Somalia en guerra desde 1986

The+caravan+passes+-+Die+Karawane+zieht+weiter

Fuente: Diariosur.es

Soldados del gobierno federal de transición de Somalia, con la ayuda del ejército etíope, se han hecho con la ciudad de Baidoa tras combates encarnizados con las tropas de Al Shabab, su oponente.

Comprender este conflicto militar es muy complejo.

1 Una guerra permanente, prolongada y con multiples ejércitos en liza

Comenzó con la insurrección contra el dictador Said Barre. A esta le siguió una guerra civil y el derrocamiento de éste en 1991.

La guerra continuó y tras este derrocamiento vino una contrarevolución para restaurar su régimen.

La guerra seguía en pié y entonces metió las narices en el conflicto la ONU y sus cascos azules con su excusa de ayuda humanitaria.

La guerra continuó a pesar de todo y en 1993 entraron en el conflcito las tropas de Estados Unidos para poner orden. No hubo orden y a pesar de que los americanos tuvieron que marcharse en 1995, la guerra continuó (aunque por cierto, se supo que poco antes de derrocar a Said Barre, los nuevos gobernantes le concedieron a Estados Unidos patentes y privilegios para la explotación de petróleo sobre dos tercios del territorio, a favor de las compañías Conoco, Amoco, Chevron y Phillips).

El caso es que la guerra siguió primando en Somalia y entre 1998 a 2004 se fracturó el país en varios estados autónomos (autoprolamados así por los señores de la guerra en conflicto) y varios intentos de unión de varios de estos, hasta que en noviembre de 2004 se creó el Gobierno Nacional de Transición de Somalia, que consiguió establecer su capital en Naidoia, enfrentada a la facción de corte islamista de la Unión de Tribunales Islámicos, que se emplazó en Mogadisco.

La guerra no sólo continuó sino que se recrudeció con estos dos bandos enfrentados y, cómo no, la intervención de otros ejércitos y países (entre ellos la CIA estadounidense, Etiopía, etc.).

En 2007 Etadados Unidos vuelve a enviar tropas y a bombardear a las tropas que considera enemigas (las islamistas) con la excusa de acabar con los infiltrados de Al Qaeda.

En este punto s emezclaban ya varias guerras interpuestas: una de los gobiernos de Somalia y Etiopía contra los rebeldes de la Unión de Tribunales Islámicos. Otra de Estados Unidos contra todo lo que se movía. Una tercera de clanes tribales entre sí y, por si eran pocos, las tropas de la Unión Africana AMISOM, que supuestamente son tropas pacificadoras.

A estos grupos se han incorporado en 2011 tropas de Kenia, persiguiendo a los proislamisatas de Al Sahbab, que son los que controlan el Sur, dando con ello mayor fragor al ya de por sí liado embrollo.

Es en este sucederse de una guerra permanente donde ahora parece que las tropas oficiales de Somalia con ayuda de las de Etiopía parece que se han hecho con un enclave importante de su “enemigo”.

2.- Un genocidio de varios millones de muertos, mutilados, empobrecidos.

Si hemos narrado todo esto es con una clara inteción: ahora nos venden el genocidio de Siria para justificar una intervención militar futura contra el gobierno Sirio.

Sin embargo hay guerras permanentes que en realidad son un permanente genocidio en las que el foco mediático no se pone. ¿Tienen menos desastre?, ¿son menos urgentes?

En la guerra de Somalia, de más de 25 años de duración, son varios los millones de muertos y, qué curioso, son muchos los intereses solapados de occidente en la región y, por ello, en la creación del clima de caos que permite mejor expoliar los recursos y la geoestrategia de la región. Qué curioso, en la región es donde operan nuestras fragatas para defender a los atuneros españoles que despojan de recursos naturales a los lugareños y que no hacen nada para contribuir al desarrollo real de estas poblaciones.

La guerra de Somalia ocupa otros escenarios a cada cual más tétrico:  ejércitos con niños soldados, son muchas las denuncias de violaciones de derechos de la población civil, las violaciones de mujeres, los desplazamientos masivos de población, campos de concentración,  la muerte por hambrunas derivada de la estrategia de tierra quemada, etcétera.

El propio enviado de Naciones Unidas a Somalia, Ahmedou Ould Abdhalla se ha referido a este genocidio en varias ocasiones

¿Qué intervención en Somalia?

Las intervenciones en Somalia por parte de la “Comunidad Internacional” se han dado y han dado un claro ejemplo de la eficacia y del alcance de este falso intervencionismo humanitario. Han servido para incrementar el conflicto, no para desinventarlo. Son múltiples las denuncias a las tropas americanas e internacionales en este sentido.

Han demostrado que la intervención militar no es eficaz para parar ni los genocidios ni para parar la fase armada del propio conflicto. Antes bien, han potenciado el conflicto y han servido a los intereses políticos de los países patrocinadores de estas tropas, especialmente de Estados Unidos.

Somalia y Siria

Somalia es el paradigma del intervencionismo humanitario y nos muestra a dónde conduce éste.

Por esto nos enseña que dotar de armas, como se hizo en Somalia, a una facción de los contendientes no hará sino potenciar y agudizar la guerra y volverla crónica.

Nos enseña también que la intervención directa, con esas supuestas tropas de paz, no hará sino favorecer una salida militar del conflicto, lo que a la larga agudiza el mismo y no lo resuelve.

Nos enseña que además todo esto es funcional para un reparto del pastel por parte de los intereses espúreos occidentales

Nos enseña que la vía militar no sirve para resolver ningún conflicto ni para traer ninguna paz, sino para perpetuar la guerra como lógica.

¿Cabría otro tipo de intervención?

El actual estado del conflicto somalí no permite halar de una solución militar ni de ningún tipo. Sólo cuando se pare la guerra será posible iniciar actuaciones para la construcción de la paz.

El problema es que los enfoques internacionales de itervención en Somalia no se centran en parar la guerra, sino en mantenera: venta de armas a las partes en conflicto, apoyo militar y logístico, aprovechamiento de las debilidades actuales para depredar los recursos regionales, involucración de otros países en el conflicto, soterraiento del drama por parte de los intereses economicos y mediáticos …

Ahora bien ¿cabe hacer ahora otra cosa?

Entendemos que se puede invertir en la desinvención de la guerra con medidas como el boicot económico a las cuentas e intereses de los contendientes, la prohibición absoluta de venta de armas, el apoyo a los desertores de los bandos enfrentados, la colaboración con los grupos de resistencia civil y  de derechos humanos en la zona, para sacar niños soldados de la garras de los ejércitos, etcétera.

Se puede instar la desmilitarización del conflicto mediante la reducción gradual de armamentos y tropas, políticas de reconstrucción y desarrollo, lo que implica trabajo comunitario para la reconciliación y reintegracion social .

Se puede generar mediante fondos mundiales de cooperación u otras fórmulas similares para el desarrollo regional justo.

Se puede exigir a nuestros gobernantes la responsabilidad social y política por su velada participación en estas guerras.

Se puede luchar desde aquí contra las industrias que venden armas y contra los bancos que las financian.

Se puede poner el foco de preocupación de los movimientos sociales en reivindicar la variación de nuestras políticas hacia la región, la variación de nuestras políticas de exteriores e internacionales, la lucha por la reduccion significativa del gasto militar, en favor de la reconversión de las industrias militares, y un largo etcetera que garantice la participación justa de España en la resolución del conflicto.

Y dese luego se puede seguir apostando por medidas noviolentas y pacíficas y en contra la de participación militar en los conflictos.

About these ads

Una respuesta a Somalia en guerra desde 1986

  1. [...] en guerra desde 1986 (pinchar aquí)  Valora esto: Share this:TwitterFacebookmeneameMásImprimirCorreo electrónicoDiggStumbleUponMe [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: