A vueltas (y revueltas) con el poder (I).

18 de septiembre de 2012

A Vueltas y Revueltas Con El Poder (I), Es Hora


En México también amenazan a los jóvenes que no quieren ir al ejército

13 de septiembre de 2011

fuente: enlineadirecta.info

Como en otros lugares del mundo, en México también permanece la servidumbre del servicio militar y, como en todos los lugares donde se impone este trabajo forzado a favor del militarismo, allí también se da la negativa de los jóvenes a dejarse enrolar como coballas.

Las razones resultan evidentes: los ejércitos defienden los intereses de los poderosos; fomentan el militarismo y agreden la paz; imponen una cultura y una práctica patriotera,autoritaria, machista, jerárquica, acrítica, sumisa y volenta;  condicionan la vida de los ciudadanos; generan y agudizan conflictos, perjudican el desarrollo y el futuro de los jóvenes, detraen presupuetos públicos para un fin inútil, perjudicando con ello el uso del presupuesto público para fines socialemente útiles;  son una potencial amenaza para las democracias y los valores en los que se asientan , y no defienden lo que la gente quiere defender ni de forma coherente con los valores noviolentos de las sociedades.

Entre los más empedernidos promilitaristas del lugar se encuentra el gobernador de Chihuahua, de nombre Cesar Duarte, quien en el pasado mes de marzo tuvo la ocurrencia de proponer una ley para que los jóvenes que ni estudian ni trabajan se integren en el ejército (donde por cierto no se conoce que nadie estudie y mucho menos que trabaje) forzosamente durante tres años .  Afortunadamente, diputados sensatos de todas las bancadas expresaron su oposición a tamaña burrada,

Ahora es el Departamento de Río Bravo, donde las autoridades colaboracionistas con este reclutamiento forzoso están preocupadas por la desafección de los jóvenes y han pasado a realizar bandos y amenazas varias para intimidar a los jóvenes.

La jefe del departamento de reclutamiento militar del municipio, Lic. Laura Mónica García Carrillo asegura que “constantemente se les está haciendo el llamado a los jóvenes que entran a su mayoría de edad, anticipados y remisos para que se presenten en está oficina de enlace a realizar el trámite de su media cartilla, ya que el presidente municipal Juan Diego Guajardo Anzaldúa le preocupa que los jóvenes cuenten con todos sus documentos legales”.

Pero los jóvenes se muestran levantiscos y buscan la manera de rechazar la imposición el servicio militar.

En esta ocasión, el requerimiento conminatorio y amenazante de las autoridades riobravenses es para los “nacidos en el año 1993, nacidos antes o después, para que se presenten en la oficina de enlace municipal de la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA) con la siguiente documentación en original y copia; Acta de Nacimiento, 2 comprobantes de domicilio (luz, agua, tel.), CURP, Certificado o calificaciones de último grado de estudios cursado, 5 fotografías para cartilla, blanco y negro con fondo blanco, no instantáneas y sin retoque, Pelo corto estilo militar, Sin barba y con patilla corta, Camisa blanca de cuello, si vive en área rural deberán presentar una carta del comisariado o delegado ejidal”.

Los que no acudan, dice la propaganda oficial, pagarán las consecuencias.

Llama la atención este tipo de requerimientos oficiales, pues dicen más de lo que quieren decir, porque entre renglones reconocen el desafecto juvenil al militarismo (y de paso el desinterés de las autoridades en dar cauce democrático a este desafecto).

En México es parte de la cultura común el rechazo del proceder violento del ejército y su papel represor, y son muchas las denuncias de malos tratos y abusos de esta terrible institución. veamos un ejemplo elocuente

No todas las autoridades mexicanas promueven esta cultura militarista, y así, el Jefe de la Delegación Gustavo A. Madero del Distrito federal de Mexico ha señalado su rechazo al reclutamiento, añadiendo que “No hay otra apuesta más que la cultura, deporte y educación. Mientras otros gobiernos, los de la derecha, invitan a los jóvenes a que se alisten al Ejercito, aquí les decimos que vamos a seguir estudiando, vamos a seguir preparándonos, vamos a formar nuevas generaciones”.

En México son constantes los actos de rechazo al ejército y al servicio militar obligatorio


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: