Un acuerdo lleno de noes: Colaboración militar entre Francia y Reino Unido

Fuente:  El País.

Recientemente Francia y Reino Unido han llegado a un acuerdo de colaboración miñlitar conforme al cual “sincronizarán” sus fuerzas armadas para crear sinergias militares (se prestarán mutuamente portaviones para que despeguen aviones de uno u otro indistintamente de ellos, desarrollarán programas industriales conjuntos, diseñaran conjuntamente su armamento nuclear, etc.).

Suin embargo, el acuerdo es al parecer pura fanfarronería y retónica. Para empezar, lejos de los acuerdos internacionales, viene precedido de una serie de “noes”, de límites que indican loq ue no es el acuerdo (“Este acuerdo no cede ni comparte soberanía; no crea un Ejército europeo y no aspira a poner en común las fuerzas de disuasión nuclear de nuestros dos países”, por ejemplo).

Tal vez resulta poco llamativo este acuerdo, pero el mismo ha creado malestar en otros países. ¿Por qué? Pues porque el mismo rompe con la oportunidad que algunos iban buscando (España entre ellos) de ir progresando hacia unas fuerzas europeas conjuntas y hacia un sistema conjunto de “seguridad” y con la idea frenco-iglesa parece que todo intento de progresar en esta linea se va a la porra. La segunda porque el eje militar iniciado quita protagonismo a otros protaginistas, como Alemania, a quien no dejan entrar en el club, España, etc.

Parece, o así lo critican, que se busca una respuesta “nacionalista” y que ese arraigado nacionalismo de signo militarista hace imposible ir a otro tipo de acuerdos. Eso dicen al menos los críticos al acuerdo franco-inglés.

Nosotros creemos que tan militarista y nacionalista es hacer una alianza de este tipo como de “europa”. Busca lo mismo, la defensa de intereses nacionales, más o menos compartidos dentro de una visión etnocéntrica y militarista.

Creemos, sin embargo, que la clave de este “acuerdo” está en otro lado: en la pasta., en lo inviable del gasto  militar de estas dos “potencias” que hace que, con o sin crisis, sea insostenible su nivel de injerencia mundial y le sobligue a apoyarse para rebajar costes y “estar a la altura” de sus “compromisos internacionales”. Es el deseo de intervención militar en la geopolítica y de militarizacion de las relaciones internacionales, “al pié del cñón” junto con Estados Unidos lo que obliga a estos dos a unir esfuerzos para poder mantener su tinglado miltiar.

Desde ahí se puede leer también por qué no dan paso a Alemania o a otros pretendientes de cola del león, para no tener que repartir la tarta del intervencionismo y tenerlos subordinados (más que ellso mismos) a ese centro de decisión geopolítica de occidente donde EEUU es el papá, ellos dos los invitados de segunda y el resto la tropa de trapo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: