¿Ejército para ricos o ejército para pobres?

Fuente:  EL PAÍS.

Situación:  un crucero de superlujo ve dañado su sistema de propulsión y queda a la deriva a 80 km del puerto más cercano.

También fallan los sistemas de aire acondicionado, de refrigeración de alimentos, de teléfono, de comida caliente y, para cagarla del todo, se quedan sin servicios higiénicos.

Solución:  la lógica.  Se desvía el portaaviones Ronald Reagan (no es coña), se les lleva alimento y agua, se utilizan aviones militares y helicópteros militares para llevar la ayuda desde tierra al portaaviones.

Normal.  ¿No?

Si hubiesen sido unos pesqueros o un grupo de pateras de pobres (o de extranjeros, y si es de extranjeros pobres, ni os contamos), nos veríamos debatiendo si están o no en aguas territoriales, si pueden aguantar más o menos, quién debe pagar la ayuda, los conflictos internacionales de los que hay que tener en cuenta si actuamos o no actuamos, qué ministerio es el afectado, a quién se le ocurrió ir allí a navegar, si las opciones propician más la ascensión del gobierno o de la oposición, etc.

Total, que si fuesen pobres o extranjeros no haríamos nada, pero lo lamentaríamos mucho.  Y si fuesen pobres extranjeros envueltos en un mar de arena (saharauis), simplemente haríamos un comunicado.  Sí, eso, un comunicado de esos que no entendemos y que puede significar cualquier cosa o su antónimo.

Y luego os preguntáis para qué pagamos el ejército.  ¡Ay, ingenuos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: