¿Acuerdos de desarme?: igualARME

el+desarme+es+posible

Fuente: El Público

Rusia y Estados Unidos han acordado suscribir un nuevo acuerdo de desarme que sustituya al famoso Salt I (del inglés Strategic Arms Limitation Talks) que fue un acuerdo para reducir el número de misiles con ojivas nucleares de la extina URSS (hoy su principal heredera es Rusia) y de EEUU, cuyo texto (en inglés también por lo que no acabamos de recomendar su incomprensible lectura) ponemos aquí.

Ahora se ha firmado un nuevo acuerdo de desarme entre Rusia y Estados Unidos que, según la opinión publicada, de la que ponemos un inteligente artículo aquí, consagra las relaciones de entendimiento entre ambas potencias y es menos malo para la paz, porque las potencias concernidas (por cierto no las únicas con armamento nuclear) se comprometen a no iniciar una escalada nuclear y a reducir sus respectivos arsenales a una cifra suficiente.

En muchas ocasiones se ha considerado que estas propuestas de “desarme” son propuestas pacifistas, cuando en realidad son parte de una lógica militar que implica la posibilidad de usar armamento nuclear en caso de duda y no un cambio del paradigma de defensa y de resolución de conflictos. No promueven la paz, sino una aspiración al equilibrio militar y a la preparación fría de la guerra.

En definitiva, no traen el desarme, al menos si entendemos por ésto quitar las armas, sino el igualARME.

Es por eso que el antimilitarismo consciente no promueve este tipo de reivindicaciones ni se siente muy optimista de acuerdos que consolidan el equilibrio militar que no deja de ser intervencionista, exportador de conflictos y militarista, como puede verse en el mundo actual.

Para colmo, ahora nos venden la bondad y la novedad (por ejemplo en El País) de la nueva reforma de la doctrina militar de Estados Unidos, que renuncia, dicen, al uso del armamento nuclear contra agresiones no nucleares y que promete usar sólo este tipo de armas si se ven confrontados con armas nucleares por Irán o Corea del Norte.

En realidad esta nueva finta no es nada y en realidad es más de lo mismo: EEUU se arroga, aunque no es el único, el derecho a usar armamento nuclear si le apetece y cuando le apetezca. Nada mejora la seguridad global del planeta que la doctrina americana diga que usarán esto cuando les salga de las narices (y que el tipo que lo dice, llámese Bush o Reagan sea muy creíble en sus intenciones o sea más pusilánime como este Obama que también muestra la patita militarista) o que diga que sólo usarán esto contra enemigos malos y que tengan mala leche.

Militarismo es siempre igual a militarismo. Los mismos perros con distintos collares o, lo que es igual, cambiar todo superficialmente para que todo siga igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: