El servicio diplomático europeo listo en Diciembre

Cathedral+of+Ourense+%28Spain%29

Fuente: ABC

El Tratado de Europa establece la creación de un Servicio Diplomático Europeo, que quiere ser el embrión de una política europea de exteriores “y seguridad” (cuelan de rondón la temática militar y desvelan el sentido de la diplomacia que las élites europeas han pensado) común.

Los eurodiputados han exigido que la dirección de este tinglado no recaiga en exclusiva en la actual miss PESC, contrastada incompetente, sino en ella (como mal menor) y en “otro miembro de la comisión” y en el Ministro de Exteriores que por turno rotativo corresponda.

Este servicio exterior tendrá dos “contingentes” de funcionarios: uno, con el 30% del total de funcionariado, los de cada estado en el exterior que se prestarán (esperemos que no como hasta ahora) colaboración. El segundo los burócratas actuales de las representaciones exteriores de la UE. La suma de unos y otros será la casta diplomática europea.

¿Para qué se quiere, en realidad, esta gran estructura? A juzgar por lo que manifiestan algunos de los responsables de su puesta en marcha, no se sabe para qué, aunque se sabe que es necesario.

El ex primer ministro belga y actual eurodiputado liberal Guy Verhofstadt, que ha sido uno de los que han seguido más de cerca la gestión de este servicio, dijo que su puesta en marcha el próximo diciembre «era un asunto crucial, primero hay que ponerlo a funcionar y después los veintisiete países ya verán las ventajas que tiene».

Nuestra curiosidad malsana nos lleva a preguntarnos qué es lo que va a hacer este aparataje que incorporará a más de 6.000 personas.

Si comprobamos que el tratado de Lisboa establece competencias comunes europeas (es decir, materias que cada vez son más comunes y menos propias de los estados “soberanos”) en materias como el comercio internacional, la cooperación al desarrollo, la política de regulación de flujos migratorios o la coordinación de las acciones humanitarias y militares, podemos tener una primera clave: la defensa (y cuando se habla de defensa se habla en términos bien unidireccionales y militaristas) de los intereses de Europa por vía civil y militar.

En la actualidad la U.E. cuenta con Oficinas de la comisión europea en casi todos los países “subdesarrollados” y éstas oficinas son más importantes que cualquiera de las embajadas de los países por separado.

La idea de un servicio diplomático común europeo es la idea de crear un actor internacional del mismo rango que el servicio exterior de EE.UU., China o Rusia y de incorporarse en pié de igualdad a la peculiar manera de conducir los  asuntos mundiales de estos grandes actores. Es un peculiar modo de mantener intereses geoestratégicos y políticos mundiales desde la visión violenta y mantenedora de un orden internacional injusto a la que, por desgracia, ya estábamos acostumbrados.

Anuncios

Una respuesta a El servicio diplomático europeo listo en Diciembre

  1. Greet post this will really help me.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: