La guerra como mercancía.

Nos ha parecido interesante esta entrada publicada en ATTAC por Susana Merino.  Nos recuerda que la guerra puede ser muchas cosas y todas malas.  También puede ser una mercancía con la que se comercia, con la que se amenaza, con la que se roba y con la que se lucran algunos.

La guerra también puede ser un soborno o, por el contrario, un incentivo.  La guerra es también un negocio por el que ganan pocos y perdemos casi todos.  La guerra es una deuda con la humanidad y con el planeta y su ecología.

La guerra es curiosa:  la sufren los pobres, pero la pagan ellos con sus míseros impuestos o sus poco valiosas vidas.  Se benefician de ellas los ricos o los países ricos pero sólo la ven alejada, retransmitida en sus televisiones de alta definición para no perderse ningún mínimo detalle de los aspectos técnicos que, de mejorarlos, podrían doblar los beneficios.

Anuncios

One Response to La guerra como mercancía.

  1. Me gusta mucho leer su blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: