Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

4 de enero de 2013

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE “Países en conflicto” en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.


La guerra son atrocidades, en Siria también.

22 de agosto de 2012

Fuente:  abc.

El coronel Zakarihan (hoy en Turquía, tras haber desertado) denuncia lo que hace el régimen sirio en esta guerra civil:

  • La mayoría de los altos mandos militares viven en residencias militares, sometidos a estrictos controles.  Los teléfonos están pinchados.  Así evitan deserciones.
  • La tropa está desmoralizada.  Muchas tripulaciones de blindados combaten encadenados para evitar deserciones.
  • Acciones de castigo:  Entramos en el pueblo por la mañana. Al cabo de diez horas, había más de 100 civiles muertos. Los soldados los llevaron a una hondonada y abrieron fuego desde todas partes. El comandante ordenó colocar a los niños sobre los vehículos blindados, a modo de escudos. En una curva, uno de los niños cayó y el conductor de mi ambulancia no pudo esquivarlo. Pero las crueldades que se practican a la vista de todos no son nada comparadas con las ocurren sin que se sepa.
  • Aunque en la guerra, a nuestro juicio, todo es ilegal, algunas actuaciones se llevan la palma:  En el hospital militar de Alepo los sanitarios y enfermeras asesinaban a los heridos durante la noche con inyecciones de calcio, sustancia que provoca una parada cardiaca. O con sobredosis de insulina, que produce un coma hipoglucémico y, como consecuencia, la muerte.
  • Nadie denuncia las injusticias, el coronel Zakarihan tampoco:  Imposible. El que protestara habría sido el siguiente en morir.  Y así, la espiral de violencia sigue aumentando.
  • Se asesina a los heridos del propio bando:   Un soldado herido vuelve a casa y le cuenta a su familia lo que ha visto. Las Fuerzas Armadas pagan su tratamiento, la familia exige compensaciones… Un soldado muerto es más barato. Como mártir recibirá una bandera para cubrir su ataúd, y se acabó.
  • Se practica la tortura habitualmente:   Muchas noches era una diversión: recorrían el hospital, les quitaban el oxígeno a los heridos, aplicaban electrochoques hasta matarlos…
  • Se manipula con muertos a los medios de comunicación:  Muchos muertos no se entregan a las familias. Miles de cadáveres de hospitales y prisiones se almacenan y se utilizan luego para simular ataques terroristas (…)  Si se fija en las imágenes de televisión, verá que muchos de esos cuerpos no sangran. Llevan muertos mucho tiempo.  O se manipulan escenarios para reclamar que ha sido el otro bando el causante de la matanza:  Exacto. Es siempre el mismo patrón. La zona se cierra a primera hora. Llegan los vehículos con cadáveres traídos de los hospitales y los distribuyen por el suelo. Se activan los explosivos y al cabo de cinco minutos aparece la televisión y graba a las víctimas.

Lo que hemos reproducido, por su rudeza y sinceridad en la descripción cruda de la guerra, ocurre en ambos bando, no en balde, la ONU acusa al gobierno sirio y a los rebeldes de crímenes de guerra.

La guerra es un horror.  Y un estado como España, gasta anualmente más de 18.337,07 millones de euros, (más de 3 billones de pesetas) en prepararlo.


Violencia cultural del sistema capitalista

22 de enero de 2012

El uso perverso de algunas argucias de la psicología, que fueron utilizados de forma grosera por parte de los torturadores americanos en sus guerras de baja intensidad en el subcontinente, fue aprovechado por los economistas discípulos de Friedman (discípulo a su vez de Hayek, hoy lectura de culto de la derechona española) para diseñar una estratgia de “shock” económico (subida de impuestos, desloclización, disciplina presupuestaria entendida como deterioro de los servicios públicos y desmontaje del estado de bienestar, alza de precios, bajada de costes laborales, etc.) que valiese para llevar a la sociedad a su desmoralización social y permitiera el enriquecimiento y la dominación de los de siempre, tal como ahora estamos viendo cada vez más claro.

El vídeo en que se describe esto es instructivo y nos permite ahondar en el aspecto cultural (violencia cultural) de nuestro sistema y en su funcionalidad para legitimar las otras violencias del mismo.

http://www.mediafire.com/?zdklumonqzz


¿Empeora el ejército cualquier problema? La experiencia con el narcotráfico mejicano.

14 de noviembre de 2011

Fuente:  El País.

Contexto:  “La guerra contra el narcotráfico se ha cobrado 50.000 vidas en los últimos cinco años, muchos de ellas en el fuego cruzado de las disputas de los carteles por el territorio y su impacto ha afectado a toda la sociedad mexicana desde las escuelas hasta las pequeñas empresas que sufren la extorsión del crimen organizado“.

Human Rights Watch acusa al ejército mejicano de “170 casos probados de tortura, 24 ejecuciones extrajudiciales y 39 desapariciones forzadas” en un informe de 229 páginas.

El documento es fruto de dos años de investigaciones y se refiere básicamente a los cinco Estados que la organización de derechos humanos considera más violentos: Baja California, Chihuahua, Guerrero, Nuevo León y Tabasco. El estudio se centra en la actuación del Ejército en el combate contra el crimen organizado en el que participan más 50.000 soldados.

Parece concluir HRW que no es bueno encargar al ejército trabajos como la represión del narcotráfico porque:

  • disminuye el control civil de tales operaciones,
  • las prácticas ilegales contra los derechos humanos se vuelven habituales
Todo ello parece que lo corrobora también la “Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha registrado un notable incremento de las denuncias por violaciones de derechos humanos que pasaron de 691 en el periodo 2003-2006 a 4.803 entre 2007 y 2010“.
El informe critica también con dureza a las instituciones judiciales mexicanas por permitir un escandaloso clima de impunidad en el que las autoridades involucradas en el combate contra el crimen organizado raramente rinden cuentas“.
Además, en el mundo militar mejicano (no sabemos si en otros también) todo el mundo se protege:  “la Procaduría (fiscalía) General de Justicia Militar inició en los cinco Estados objeto del informe 3.671 investigaciones por denuncias de abusos entre 2007 y 2011 y solo han sido condenados 15 soldados, menos del 0,5%”.
Conclusión:  militarizar un problema es agravar el problema.  Y segunda conclusión:  ¿puede considerarse esta actuación como una forma de terrorismo de estado?

Polémicas armas “no letales”.

3 de septiembre de 2011

En  Público hemos leído una noticia que habla de dos “armas no letales” que nos preocupan porque producen muertos con cierta asiduidad.

La primera son las pistolas táser que en los disturbios de verano en Reino Unido ya han producido algunas muertes y que desde 2001 a 2007 han matado a 269 personas por parte de los medios policiales, según denuncia Amnistía Internacional, en un artículo del año 2007 donde denuncia que las pistolas carecen de regulación legal en España y que las policías están anunciando su compra (ya hay 3 comunidades autónomas que las poseen).  Además, nos parece muy interesante el informe de Amnistía en pdf (58 páginas) sobre estas armas y sus características, además sobre su regulación legal, uso e informes de muertes.

Otra denuncia que también nos parece muy grave es la que promueve el comité contra la tortura de la ONU que advierte, desde el 2007,  que las armas de  electrochoque son una forma de tortura y como tal deben prohibirse (Fuente:  Diana Delgado).

Nuestra preocupación se vuelve alarmante cuando nos damos cuenta de que tras el inocuo nombre de Encargos S.A. se venden por internet estas y otras armas “no letales”.  Cierto que la sede está en Andorra la Vella, pero también pensamos que este comercio debería estar perseguido.  También en esta simpática web se vende el otro “arma no letal” que son los aerosoles de gas pimienta.

En la anterior referencia de Público se explica que también murió un hombre joven y practicante de rugby (en buena forma, vamos) en los pasados disturbios del verano por el aerosol pimienta.   En wikipedia vemos que han muerto 61 personas desde 1990 por el aerosol pimienta y que es muy posible que las personas con asma tengan más posibilidades de morir si se usa contra ellos.  El Ejército de Estados Unidos explicó en 1993 que los aerosoles de pimienta pueden provocar “efectos mutagénicos, carcinogénicos, de sensibilidad, cardiovasculares y toxicidad pulmonar, neurotoxicidad, así como otras posibles fatalidades humanas. Hay un riesgo al utilizar este producto en una gran variedad de personas”.  El aerosol de pimienta está prohibido internacionalmente para su utilización en la guerra, desde la Convención de Armas Biológicas de 1972, pero no para la utilización en la seguridad interna.  (¡Impresionante!).


No hay guerra que defienda la democracia.

11 de mayo de 2011

Sin comentarios:  la guerra no es lo que nos venden, la guerra es esto:  criminalidad consentida, organizada, estatal;  terror, terrorismo, tortura.

¿Somos cómplices?  ¿Por qué no nos rebelamos contra la guerra?

Por algo repetimos una y otra vez que la violencia sólo genera violencia.


¿Abusar es la cultura que se enseña en las Fuerzas Armadas?

1 de febrero de 2011

Fuente:  El País.

Son escalofriantes las revelaciones que han ido trascendiendo de lo ocurrido en el buque escuela alemán Gorch Fock:  crueles novatadas, vejaciones, agresiones, tratos machistas, agresiones sexuales, …

Un amplio elenco de transgresiones a los derechos humanos en un centro móvil de enseñanza.  Lo peor es que no parece un hecho aislado en dicho barco escuela.  Tampoco parece que sea un hecho aislado en las academias militares del mundo entero.

Cierto es que los primeros perjudicados son los militares que aprenden en dichas escuelas inhumanas.  Ellos y sus seres queridos.  Pero también es cierto que lo que se aprende se aplica y luego no nos podemos extrañar de que haya abusos continuos protagonizados por las fuerzas armadas de cualquier país en cualquier misión en el exterior, incluso por parte de las que tienen mando OTAN o Naciones Unidas.

Si enseñamos de manera inhumana a nuestros soldados obtendremos unos militares insensibles con los problemas de los demás.  ¿Cómo podrán, entonces, contribuir en misiones de paz a lo largo de todo el Tercer Mundo?  ¿Cómo podrán llevar la paz al extranjero, si la educación que reciben y las normas que les imponen son, en muchos casos, atentatorias contra los derechos humanos?

Otra incongruencia más de lo militar.

¿Para cuando una auditoría seria y eficaz a los planes de estudio militares, a las prácticas en las academias?  ¿Cuándo se acabará con el secretismo y la ocultación en los abusos militares?

Desde lo militar suelen argüir que se adelantó muchísimo cuando se hicieron profesionales.  Ahora hay que preguntarles que ¿profesionales de qué con estos métodos de enseñanza?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: