Seguridad alimentaria: ¿qué queremos defender?

Fuente:  Público.

Alarmantes los datos sobre la calidad del suelo y del agua en los cuales se cultivan los alimentos.  Cada vez su calidad es peor y ello va a provocar que nuestra alimentación empeore, consecuentemente.

Nos remite a un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

La recurrente pregunta de si será posible alimentar a un mundo con 7.000 ó 9.000 millones de personas se contesta, en parte, en este informe:  será muy difícil y, además, lo alimentaremos con muy mala calidad.

Aunque la superficie total de tierras dedicadas a la alimentación crece, también es verdad que decrece a un ritmo alarmante la cantidad de hectáreas de cultivo por persona.

Además, los riesgos asociados a los principales sistemas de producción agrícola ocupan casi todo el globo y su superficie cultivable, además, se diversifican:  subida del nivel del mar/inundaciones, escasez de agua, reducción de la biodiversidad, deforestación, pérdida o baja fertilidad del suelo, erosión, escasez de tierras.

Por otro lado, la escasez de agua también es un problema acuciante.  Esto conlleva un problema derivado que es la salinización de tierras debido al riego.

Es necesario abogar por el abandono de las viejas concepciones militaristas y violentas de qué es lo que debemos defender.  Lejos de defender la patria, las instituciones borbónicas, la bandera, nuestras rancias tradiciones, es cada vez más necesario defender asuntos como la seguridad alimentaria que entran dentro del concepto de seguridad humana.

¿Por qué hay que defender la seguridad alimentaria?  Porque de ella sí depende nuestro futuro como (incluso como especie), nuestro medio ambiente, del cual nos alimentamos, la salud nuestra y de nuestros descendientes.  Sin seguridad alimentaria (en cantidad y calidad de alimentos) será seguro el inicio de nuevas guerras, de injusticias, de desigualdades.  Negarnos a ver lo que se nos avecina no es sino un ejercicio de ceguera voluntaria comparable a ser inconscientes de que estas situaciones de inseguridad alimentaria ya se están dando en muchas partes del planeta (Cuerno de África, muchos países asiáticos y africanos, …).  La inseguridad alimentaria no es un futurible, sino una realidad dolorosa y mortal que ya nos afecta y de la que ya somos responsables.

Cuando haya conflictos por hambre y sed y se desaten las migraciones masivas por estos motivos, los analistas nos hablarán de nuevos conflictos y se sorprenderán de su aparición.  Entonces será necesario que conceptos como seguridad humana y seguridad alimentaria sean conocidos y hayan sido ampliamente debatidos para que se pueda, desde la sociedad civil, plantear alternativas teóricas y prácticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: