Solana explica la complicidad público-privada para conseguir una defensa a su manera

El+Cano

En el seminario que ha promovido el Instituto Elcano el pasado 28 de junio (a puerta cerrada y sin publicidad) sobre la estrategia española de seguridad para España, y que ha sido inaugurado por Javier Solana, este último ha aprovechado para argumentar sobre la necesidad de que el sector “público” y “privado” colaboren para desarrollar las políticas y economías necesarias desde el punto de vista de la seguridad.

Esta idea preconiza la privatización de la defensa y el negocio que conlleva como impulso para desarrollar una potencia militar suficiente. Solana no sólo está pensando, al parecer, en la fabricación de armamento y en la industria asociada al sector militar, que en realidad ya está ensamblada “público-privadamente” para la defensa del sistema, sino que también habla del “debate en serio sobre la energía” (imaginamos que se refiere al control estratégico de los recursos energéticos, a la apuesta por la energía nuclear, nuevas tecnologías, i+d militar, etc.).

Solana ha dejado claro (no hacía falta) que la nueva estrategia de Seguridad española será coherente y complementaria (es decir, dependiente y copiada) de la de la UE y la OTAN (ha faltado explicar que estas a su vez son complementarias y copiadas de la de EEUU), lo cual, como se ve, es una garantía de que España va bien, como dijo el otro.

Nosotros, para complementar el panorama, podemos decir que a Solana le ha faltado analizar una dimensión, digamos que entre simbólica y mística, de la defensa; que es el complemento necesario de ésta con el deporte (y la necesidad de profundizar en estas propagandas de educación patria a la peña), especialmente el balompié, que juega el papel de argamasa para que el conjunto amplio de “españoles” se “revinculen” con la gran idea de  la defensa, saquen a la calle sus banderitas españolas y vistan sus uniformes, se sientan miembros de esta comunidad de destino en lo universal (que era una proclama que estudiaron los que ahora forman la élite política y mediática), asuman que aunque parados y empobrecidos son la repera limonera y paguen religiosamente sus impuestos para las operaciones de injerencia que España realiza por doquier.

Pero todo se andará. Es seguro que la nueva doctrina de seguridad también aplica un capítulo a la imposición de las ideas militaristas hegemónicas y a la manipulación de las conciencias.

Llama la atención, por último, que estos seminarios que despiertan tanta unanimidad entre los expertos invitados, nunca sean públicos y nunca se invite a sectores críticos con esta ideología a los mismos. ¿Por qué será?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: