Costa de Marfil, un conflicto olvidado.

Fuente:  El País.

Los datos que os ofrecemos son escalofriantes y, poco a poco, la violencia los va a ir convirtiendo en peores.  Otra guerra que convertirá a todo un país en un desecho (quizá incluso merezca dentro de poco el apelativo de estado fallido).  Entonces estará listo para ser gobernado desde fuera, desde occidente, para responder a nuestras necesidades económicas.

Costa de Marfil es un paradigma de la violencia directa:

A pesar de que Costa de Marfil, aparentemente, tiene todas las características que le podrían hacer mediático:  el presidente electo no puede acceder al poder porque el anterior presidente se niega violentamente a cedérselo, la sociedad se encuentra en plena guerra civil, las tropas francesas toman posiciones en la costa de la capital, hay un millón de refugiados (sobre un total de 20 millones de habitantes), se calculan en al menos 462 personas muertas desde diciembre, …;  no hay forma ni de que los medios ni occidente “ayuden” a este país.

Hay que recordar que Costa de Marfil vivió otra reciente guerra civil desde 2002 a 2007.  Además, para colmo de males, el 10 % de la población en positiva en VIH y ocupa la 15 posición mundial en muertes por sida (unas 47.000 personas).

También es paradigma de la violencia estructural:

Los costamarfileños son pobres, figuran en el puesto 149 del Índice de Desarrollo Humano.  Además, su economía está dedicada al cacao y al café, para la exportación y actualmente están sufriendo la depreciación en los mercados internacionales de estos productos.

Así, son pocos los que disfrutan de los réditos del cacao:  cada año recibe 1.400 millones de dólares por ese concepto.  Sin embargo las críticas arrecian porque parece que de este monto sólo una ínfima parte llega al pueblo y la mayor parte se queda en una turbia red de empresas y sociedades amigas del gobierno.

Las instituciones que rigen el cacao en la zona controlada por el gobierno aportaron directamente por lo menos 20 millones dólares a la guerra”, indica el informe “Chocolate caliente: Cómo el cacao alimentó el conflicto en Costa de Marfil”, de la organización Global Witness“.

Además de financiar el conflicto, se cree que los ingresos del cacao se utilizan para estafas en beneficio de particulares tanto en el norte como en el sur.  La política del gobierno en el sector también fue muy criticada en una auditoría de la Unión Europea a las instituciones responsables del cacao en 2004, que se filtró a la prensa francesa en 2006.   Allí se manifestó preocupación por la negativa de las autoridades marfileñas a explicar el uso que se daba al dinero recaudado por los impuestos y al estatus legal ambiguo de las instituciones.   A raíz de esa auditoría, la UE dejó de financiar los sectores de cacao y café del país“.

Así, la esperanza de vida para los hombres es de 46’4 años y para las mujeres de 51′ 6 años.

Pero nada de esto nos extraña si tenemos en cuenta que recientemente Amnistía Internacional denunciaba que “el informe muestra gráficamente cómo continúan las violaciones del embargo de armas de la ONU en Costa de Marfil“.

También es un paradigma de la violencia cultural:

La tasa de alfabetización del 50,9 %, de los cuáles el 57,9% son hombres y el 42,1% mujeres. Ocupa el lugar 156 de 179 de tasa de alfabetización a nivel mundial.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: