Niños policía: un efecto de la guerra

Militar+exhibition.+Bournemouth+%28England%29Fuente:   ABC

Niños que no levantan tres palmos del suelo, armados con un pito y vestidos de uniforme, dirigen el tráfico como nuevos policías en Bengasi, capital de la “Libia liberada”. Trabajan unas ocho horas diarias.

Podríamos preguntarnos qué liberación es esa que convierte a los niños en policías. ¿Es esa la sociedad civil que aglutina las esperanzas de democracia del orbe occidental? No lo creemos.

¿Qué van a aprender de utilidad esos niños de diez años de su práctica policial? ¿No deberían estar en la escuela, o protegidos de la desgracia de la guerra de alguna manera? ¿Que expectativa tiene un pueblo que hace soldados o policías a sus niños, que les obliga a trabajar 8 horas?

Los niños, según todos los tratados internacionales (incluídos los de la ONU) no deben ser mi policías ni soldados.  Mala cosa que quienes se supone que se levantan contra la tiranía y por los derechos humanos los pisoteen tan burdamente militarizando a los niños y construyendo no una nueva sociedad, sino un cuartel sin fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: