Tropas españolas desarrollarán un operativo para liberar a treinta tipos de la ONU

Se lleva un tiempo preparando esta acción heroica. De los datos desvelados por el Teniente General Vicente Señudo hemos sabido que la operación durará una hora y quince minutos aproximadamente y se tiene prevista la hora de inicio (hora “H” en terminología castrense), aunque no nos atrevemos a desvelarla por si se entera el enemigo.

La acción de guerra tendrá lugar en el “pico del mono”, cercano a un caudaloso río (más caudaloso al parecer antes que ahora) y comenzará con el lanzamiento de paracaidistas de la escuadrilla de zapadores del ejército del aire. A esta seguirá la llegada de paracaidistas de tierra (suponemos que saltarán de un avión y no desde un cañón aunque sean de tierra) y de infantes de marina que irán en seis lanchas rápidas.

Una vez toda esta fuerza aísle la zona (y suponemos que sorprenda al enemigo), unos F 18 darán apoyo al operativo y amedrantarán a los malos.

Puede ser un momento crítico, sobre todo si los malos son despiadados y se cargan a los 30 onuenses, pero suponemos y hacemos votos por que no; por que, como en el cine, sólo los malos palmen.

En ese momento, con la rapidez propia del glorioso ejército español, elementos mecanizados, acorazados y motorizados de la Brigada Extremadura 11 (XI en números romanos) entran en acción para despejar el escenario y apoyar el operativo de rescate. Es posible que los malos se centren en estos y los cañoneen (suponemos un arsenal de armamento enemigo amplio porque no se justificaría el amplio despliegue en otro sentido), entrarán por retambufa un helicóptero “Cheenok” y otro “Tigre” que aplastarán la resistencia enemiga y contribuirán al punto álgido de la liberación de los treinta desgraciados, mientras un Harrier hará unas pasadas finales para expurgar de malos el escenario y dar el parte de victoria total.

Nuestros efectivos en este operativo serán más de 400 de los más preparados y selectos militares de nuestras fuerzas conjuntas. Sólo falta, en nuestro criterio, dar algún protagonismo a la Guardia Civil, que ahora va a las guerras que España promueve, y un cuerpo de legionarios, principalmente la cabra, que luce mucho, para dar al acto el realce que se pretende y que demuestra nuestra intensa preparación de ejército humanitario. Tampoco estarían de más unas cuantas enfermeras y un par de médicos para certificar los desaguisados colaterales que se prevé puedan ocurrir.

Todo esto pasará el próximo día 29 de Mayo y nada menos que en Badajoz, en un simulacro que muestra, una vez más, ese espíritu entre burlesco y cínico de los fastos militares con los que nos quieren lavar el cerebro, año tras año, estos del ministerio de la guerra.

Seguro que la ministra llora (como siempre) de emoción y le susurra a Su Majestad unas tiernas palabras que le animan en su convalecencia última.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: