Rajoy deberá recortar militares durante la próxima legislatura.

Fuente: Belt.es

Parece que Cameron está dispuesto a recortar 42.000 empleos en lo militar de aquí a 2015.  De ellos unos 17.000 serán soldados.

También es de destacar que hace un año había propuesto reducir los presupuestos militares en un 8 % en 4 años.  A finales del año pasado, como primer paso en la reducción de costes, se anunció que el portaaviones bandera de la Marina Real, el Ark Royal, su flota y más de 20 aviones Harrier iban a ser retirados del servicio.

Todo ello está provocando que empresas como BAE vayan a despedir a 3.000 empleados y Agusta Westland está despidiendo ya a 375.

Parecen cosas muy serias y profundas, pero no hay que olvidar que las fuerzas británicas cuentan con unos 192.000 efectivos y su presupuesto es de unos 46.000 millones de libras (71.000 millones de dólares).  Es decir, aún queda mucho de donde recortar y también mucho en lo que se está despilfarrando.

El dicho “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, …” nos hace reflexionar que si el recorte británico es de más de un 8 % y nosotros estamos en una situación económica mucho más crítica y debemos ahorrar más, quizá deberíamos pensar en recortes de militares españoles superiores a un 10 % o en torno al 15 %.

Este planteamiento no es utópico ni extremista, sino muy pegado a la realidad de crisis y al nulo aporte de beneficios sociales que hace lo militar a la sociedad española.  Hay que tener en cuenta que CiU en su programa electoral propone:  “La política de austeridad pública debe comportar también la reducción del contingente de soldados y marineros profesionales y racionalizar el número de mandos, desde la perspectiva de una mayor racionalidad del conjunto de efectivos de los ejércitos europeos“.

Tiene razón CiU, en España hay, más o menos, 83.000 soldados y 47.000 mandos.  Un total de 130.000 personas.  Reducir un 15 % daría como resultado 18.500 militares menos.  Nada grave para nuestra “seguridad”.

Reducir el número de mandos es necesario porque los datos actuales nos muestran que hay un mando por cada 2 soldados, lo que se nos antoja una verdadera inflación en el escalafón de mando.  El ejército español es, por lo tanto, y amén de otras cosas peores, macrocéfalo.

Esta desproporción, que responde a la estructura gerantocrática del ejército desde los tiempos de Franco, es necesario corregirla ahora que parece que el susodicho ha dejado de tener vigencia, pero ningún gobierno lo ha intentado en serio para no provocar malestar militar y ruido de sables.

Es necesario asumir que la mayor parte de los militares que se han de suprimir han de ser mandos para no seguir provocando un mayor desequilibrio en el futuro.  En consecuencia, se ha de limitar mucho la entrada de nuevos cadetes en las academias de oficiales.

Sin embargo, los tiempos de crisis que corren hacen necesaria esta política de reducción del personal militar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: