El rey y las banderas más guerreras

regulares5Fuente: ABC

Dentro de la penosa tónica de exaltación del patrioterismo militarista, las agencias de noticias nos dicen el día 16 de marzo que el Rey de España ha recibido al cuerpo de Regulares de Ceuta, la unidad más condecorada del ejército español (no nos dicen que sus condecoraciones son la inmensísima mayoría fruto de su participación cruel en la guerra de África y como cuerpo de represión en la dictadura de Franco).

Como la prensa dice tantos parabienes de este cuerpo guerrerista, olvidando la historia que arrastran detrás, hemos querido indagar sobre la “sangre” que hay en esas “banderas más laureadas” y sacar a la luz la nada inocente misión de estos soldaditos.

El cuerpo de regulares lo fundó hace cien años el abuelito del rey de ahora, el famoso Alfonso trece, que, como es sabido, era un señor harto militarista que a su vez consintió un golpe de estado (uno más) militar, con el general Primo de Ribera (por cierto, el padre del fundador del fascismo español) a la cabeza.

El cuerpo de regulares se creó como tropa de infantería para la guerra en África (España pretendía tener allí un imperio) y a raíz de las protestas sociales muy extendidas en España y de la crisis de deserciones que hacía poco viable el expansionismo colonial español con tropas de conscriptos.

En esas, el cuerpo de regulares se convirtió en un ejército de apoyo al ejército sanguinario de África (de donde, dicho sea de paso, salieron los principales conspiradores de la guerra civil y de la dictadura franquista y que fue uno de los primeros ejércitos del mundo que tuvo el deshonor de lanzar armas químicas al enemigo y de devastar pueblos y ciudades sin respeto de los civiles). El cuerpo de regulares estaba constituido por “indigenas” afectos a la causa hispánica (es decir, mercenarios que se vendieron por pasta para aplastar a sus hermanos).

Como era tropa de “vanguardia” y despiadada, enseguida se convirtió en tropa de élite y participó en los peores crímenes de la guerra que españa mantuvo con su protectorado en el norte de áfrica, siendo conocidos por su ferocidad y su crueldad.

Luego, el general Franco los trajo a España en su guerra civil y participaron, con igual crueldad, en los peores escenarios de la guerra civil. Más tarde se dedicaron a combatir el maquis y  una parte de estos regulares fueron a “salvar Rusia del comunismo” en la nefasta división azul con la que España participó a favor de Hitler en la guerra mundial.

Después de esto participaron en el control de la frontera del Sahara y de Ceuta y Melilla. Se desplegaron cuando la marcha verde (afortunadamente no les dejaron actuar) y desde entonces sus más destacables intervenciones han sido de control en Ceuta y Melilla, la famosa gesta de la Isla del Perejil y como unidades de élite en Bosnia, en Irak y en Kosovo.

Actualmente están repartidos también por Afganistán y en Líbano.

Como se ve, toda una historia silenciada donde hay muchas víctimas causadas por este cuerpo militar. Llama la atención este lavado de cara que ahora quiere convertir a estos tipos en una especie de ángel de la guarda del imperio del bien. Menudo morro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: