Propuesta del GEES para defensa en el 2012: el apocalípsis de la defensa lo solucionará Rajoy.

El Grupo de Estudios Estratégicos (GEES) es una asociación sin ánimo de lucro, privada e independiente, dedicada al estudio y análisis de la seguridad internacional y de la defensa.  Nace en 1987 y participa de una visión militarista a ultranza. Pretende ser uno de los Think Tank españoles en materia de seguridad, lo cual no es tampoco complicado en un panorama que se mueve en la adulación al ejército y una serie de lugares comunes de una superficialidad abusiva.

Enrique Navarro firma un extenso artículo que titula “España 2012:  reflotar la defensa nacional“. El artículo no tiene desperdicio, pero merece la pena conocer sus argumentos para saber qué es lo que se cuece en la visión mitarista de la defensa.

Son 8 los aspectos que trata:

1.-  El mundo sigue avanzado.

En este primer capítulo desgrana el consabido rosario de riesgos-amenazas-enemigos al uso (que las inseguridades de los demás países nos afectan también a nosotros en un mundo global, gobiernos dictatoriales, conflictos civiles en África, enemigos con potencial nuclear, imposibilidad de acceso al agua, a alimentos a energía, el problema de las drogas y su tráfico, las migraciones ilegales, el yihadismo, la crisis económica, etc.  En fin, que todo lo  que se mueve nos puede resultar peligroso y que lo que no se mueve es también sospechoso.

La pregunta que podríamos plantearnos en todo este contexto sería si el mundo que heredaría Rajoy a finales de 2011 es más seguro que el que heredó Zapatero en 2004 o Aznar en 1996; en segundo lugar, si estamos mejor o peor preparados para afrontar el nivel de inseguridad al que nos tendremos que enfrentar y en tercer lugar, ante el entorno que se avecina, qué medidas debería adoptar el nuevo gobierno para proveer a sus ciudadanos de un adecuado nivel de seguridad, esencial en estos momentos para generar un ambiente de confianza que permita el crecimiento económico y la salida de la crisis“.

2.-  Las amenazas.

Parece que con lo anterior no ha tenido suficiente y continúa:  “Desde comienzos de los años setenta la mayor amenaza a nuestra seguridad ha venido siendo el terrorismo separatista y marxista-leninista vasco“.  Luego, vira hacia lo internacional asegurando que:  “El terrorismo yihadista se ha convertido desde septiembre de 2001 en la mayor amenaza a la seguridad internacional; sin embargo, diez años después podemos decir, que excluyendo fenómenos aislados, Al Qaeda y los grupos afines no han conseguido sus objetivos e incluso han perdido toda influencia en los movimientos populares de los países musulmanes”.

Por fin, concreta en 3 círculos de amenazas:

  • Las que afectan a la seguridad del territorio nacional:
Son el separatismo, la reclamación yihadista de ciertos derechos sobre territorio español, las reclamaciones marroquíes sobre Ceuta y Melilla.
  • Las que se refieren a nuestra seguridad en nuestro entorno regional:
Nuestro entorno regional se ha convertido en la mayor área del globo en el incremento de los gastos militares de la última década; nos referimos a nuestros vecinos no a España, obviamente. Argelia y Marruecos se han enfrascado en una carrera de armamentos sin precedentes en la región. En menos de diez años Marruecos y Argelia han multiplicado su fuerza naval y aérea y han pasado a disponer en sus arsenales de sistemas de armas de última generación, lo que no había ocurrido en su historia“.  Titubea en el conflicto de Libia que piensa que puede ser un riesgo o no o que no lo es o que no lo será.  Por otro lado, su análisis de los aspectos energéticos posiblemente peligrosos en nuestro entorno regional son muy aleccionadores:  “un 32,7% del gas que consume España procede de Argelia y un 13% del petróleo que consume España procede de Libia. España apostó en los últimos tres años por Libia como suministrador de petróleo preferente, siendo en 2010 el segundo proveedor por encima de Arabia Saudita y Rusia y sólo por detrás de Irán i iba a convertirse en el primer proveedor en 2011, seguramente sea ésta una de las claves para nuestra participación en el conflicto. Nuestra política energética da auténtico pavor“.  Es decir, queda claro que Libia puede o no ser un riesgo, todo depende de si nos conviene poseer sus fuentes energéticas.  Por último, recalca el potencial peligro de las migraciones africanas.
  • Amenazas derivadas de nuestra adscripción a Occidente y a los órganos de defensa multilaterales
En este apartado seleccionamos un par de párrafos muy significativos:  “España como miembro de la comunidad internacional, como décima potencia económica, como socio activo de las dos mayores alianzas militares internacionales, la Alianza Atlántica y la Unión Europea, es un importante actor en la escena internacional. No cabe duda que en los últimos veinte años el papel de España en el ámbito internacional ha sido creciente y nuestras tropas se han visto involucradas en todos los grandes conflictos militares de los últimos veinte años, Irak, Líbano, Bosnia, Kosovo, Afganistán, Chad, Somalia, son los ejemplos más significativos.

España no va a quedar al margen de los grandes conflictos y amenazas a la seguridad que coexisten a nivel global. Lo que ocurre entre las dos Coreas, entre India y Pakistán, la proliferación nuclear, los regímenes populistas y las potencias emergentes y el papel que adopten en la política internacional son circunstancias que va a condicionar nuestra política de seguridad en los próximos años”.
Es decir, España va a intentar seguir metiendo la pata allende nuestras fronteras, ofendiendo a países que no quieren nuestra intervención militar y sí ayuda económica solidaria.  Luego, vendrá el sentirnos injustamente tratados y valorados, el sentirnos amenazados y la “necesidad” de aumentar nuestro gasto militar y nuestra proyección (léase intervenciones militares) internacional.
3.-  Marruecos y Argelia: una carrera de armamento en nuestra frontera sur.
Aquí recomendamos la lectura en directo de los datos y argumentos de Enrique Navarro:  nos va describiendo una terrible amenaza en la frontera sur protagonizada por Marruecos y Argelia y que si lo pensamos bien suena a ridícula de cabo a rabo:  ni sus armas tienen como competir con las nuestras, ni el pretendido rearme es tal si lo comparemos con el mucho mayor que ha protagonizado España en los últimos años y que Navarro reconoce solapadamente, pero que el autor oculta a los lectores.
4.-  El nuevo panorama estratégico.
Navarro describe el panorama estratégico de forma demasiado simplistas y con poquísimos datos pero sí con muchas valoraciones.  El resumen es fácil:  España es buena y todos los demás (China, Corea, Irán, Venezuela, Méjico, India, Pakistán, …) son malos y peligrosos para nosotros.  ¿Da datos en los que fundamentar estas afirmaciones?  No.  Simplemente las suelta con la intención de que algo quede en el subconsciente de los lectores y se acuesten pensando que todos van a por nosotros y nuestro algo nivel de vida.  El”análisis” lo acaba con una frase que no tiene sentido:  “El mundo estratégico está en plena expansión y cambio” para concluir que “Europa y en particular España, no deberían perder el tren de los cambios si no quieren quedar postradas a un segundo nivel de influencia internacional que afectaría de forma muy notable a su seguridad y progreso social”.  Esto es clave:  no importan tanto nuestro posible enemigos, sino que lo importante es que España tenga un lugar preeminente en el mundo.  Puro chovinismo y egolatría.
5.-  Las respuestas dadas a las amenazas.
Aquí Navarro llega al delirio.  Explica que España se ha desarmado, sobre todo en los últimos tres años.  En contra podríamos alegar las múltiples noticias que este blog ha ido ofreciendo en sentido contrario.
Pero sí que acierta, más adelante, en la consideración tipo slogan:  “Pasamos del “No a la guerra” que no fue, a “todos a la guerra”; si rectificar es de sabios, bienvenido sea este cambio de política“.  Aquí Navarro reconoce lo que realmente ha sido la política de Defensa del Estado Español:  una política de ataque y esto no casa con el pretendido desarme que nos anuncia Navarro.
Por otro lado, también le preocupa la grandísima deuda en materia de defensa:  26.000 millones de €.  Argumenta que esta deuda nos va a dejar indefensos a corto plazo porque no vamos a poder invertir más en armamento.  A nosotros nos parece que no nos vamos a quedar indefensos en lo militar, sin embargo, sí consideramos que dicha enorme deuda es un ataque directo contra los ataques a los derechos y a las libertades sociales y, por lo tanto, a todos los españoles.  Deberíamos defendernos de dicha deuda impidiendo que haya más y logrando que no haya gastos militares.
7.-  Un plan de defensa y seguridad para un nuevo gobierno regenerador
La idea base es clara:  seguir la línea de los gobiernos de Aznar.  Son 6 las líneas que propone:
a)  Aprobar una Estrategia de Seguridad Nacional en el Parlamento con rango de Ley
b)  Una nueva política de personal, de derechos y obligaciones, de retribuciones, de promoción profesional y de formación
c) Una restructuración del ministerio de defensa y Cuarteles generales, suprimiendo los Jefes de Estado Mayor de cada ejército y unificando cuerpos.
d) Una nueva política presupuestaria.  La propuesta se limita a aclarar que es urgente sacar del Ministerio de Defensa la deuda de 26.000 millones de € creando un Fondo de Propósito Especial.  Es decir, para una deuda especial (todo lo que es defensa así acaba considerándose, por encima de otros rubros como el paro, la vivienda, la sanidad, la educación), un artilugio financiero que lleva la deuda a un más largo plazo, con lo que podríamos seguir comprando más, endeudándonos más y pagando intereses mucho mayores.  ¡GENIAL!
e) Una nueva visión de la Alianza Atlántica y la defensa europea
f)  Un nuevo programa de modernización con una adecuada política industrial de defensa y seguridad.  En la propuesta, poco explicada, se trasluce que lo que pide es poner la industria y la investigación nacional a las órdenes de lo militar.
8. Las patatas calientes de la Defensa
Para acabar continúa con el tono apocalíptico de toda la propuesta revisa algunos de los asuntos que Rajoy tendrá que lidiar en los primeros días:  más de lo mismo.
¿Y esto es un think tank de la defensa española?  ¿Otra vez las mismas propuestas que hace 4, 8, 12 años, y otra vez el mismo panorama apocalíptico que intenta dejar claro al lector que sólo es posible invertir mucho más en defensa para estar seguros?  MENUDO ENGAÑO.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: