Corrupción militar en Paraguay

Me%2C+Iraqi+war+tank

Fuente: latercera.com

El presidente Lugo ha echado a dos altos mandos militares por presunta corrupción.

Los “pillados” son militares con alto mando operativo: el Comandante del Centro de Instrucción Militar de Operaciones Especiales del Ejército y el Jefe de tropas Especiales del ejército.

Aún cuando el nombre y la biografía personal de estos dos afectados, a los efectos de comprobar la lógica de la corrupción como algo funcional y adecuado del militarismo es indiferente, estos dos se llaman Juan Benítez y Ramón Martínez.

Insistimos: estos tipos deben ser unos pobres diablos, con una vida tan previsible y desalmada como la de los demás. Tal vez buena gente (léase con una cierta ironía) que goza del máximo respeto en su circulo de amigos y un eterno bla, bla, bla.

Lo decimos porque Lugo y el resto de la curia disciplinaria ha montado la idea de que son garbanzos negros en la honorable trayectoria del ejército, la excepción muy excepcional y casi residual de la integridad del ejército. Y nosotros creemos que no, que la lógica del ejército es, precisamente, la que crea estos tipos, que la regla general es corrupción, maldad, violencia, dominación, castración, autoritarismo, etc.: La explicación fundamental que da pié al militarismo.

El militarismo es, como sistema, corrupción, violencia, dominación, valores castrenses, tiranía, …, y genera lo mismo y sus agentes personales: corruptos, violentos, tiranos, etc. Dos caras de la misma moneda.

Sin ejércitos viviríamos mejor. Y más seguros.

Sobre todo en el caso paraguayo, donde el militarismo cercenó las libertades del país durante la dictadura de Strossner, al que luego sucedió otro militar, al que luego ha intentado (por el mecanismo habitual de los golpes de estado) suceder otro militar.  Paraguay es un país pobre donde la mayor parte de la gente no tiene acceso a cualquiera de los derechos básicos.  Su ejército está muy sobredimensionado (incluso poseen marina – recordamos que Paraguay no tiene mar -), los objetores de conciencia son perseguidos, los indígenas sufren graves agresiones, los campesinos no tienen tierras.

Sin embargo, los altos mandos militares paraguayos tienen un nivel de vida mucho más elevado que el medio en España.  Gran contraste, gran injusticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: