No a los ejércitos

Bolivia.La+Paz.+Regimiento+de+Colorados.Explore+3+de+febrero+de+2010Hoy los medios oficiales centrarán su labor en España en el adoctrinamiento militar. Todos los Estados hacen del argumentario militarista y nacionalista y de las exhibiciones militares su principal y más patética herramienta de “identificación” y “cohesión” de la gente con los intereses de los que mandan, revestidos de todo tipo de relatos y engaños para hacerlos pasar por los intereses de todos.

El despliegue de este tipo de patrañas en España es especialmente burdo y aprovecha la “gesta” de Colón, que dio inicio al ideario imperialista español, para trasladarnos el interés de los que mandan en hacernos creer a todos que somos parte del mismo interés y que ese interés tiene que ver con lo que representan los ejércitos que desfilan el 12 de octubre de cada año ante los políticos, cargos públicos y otros supuestos “representantes” de la “Nación”.

Nos preguntamos nosotros qué tenemos que ver y qué compartimos con los individuos que salen en las principales revistas rosas, o con el rey, o con la duquesa esa que va mostrando la decadencia y horterada de una parte de nuestra sociedad, o con esos políticos que, según se desprende de los datos publicados por el congreso de los diputados ganan de media más de 50000 euros al mes, tienen de media casi cuatro grandes viviendas cada uno, 2 cochazos, un ahorro de media más de 300000 euros, invertidos en fondos de pensiones y otros elementos de esos que “conspiran” contra el euro o España, y cuentan con acciones en empresas altamente indeseables. Nos vemos más identificados, por ejemplo, con las comunidades mapuches represaliadas y tiroteadas por la policía chilena ( y España vende armas a esa policía) para favorecer, entre otros, los intereses de empresas españolas y cuya lucha es silenciada por “nuestros” periódicos e intereses  mediáticos. Nuestros intereses están más cerca de los hombres y mujeres de Etiopía o de otros lugares que pasan hambre gracias a un sistema montado desde la injusticia estructural mundial y del que somos beneficiarios los estados del Norte.

Nos preguntamos también qué tenemos que ver con el ejército que hoy desfila y los valores que representa, con su papel de injerencia internacional al servicio de intereses inslidarios, con el fomento de un gasto militar mayor a 30000 millones de deuda en este momento que hipoteca los derechos sociales al menos en lso próximos 20 años; qué tenemos que ver con los privilegios que mantienen, con su potencial peligro de intervencionismo, con su herencia de golpismo. Nada con su estrategia de militarización social ni con sus metodologías.

NIngún ejército nos representa. NInguno encarna nuestros intereses y valores. Ningún ejército nos defiende.

Por eso desde aquí, nuestro más rotundo no a los ejércitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: