Las petroleras sobornan a indígenas peruanos con bolígrafos y calmantes.

 

 

Fuente:  Survival.

Por un lado, el presidente Ollanta Humala  ha aprobado una ley histórica diseñada para garantizar el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa sobre cualquier proyecto que los afecte a ellos o a sus tierras.

Sin embargo, y a pesar de que la mitad de los nahuas murieron después de que Shell comenzase a buscar petróleo en sus tierras en la década de los 80, parece que se está dispuesto a repetir el mismo error.  Actualmente la petrolera argentina Pluspetrol han estado en la Reserva Kugapakori-Nahua, donde han llevado a cabo pruebas medioambientales para evaluar si el suelo es adecuado. La reserva se creó en 1990 para proteger los derechos territoriales de los indígenas vulnerables.

Pluspetrol es acusada por contaminar reiteradamente el río Marañón en la Amazonía.  Además está acusada de hostigar al pueblo Cocama.

Hay varias cuestiones a considerar:

  • El primer mundo explota al tercer mundo.  Pero las empresas poderosas de los países en desarrollo explotan a los indígenas y los recursos que no degrada el primer mundo.  Es la misma historia de violencia estructural pero aplicada en la medida en que cada uno tiene posibilidad.
  • ¿Qué les interesará defender a los indígenas?  Pues ellos lo tienen claro:  sus viviendas, el agua que beben, las tierras de las que viven, el aire que respiran, es decir, les interesa una defensa social de su ecología.  Los indígenas reclaman para sí un concepto de defensa que estaría en la línea de la defensa social, de la defensa popular noviolento y/o de la seguridad humana.
  • ¿Qué les interesa defender a las petroleras y otras empresas explotadoras del medio ambiente?  Pues también lo tienen claro:  el status quo que les permite seguir viviendo opulentamente a pesar del planeta y de los indígenas, les interesa defender sus privilegios económicos y políticos.  Se basan en las leyes internacionales y nacionales que les protegen, se basan en la sacrosanta economía de mercado que les impulsa.  Reclaman el concepto de defensa militar, la defensa legal, la defensa violenta.
  • ¿Puede tener solución el problema, desde el punto de vista de los indígenas?  No.  No, salvo que intenten solucionarlo en el único lugar en que es posible:  el primer mundo.
Curiosamente la solución de muchos problemas de violencia estructural se encuentra muy lejos del lugar donde se producen los hechos.  La solución está en el primer mundo, en cambiar nuestras conductas consumistas en extremo e irrespetuosas con la naturaleza.  La solución está en cambiar las legislaciones, la cultura del primer mundo, nuestra economía devastadora.  Curiosamente, la lucha no ha de desarrollarse sólo o principalmente en la Amazonía (en este caso), sino en las sedes de las industrias petroleras y en el primer mundo.  Y para eso tenemos más fuerzas, armas y posibilidades de lucha los habitantes del primer mundo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: