido acompañar a este tipo de ayuda, y la muy aplastante realidad de que la ingente cantidad de dinero puesta en juego ha servido en tantas ocasiones para alimentar insticuciones y burocracias pero mucho menos para reducir los índices reales de pobreza o para generar relaciones más justas.

Sin querer entrar a criticar toda la acción solidaria que existe, mucha de la cual es meritoria, lo cierto es que la cooperación al desarrollo ha servido más, desde su nacimiento como instrumento ideológico en la guerra fría, como una herramienta geopolítica al servicio del status quo que para cambios de éste y ha favorecido mucho mas a los países donantes y a sus políticas que a las personas y comunidades recpetores y sus causas.

Por otra parte, el discurso de la ayuda al desarrollo, que movilizó tantas energías en los años 90 con las campañas por el 0´7%  en España, ha servido a la casta política como un instrumento de prestigio y para acallar conciencias, porque de forma simplista mucha gente, a la izquierda y a la derecha del espectro, legitima todo lo que tiene que ver con ayuda al desarrollo, sin separar grano de paja,  y bajo la idea de que todo vale.

El artículo de El País que ahora comentamos es un claro ejemplo de lo que desde el mundo “oficialista” de la ayuda oficial al desarrollo se piensa sobre ésta y nos debe permitir comprobar lo necesario que es repensarnos las cosas para no seguir alimentando intereses que no son los nuestros.

Nos dice El País que en la ayuda oficial se combinan valores altruistas con intereses políticos, egoísmos e intereses económicos y que algunos estadistas, como Cameron en Reino Unido, apuestan por mantener esta ayuda por puro pragmatismo, haciendo de ella un muro de contención para que la pobreza no venga a nosotros en forma de terrorismo o de inmigración.

España, con Zapatero, incrementó muy significativamente su ayuda al dearrollo y se situó como séptimo donante mundial. Hasta aquí todo muy bonito. Creció la cooperación, se especializaron y fortalecieron estructuras para su ejecución, se conformó la AECID y su aparato, hoy inmenso, se fortalecieron ONG, algunas en un franco proceso de hipercreicimiento y burocratización, y se firmaron acuerdos con ella para el desarrollo de esta acción y un largo etcétera.

Ahora bien, ¿la cooperación era sincera o era un instrumento de hacer política, como dice Cameron para inglaterra? Las respuestas son muy matizadas. Se han hecho muchas cosas, muchas con una visión muy integral. Pero… ¿qué podemos decir de la cooperación vinculada al Plan África y a la invasión mediática de pateras desde áfrica subsahariana, se buscaba el desarrollo o apagar la crítica de las noticias?, ¿Por qué entre los países a los que se dona está Afganistán, o Irak?, ¿por qué hay cooperación con Marruecos, Argelia, Egipto o Túnez, donde vendíamos armas?, ¿Cómo es que la cooperación en américa latina sigue anclada a modos de hacer obsoletos y a intereses muy discutibles de ONG por mantener su estatus haciendo lo mismo (lo que a su vez implica impidiendo a otros hacer otras cosas) y con los mismos enfoques? ¿No llama la atención la suma de intereses que se da entre la cooperación española y los intereses de las empresas españolas?, ¿Y qué no decir de la llamada ayuda humanitaria vinculada a los ejércitos? ¿O de las partidas de cooperación que encubren militarismo?…

Gracias a esta contribución, España, nos dice El País, se ha sentado en el G-20, ha aspirado a presidir la FAO con Moratinos, ministro del ramo, y ha figurado entre los principales donantes del Fondo Mundial contra el SIDA de la ONU.

¿Cooperación por convicción o por interés?

¿Difícil responder?

Gonzalo  Fanjul, un experto que tiene un blog sobre el tema ” Para una potencia media como España, la cooperación es una palanca de influencia a la que no puede renunciar, porque en un mundo interdependiente resolver los problemas ajenos también es resolver los propios. Cooperar es una actitud ética que también puede ser muy rentable: cómo posicionar a las empresas españolas en el sector de las renovables en América Latina y África, por ejemplo. Políticamente, estamos en el G-20 en gran medida por el esfuerzo de los últimos ocho años”

Ahora el PP plantea más a las clara el problema: Por una parte habrá menos cooperación (y ello repercute en menor financiación para ONG que crecieron y se institucionalizaron muy rápido) y por otra más vinculada a los intereses de España.

Las ONG que forman parte del entramado de intereses de la cooperación protestan por esta bajada de fondos. Es una protesta lógica, pero no creíble del todo, por desgracia, pues a menudo se observan demasiados “expertos” que han hecho de esto su modus vivendi y demasiada poca crítica al estatus quo y al orden internacional vigente.

En nuestro criterio la cooperación debe servir para transformar el mundo desde un imperativo ético y de solidaridad y no para posicionar marcas, tinglados ni intereses.

El cinismo no mueve las buenas inteniones, sino que las usa en refuerzo del propio cinismo y eso forma parte del mundo que queremos superar.

En cierto modo se hace preciso un amplio y profundo debate sobre la cooperación, sobre el papel de la sociedad civil en la solidaridad, sobre las propias políticas de cooperación que realiza el estado y sobre toda esta materia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: