La política de defensa de IU. Un pasito adelante

P1020028Como el resto de los partidos políticos, IU tampoco ha elaborado aún un programa electoral y, por tanto, tampoco una propuesta de política de defensa para la campaña electoral.

Sin embargo, IU está en un proceso de elaboración “deliberativa” de sus propuestas mediante asambleas abiertas. En este proceso se cuenta con un documento base, llamado “convocatoria social para 7 revoluciones” que nos puede dar alguna pista de la propuesta de IU.

Dicho texto tiene un capítulo, el último, dedicado a la paz, la solidaridad y la cooperación, que es el que nos interesa.

1.- ¿Quién es el enemigo?

Haciendo un resumen de sus propuestas, nos parece entender que IU hace una identificación “alternativa” a la oficial de los enemigos a los que nos enfrentamos: Si para los partidos más estrechamente identificados con el paradigma militarista éstos son los países agresores, los terroristas, los extranejeros, etc., para IU el verdadero enemigo es el sistema capitalista inhumano y la concentración de la riqueza y los recursos en manos de unos pocos.

Esta afirmación se explicita en el capítulo dedicado a la paz y se añade además que la UE, tal como actúa y funciona ahora, como la Europa de los mercaderes, es parte del enemigo y uno de los lugares del mundo exportadores de conflictos y violencia, pero subyace al resto del documento, en el que se añade repetidamente este papel inhumano del sistema capitalista y de sus corporaciones de poder. De este modo el enemigo no es entendido en términos nacionalistas ni exclusivamente militares, sino como agresión de la paz mundial y desde una óptica internacionalista. De hecho en algunos pasajes reclaman, con poca precisión y sin matices, la necesidad de una agenda  común de las entidades anticapitalistas para cambiar el mundo.

Definir así el enemigo, como diremos en otro momento, obliga a desplazar la idea de defensa desde los ejércitos y el militarismo hacia la transformación de la realidad y hacia el empoderamiento de la sociedad para conseguir conquistas sociales que plenifiquen sus derechos y quiten poder a la lógica militarista.

2.- Algunas medidas relacionadas con los ejércitos

A falta de una verdadera política de seguridad, IU propone algunas medidas deshilvanadas pero que, de aplicarse, supondrían una innegable mejora respecto al modelo actual:

  • Desterrar la guerra del derecho internacional
  • Refundar la ONU para que no sirva a los intereses de unos pocos
  • Disolver la OTAN y suprimir las bases americanas en el globo
  • Impulsar una Convención Internacional de Desarme que promueva la prohibición de fabricar armamento NBQ y la gradual destrucción del que existe, la reducción drástivca de la I+D militar hasta su gradual eliminación, el respeto a un código de conducta en materia de venta de armas (para que solo se vendan a países buenos imaginamos) y la llamada diplomacia preventiva y la renuncia al empleo de la guerra (como ya tienen algunas constituciones europeas sin que nada cambie, dicho sea de paso).
  • Promover una Política Exterior de Vecindad UE basada en la paz, el desarme, la cooperación y las relaciones democráticas entre los pueblos como alternativa a la PESC europea.
Propuestas de solidaridad y cooperación
Proponen como complemento a estas ideas el desarrollo de una política de cooperación y solidaridad entre los pueblos y el internacionalismo. No especifican, por lo que no resulta fácil valorar esta idea que, sin embargo, debería matizarse, porque política de cooperación ya existe y eso no garantiza nada. Incluso la idea de consecución de los objetivos del milenio debe ser más discutida a juzgar por los resultados y por el simplismo de pensar que con conseguir estos cambios sintomáticos se cambiarán estructuralmente las condiciones de ese sistema que provoca desigualdad e injusticia estructural.

 ¿Una política alternativa?

En realidad IU no ha entrado en este documento a una política alternativa en materia de seguridad, si bien ha realizado algunas propuestas que serían de calado para conseguir un cambio sustancial.

Queda por tanto mucho camino por andar y para comenzar el camino deben ponerse muchas más ideas encima de la mesa.

Si la aspiración es acabar con un sistema de opresión global, llamemoslo capitalismo o como queramos, también la metodogía debe aspirar a suprimir sus instrumentos de “defensa” y su paradigma militarista, mediante un proceso gradual de transfomación del modelo vigente de defensa (transarme) en el que se iría en paralelo quitando poder al modelo militar y construyendo un modelo alternativo.

En nuestro criterio una política alternativa debe comenzar por definir, y en eso IU hace un esfuerzo, cuáles son las justificaciones, las agresiones o los “enemigos” que justifican una movilización social y de recursos en materia de seguridad. El debate social y político sobre quien es el enemigo es necesario y debe ser impulsado desde una propuesta alternativa.

Una vez abordado este aspecto, debería plantearse quién ha de ejercitar la defensa, en qué escenarios o ámbitos debe entablarse ésta y con qué metodologías.

Una alternativa en esta materia plantea que el ejército y el militarismo no defienden lo que interesa defender a la gente y busca su gradual supresión, a la par que promueve el empoderamiento social en el compromiso de luchar por la transformacion de la sociedad  y por luchas contra los enemigos de nuestra seguridad humana (privación de derechos, desmantelamiento de prestaciones públicas, agresiones al trabajo, agresiones ecológicas, bancos y financieros, agresiones y empobrecimiento de los pueblos, etc).

En nuestro actual panorama deben abordarse cuestiones como el nivel de gasto militar existente, la inmensa deuda que ha provocado el armamentismo, las inversiones militares, las operaciones internacionales, el armamento que se tiene, el ejército, sus dimensiones, misiones, ideología, etc; las industrias militares y civiles, la investigación, la planeación, etc.

Puede plantearse, por ejemplo, la reducción del gasto militar, el no pago de la deuda de armamento, la congelación de las inversiones i+d militar, la prohibición de venta de armas y la transformación de la industria vinculada a esta hacia fines socialmente útiles, la gradual supresión de los ejércitos, el abandono de las alianzas militares, la prohibición de la injerencia humanitaria y del intervencionismo militar, la construcción de estructuras alternativas de cooperación, de defensa civil, etc.

Todo esto tiene sentido en un plan alternativo que tenga como objetivo abandonar el paradigma militarista, pero debe venir complementado, en paralelo, con políticas de construcción de una alternativa, lo que implica inversión en cultura de la defensa, promover el debate social sobre qué hay que defender, acabar con el secretismo en materia de defensa, establecer instrumentos de diseño de la defensa no militarizados, promover el empoderamiento social y la cooperación del capital social para conseguir conquistas sociales, promover una cultura de trabajo de base, abordar una solidaridad no basada en la idea de cooperación internacional vigente, educar en la educacion para la paz y en la noviolencia, promover la objeción fiscal y la desobediencia al militarismo, promover una política de relaciones con los pueblos basada en la aspiración de un cambio de orden internacional hacia condiciones más justas, etc.

Todavía estamos muy lejos de conseguir que este tipo de propuestas alternativas formen parte de las prioridades de la izquierda, lo cual nos parece paradógico: se quiere cambiar el mundo de forma radical, pero sin tocar una de las principales palancas que hace que éste siga así: el militarismo y los ejércitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: