Detenciones ilegales de gadaffistas en Libia. (¿Es también responsabilidad de parte del pacifismo español?).

Fuente El País, citando a Amnistía Internacional (en inglés).

Parece que, en parte, salimos de Málaga para meternos en Malagón.  Amnistía informa de que más de 2.500 gadafistas fueron arrestados sin ver ninguna orden judicial y que las torturas y palizas son generalizadas.  También parece que estos hechos contra los derechos humanos se dan sobre todo contra los combatientes y contra las personas de origen subsahariano.

¿Era esto la primavera de los países árabes?  ¿Venganza, ilegalidad, abusos de los derechos humanos?

Habrá muchos libios que se sientan avergonzados y tendrán que reclamar a sus líderes, policías, jueces, etc., un trato dignos para el otro bando.  De lo contrario, será imposible construir un país donde la paz, la justicia, la democracia y la libertad sean para todos.

Pero…, por otra parte, ¿qué esperábamos?  Cuando un país está militarizado durante décadas, cuando una sociedad es sometida a la violencia institucional durante décadas, cuando un país se enfrenta en una guerra civil porque carece de otras practicas de tipo civil, pacífico, democrático y solidarias, ¿qué esperábamos?

¿Ahora qué hará occidente, militarizará más todavía el conflicto?

Ojalá los libios encuentren, como dijo Gandhi que “no hay camino para la paz, que la paz es el camino“.  Efectivamente, muchas veces se ha dicho que la guerra sólo genera violencia, violencia en todos los órdenes de la vida, espiral de violencia.  Y lo malo es que los que se benefician, habitualmente, de esta violencia generalizada son los vendedores de armas:  personas, empresa, estados, y las élites militaristas que les apoyan.

Por otro lado, también queremos interpelar aquí a esa parte del movimiento pacifista que alentó la “intervención humanitaria” desde occidente en el conflicto libio.  Nosotros argumentamos en su contra porque pensábamos que sólo iba a causar más violencia y que serviría de excusa para que los países occidentales aprovecharan para intereses nada éticos, y pedíamos que se promoviesen los caminos noviolentos, de diálogo y negociación.  Pensamos que estos bienintencionados pacifistas también son corresponsables, en parte, de la actual situación de violación de los derechos humanos.  Su argumentaciones han colaborado a “legitimar” una intervención que ha fomentado el bucle violento.  Cuando abogaron por la “intervención humanitaria” debieron ser conscientes de que esta realidad se iba a dar porque sólo estaban fomentado la militarización social y cultural del conflicto libio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: