Los militares se montan un curso sobre seguridad global

Fuente: mde.

Con el rimbombante nombre de “seguridad global y las potencias emergentes en el mundo bipolar”, la “Catedra Cervantes” de la Academia General Militar, ha convocado un curso (cerrado) desde el 26 al 30 de julio de 2011 en el palacio de Congresos y Exposiciones de Jaca (Huesca).

El nombrecito del curso se las trae y parte de una premisa bastante discutible: que estamos en un mundo bipolar y necsitado de seguridad (militar) global.

En primer lugar, y por comparación, hay completo consenso en que estuvimos en un mundo “bipolar” cuando competían en una especie de guerra total los dos bloques mundiales de occidente y el bloque comunista, ambos con sus propias alianzas “defensivas” (OTAN y Pacto de Varsovia) y en un aconfrontación total que se llamó “guerra fría”, porque las contiendas militares se jugaban fuera del territorio propio de cada bloque, por  medios de guerra tanto clásica como de otro tipo (guerra económica, de baja intensidad, subversión, terrorismo de estado, etc).

Pero una vez  caído el bloque comunista, hablar de mundo bipolar o de mundo multipolar es, en realidad, una falsificación del estado de cosas actual, en donde únicamente existe un apotencia global (Estados Unidos) y, eso sí, algunos países “emergentes” que a futuro tal vez puedan o piensen en disputarle la hegemonía actual.

En segundo lugar, porque pretender una “seguridad” global desde la óptica militarista es una nueva falsificación de la realidad. El militarismo no proporciona seguridad, ni global, ni regional ni de ningún tipo, sino que es la principal fuente de inseguridad y el principal riesgo para el género humano. Donde lo militar se mete a “defender” lo que sea, sabemos que se agudizarán los problemas, que únicamente comienzan a tener solución (reconstrucción, etc.) cuando los militares se largan.

El militarismo, y su pretensión de defensa global no son sino el sistema de agresión más elocuente de la seguridad mundial y se emparejan con catásstrofes, imposición de intereses, depredación del medio ambiente, privación de derechos y libertades, gasto ingente en cosas inutiles, refuerzo del modelo capitalista de mundialización económica insostenible que tenemos, etcétera.

Pero si vemos el plantel de ponencias y de expertos que irán a ese curso, no podemos sino alarmarnos de la falta de pluralidad y de enfoques alternativos con los que el ejército se empeña en adoctrinar a sus oficiales en las peores ideas posibles: El enfoque del encuentro es el habitual desde el punto de vista militar: Hay muchos riesgos porque hay armas de destrucción masiva incontrolados, estados fallidos y terroristas dispuestos a hacer el mal y nuevos mecanismos de guerra cibernética. La solución a todo ello, ejércitos más preparados. Hay energías imprescindibles para el buen funcionamiento del mundo (es decir, del mundo occidental que es el que las consume) y su abastecimiento seguro se convierte en un objetivo de la seguridad militar. Además hay países que empiezan a competir con la hegemonía actual de Estados Unidos y de su alianza OTAN con nosotros (se señalan Rusia, China, India y Brasil) y hay que estar prevavidos porque seguro que tienen malas intenciones (piensa el ladrón que todos son de su condición).

Este enfoque es tremendamente unilateral y simplista y no tiene en cuenta que el factor de mayor desestabilización mundial es la vigencia del paradirma militarista de dominación y violencia, el fortalecimeinto de ejércitos y de armamentos por doquier, la consolidación de un sistema mundial que confunde paz con militarización y con ausencia de guerra, la generación a escala planetaria de un sistema de injusticia que genera desigualdad mundial, conflictos ecológicos, enemistades entre los pueblso, imposicón cultural, dominación política y un largo etcétera.

No se habla de seguridad humana, ni de noviolencia, ni de alternativas al militarismo como modelo global de “defensa”.

En el plantel de ponentes de este curso no hay ni un solo pensador alternativo. No aparece ninguno de los que tienen cierto renombre y una visión dirferente (Galtung. Sharp, Laederech, Arcadi Oliveres, Taibo, etc.), ni aparece ningún grupo o tendencia alternativos o con propuestas diferentes.

Ellos definen el campo de discusión, canonizan sus medias verdades y evitan toda discusión con las visiones diferentes. Por algo será.

A lo mejor se merecían que a la puerta del evento hubiera gente denunciando el militarismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: