¿Y nuestros dirigentes militares?, … ¿nos representan?

Fuente:  Infodefensa y El Economista.

Alucinantes las declaraciones y actuaciones del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Fulgencio Coll.

  • La crisis aún seguirá afectando el Ejército, a pesar de que ya se han suprimido necesidades que no eran esenciales“.    Para empezar, no está mal este reconocimiento de que una parte de los gastos del ejército no eran esenciales. Para nosotros la parte superflua sería mucho mayor, tendente al 100 %.  Cómo lo argumentamos:  pues nos parece que es de muy poca dignidad que un alto cargo como el general Coll esté compadeciéndose de los esfuerzos de austeridad que hace el ejército cuando a la vez nos enteramos de que la Legión realizó en marzo una exhibición de combate en zona urbanizada en Viator (Almería).  El objetivo era demostrar su capacidad en este tipo de operaciones ofensivas.  “El  ejercicio se desarrolló en un polígono de combate de zonas urbanas que hay en la base de Viator dentro de un ambiente permisivo que recrea una pequeña área de edificios y en el cual permite a la tropa realizar un asalto ‘casa a casa’ dentro de operaciones ofensiva ficticias por parte de tres secciones de fusiles.  El polígono de combate de zonas urbanizadas consta de diez estaciones para la construcción y el adiestramiento de pequeñas unidades cuenta con una sala de tiro sobre blanco proyectado, una sala negra para la instrucción de tiro en condiciones de baja visibilidad, un recorrido de tiro con fusil eléctrico, un aula de iniciación al combate, una torre multiusos, alcantarillado urbano, fosos de tiro instintivo, casa de goma para realizar con fuego real instrucción dentro de las edificaciones y calle de tiro para la práctica con fuego real en el desplazamiento por calles”.  Nos parece que este no es, por ejemplo, el gasto más adecuado en los tiempos que corren.
  • Cuando se viven situaciones de “limitaciones” como la actual se priorizan aspectos y se debe “saber lo que se tiene que congelar y suprimir lo asumible”. Como ejemplo, ha señalado la reducción en el periodo de formación de un soldado que, aunque “no es deseable, es suficiente“.  Claro, porque a ningún militar se le ha ocurrido bajar el sueldo de los militares de alta graduación, tampoco dejarse de celebraciones y fastos en los días de las fuerzas armadas, …
  • “Una unidad española hubiera hecho “exactamente lo mismo” que la unidad de Estados Unidos que logró la captura y muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden”.  
No estamos de acuerdo, señor Coll.  Si una unidad española hubiese hecho lo que hizo la estadounidense hubiese dejado muy claro su nulo respeto por la integridad territorial de otro país (supuestamente aliado, para más inri), tampoco hubiese respetado las normas internacionales que nos obligan a abandonar aquellos requerimientos de las películas del oeste de “se busca, vivo o muerto”.  Ya no estamos en ese nivel de violencia gratuita.  Tampoco la democracia española se adhiere a la doctrina de Linch.  Si la democracia puede usar la violencia de manera legal a través del ejército, éste ha de someterse a ciertas normas nacionales e internacionales.  También ha de tener una clara apuesta ética porque la violencia de los ejércitos no sometida a la ética degenera muy pronto en mero salvajismo.  Con estas declaraciones nos queda claro que Fulgencio Coll no nos representa.
Quizá lo más adecuado sería gastar más en la enseñanza de los soldados y, sobre todo, en la enseñanza y la buena educación democrática de los mandos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: