¿Cuál es el gasto real de 2012 en misiones internacionales del ejército español?

8 de enero de 2013

EOD

Fuente: Infodefensa

Informa el portal de la industria militar española “infodefensa”, reproduciendo la información suministrada por el Ministerio de Defensa, que el gasto en misiones internacionales en 2012 ha sido de 766,8 millones de euros, “casi cien menos que en el año anterior”.

Esta cifra, desde nuestro punto de vista, no es creíble o, dicho de otro modo, es falsa, escandalosamente falsa.

No puede ser, sencillamente, porque esa cifra es la que ofreció el Ministro de Defensa a la Comisión de Defensa, en el cuadernillo de “documentación de apoyo” titulado “Misiones de las fuerzas armadas en el exterior” fechado el 16 de mayo de 2012 y, salvo que nos hayamos vuelto todos idiotas, desde el mes de mayo, que se dio esa cifra de gasto, hasta el 31 de diciembre como poco se han mantenido las mismas misiones de injerencia humanitaria y, lógicamente, éstas han gastado.

El documento en cuestión, del que tenemos copia, refiere los datos de 2012 al primer cuatrimestre de 2012 y no advierte que se trate de una estimación para todo el cómputo anual.

En todo caso, es absolutamente escandalosa la falta de transparencia y la manipulación de las cifras que tienen que ver con el gasto militar y, desde luego, no hacen sino acelerar la desconfianza social hacia el ejército y sus incomprensibles e inaceptables misiones.

O el  Ministro se ha equivocado o pretende engañarnos a todos o durante 8 meses las fuerzas armadas en el exterior no han gastado nada.  Elijan.


El senado de EEUU aprueba un aumento importante de su gasto militar

7 de enero de 2013

Gran Cañón + 40

Fuente: Correo del Orinoco

Aunque la prensa oficial nos suele vender la tremenda reticencia de los senadores de Estados Unidos a aumentar sus presupuestos, la realidad es que esta reticencia sólo se da en determinados gastos (concretamente los gastos sociales).

No ocurre lo mismo con los gastos militares, el los que por unanimidad, se han aprobado unos presupuestos militares de 631.000 millones de dólares, con un aumento de 24.000 millones de dólares respecto del de 2011 y 17.000 millones de dólares más de lo que pretendía Obama.

Es evidente el militarismo del pensamiento yanki y lo demuestra sin duda la unanimidad del del senado en aumentar el gasto militar en detrimento de gastos sociales.

¿A qué les va a llevar tanto gasto militar?  A un abismo fiscal mucho más profundo y a unas clases pobres con mucho peores servicios sociales.


El gasto militar fue el principal gasto público en Ecuador de 2007 a 2012

5 de enero de 2013

Ceremonia + de + firma + de + Acuerdos

Según el periódico El Universo, el principal gasto presupuestario de los gobiernos de Rafael Correa desde 2007 a 2010 ha sido el gasto militar, con un monto de más de 6.000 millones de dólares.

De esta enorme cantidad económica, el 84% se destinó a pagar el sueldo de los militares, que sufrieron (es un decir) un alto incremento de sus remuneraciones, y el restante 16% se destinó a inversiones militares.

En 2012 el presupuesto aprobado ha sido de más de 1.600 millones de dólares, cantidad nada desdeñable y que, si comparamos el peor trato dado a otros rubros sociales, permite comprobar cuáles son las prioridades que se marca Correa.

Al margen de innegables logros del gobierno de Correa no parece que la apuesta por la militarización y por el gasto militar sea un ejemplo a elogiar y sí, más bien, una rémora que necesariamente pasará factura al pueblo.

Comprobemos el interés del régimen ecuatoriano con el tacto y mimo con que cuidan a los uniformados: su ministra de defensa ha llamado a los ejércitos a defender el proyecto político del gobierno ante eventuales conspiraciones, identificando con alegorías no exentas de retórica el régimen de Correa con los intereses del pueblo antes silenciado.

No parece, a la luz de diversas movilizaciones realizadas con el apoyo de grandes organizaciones campesinas, indígenas y de lucha por los derechos humanos, que piense lo mismo al menos una parte importante de ese pueblo antes silenciado y ahora postergado porque cuando hay dinero o para cañones o para mantequilla, y se usa para cañones, se queda el pueblo sin mantequilla y amenazado de ser recibido a cañonazos, como ocurre en tantos lugares y ejemplos históricos en cualquier latitud del planeta.


Audio de presentación del libro “Política noviolenta y lucha social”

3 de enero de 2013

El 27 de diciembre realizamos un presentación del libro “política noviolenta y lucha social” en el local de la librería Traficantes de Sueños, de Madrid.

Aqui aportamos el audio de esta presentación y el soporte que hicimos en Prezi para la misma:

  • El audio ,

Engañosa rendición de cuentas sobre el gasto militar

2 de enero de 2013

Romper + el + cristal + en + Caso + de +% C3% B3n revoluci

Fuente: El País.

Según han desvelado los medios de comunicación, España ha vendido armas en el primer semestre de 2012 por importe de 619,4 millones de euros, un 44% menos que el año anterior en que se vendieron 1099,8 millones de euros.

La cifra, sin embargo, es engañosa y contiene, como es habitual en las sesgadas informaciones del Ministerio de Defensa, verdades a medias.

No explica suficientemente bien que el semestre coincide con la entrega de los voluminosos encargos de buques militares de Noruega y Australia, que se pagaron anteriormente.

No señala de forma suficiente que hay otro tipo de material, llamado de doble uso, que computa como venta de armas en cualquier contabilidad seria, y que, en este capítulo, el aumento de material “de doble uso” vendido por España en este semestre ha experimentado un gran incemento (el 300%), pasando de 36,9 millones de euros en el primer semestre de 2011  los 147,9 e el primer semestre de 2012.

No destaca suficientemente el hecho de que los “clientes” que España está consolidando son países con baja estima de los derechos humanos, a los que estamos pertrechando de material para la represión, o países de una de las regiones del mundo más militarizada y con más alto riesgo de conflicto militar próximo.

No informa de las proyecciones al alza de la venta de armas españolas al estar negociándose contratos muy cuantiosos como son los de vender a Arabia Saudí 200 tanques Leopard por importe de 3.000 millones de euros y que se van a fabricar en Sevilla, o la venta de aviones de CASA a Perú y  Colombia, que ya se tiene pactada y como punta de lanza para otros países de la región andina y de latinoamérica; o los acuerdos ya entablados con Venezuela  para que con auxilio español se dote de una industria naval militar, o los pedidos que el gobierno está ayudando a conseguir para la fabricación de armas por parte de Navantia (por ejemplo las fragata que están a punto de conseguir colocar a Turquía por importe superior a los 5.000 millones de euros)  y así un largo etcétera que garantiza una ingente venta de armas españolas por doquier.

Tampoco han computado las ventas que se van a hacer al propio ejército español y ya comprometidas.

Tampoco computa como venta de armas españolas los cuantiosos negocios de la comercialización de armas por parte de multinacionales de las que participa España, como los aviones Eurofighter que fabrica un consorcio donde entra el dinero público español,  y que está negociando la venta de aviones a Corea del Sur por importe de 6.000 millones de euros, así como a clientes menores como Arabia Saudí, que prevé comprar 72 cazas, Emiratos Árabes Unidos, que piensa comprar 60, y un largo etcétera.

Es curioso que, año tras año, las estimaciones de ventas de armas del gobierno español y las del SIPRI, por poner un ejemplo, coinciden poco y dejan en muy mal lugar la transparencia y la veracidad de la información presentada por el ministerio de defensa español.

En todo caso, la venta de armas, se venda mucha o poca, se creen más o menos mercados, sitúa a España a la cabeza de los países que alimentan y propagan conflictos militares y a la cola de los que propagan la ética y la justicia social.

Por eso, una vez más, merece todo nuestro rechazo.


Una muestra de obscena propaganda militarista y sin memoria: “Al servicio del Protectorado”.

29 de diciembre de 2012

Ciudad+Imperial

Fuente: ABC.

El 19 de diciembre se ha inaugurado en el Museo del Ejército de Toledo la muestra “Al servicio del Protetorado: España y Marruecos 1912-1956″, que recoge una serie de escenas propagandísticas de lo peor de la experiencia colonial española en Marruecos: Porras, sables, escopetas, uniformes militares y la recreación de escenas de guerra donde españoles y marroquíes “mueren” por sus colores con sus uniformes militares puestos.

Es elocuente porque explica a su manera (una manera militarista, triunfalista y heroica bien alejada de los hechos históricos) la presencia española en Marruecos, pero olvidando contar la parte de la verdad de aquello que interesa que no se sepa: las masacres sobre poblaciones civiles indefensas, la represión política y la tortura, el uso de gas mostaza por parte de los civilizados españoles en el Rif, el uso de ese campo de batalla para entrenar en burriez a los generales españoles que dieron el golpe de estado franquista.

Llama la atención esta visión parcial de la historia promovida por el pensamiento militarista y que concibe los acontecimentos en función de los uniformes, las banderas, las armas y los campos de batalla. Sería necesario hacer una verdadera revisión del papel jugado en África, antes y ahora, por el ejército español y de las graves consecuencias de su nefasta intervención.

Hace poco Hollande reconoció las burradas que había hecho Francia en Argelia durante muchos años.  Aquí ni nos lo planteamos.  ¿Cuándo llegará el momento de que algún preboste español reconozca y pida perdón por las burradas que hicimos en Marruecos?


Los votantes del PP también son coculpables de la represión a los movimiento sociales

25 de diciembre de 2012

Fuente:  Público.

El gobierno justifica a los agentes infiltrados.  ¿Lo entendéis?

Es para evitar actitudes violentas.  ¿Lo entendéis?

Son medidas de prevención y seguridad para la mayoría de los ciudadanos.  Ahora sí que lo entendéis, ¿verdad?

También sirve para defender el derecho de reunión.  Y de manifestación, claro.  Justo ahora encaja todo, justo ahora sí que lo vemos claro, necesario, justo, nuestro deber y salvación.

Sólo nos queda asumir que somos imbéciles y luego darles las gracias por tanto despego de sus privilegios y tanta preocupación por nuestras necesidades y derechos.

Que los infiltran en las manifestaciones y protestas para ser ellos quienes desencadenen la violencia y así los antidisturbios puedan reprimir a gusto, bueno, argumentarán, será por el bien de los ciudadanos de Wisconsin, claro.

Que nos dejan ciegos de un pelotazo de goma, bueno, será porque así se crean puestos de trabajo en el sector del caucho.

Además, los antidisturbios también son seres humanos y hay que mantener sus puestos de trabajo.

El gobierno y el PP justifican lo injustificable.  Son cínicos e insolidarios.

Pero tienen apoyos.  Millones de personas les votaron.  Ellos también son culpables de este cinismo, de esta insolidaridad, de esta violencia, de la represión.  El gobierno, los banqueros, los corruptos, no están solos en sus actuaciones políticas, muchas personas de bien son corresponsables.  Pero a ellos nadie les mira, nadie les interpela, nadie les pide explicaciones o dimisiones o ser consecuentes, o ser solidarios.  Muchos militantes y votantes del PP son corresponsables pero nadie lo nota.  Ellos están ahí, escondidos, tan tranquilos, calladitos hasta que llega el momento de votar e imponer con sus votos la miseria a los demás (a veces, incluso, a ellos mismos).

A esta realidad tan perversa se le puede llamar violencia cultural.  Nos impide ver nuestros errores porque ni siquiera somos conscientes de que hay que analizar nuestros actos personales.  De ella se aprovechan unos pocos.  Es fácil, desde este clima actual echar la culpa del malestar a los que protestan, ellos nos privan de nuestra tranquilidad, tranquilidad mísera, tranquilidad con cada vez menos derechos.  Pero tranquilidad al fin y al cabo.  Desde la perspectiva de la mayoría no se quiere una paz con derechos, simplemente se quiere que nos dejen en paz.  Sin embargo, esta opción de esconder la cabeza como los avestruces ante un problema no nos lleva más que a su agravamiento continuado.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: