Análisis de la seguridad y la defensa en el Tratado de Lisboa (I).

FuenteTratado de la Unión Europea y Tratado de funcionamiento de la Unión Europea.  Versión consolidada.  Firmado en Lisboa el 13 de diciembre de 2007 y publicado el 9 de mayo de 2008.

Introducción

El tratado está en pdf en la fuente antedicha y la nada desdeñable cantidad de 293 páginas.  ¿Consentirían los ciudadanos y los gobernantes de cualquier nación que su constitución tuviese esta extensión?  Sólo este dato nos indica claramente que el fárrago al que vamos a tener que enfrentarnos exigirá de cualquier ciudadano europeo la ayuda de un nutrido número de abogados y exp ertos para poder entender aquello que nos va a regir.  Este galimatías deja al ciudadano en posición de indefensión por no entender  la norma máxima que va a regir sus relaciones sociales.  Es casi imposible que más de 95 % de los ciudadanos de la Unión Europea entiendan este tratado, por lo tanto el tratado les va a ser ajeno a pesar de gobernar sus vidas.

Primera conclusión:  el Tratado de Lisboa es críptico, enmarañado y oscuro.  No es por lo tanto un texto al que la ciudadanía pueda acudir, salvo con muchas dificultades y un elevado costo,  para conocer y defender sus derechos.

Por ello nos resulta asombrosa y turbadora la loa permanente de los medios de comunicación oficiales a la UE y a su famoso Tratado de Lisboa, ese que tanto está tardando en aprobarse por la resistencia de algunos de los estados en los que se sometió a votación popular la adhesión, y que sólo se está consiguiendo la anuencia tras negociar prebendas y exenciones que compran la voluntad de los dirigentes. Por eso, e intrigados por tanta bendición, hemos querido indagar sobre la postura de dicho tratado y, por ello, también de la UE, en materia de seguridad y defensa.

Este análisis es importante porque, de paso, los grupos de corifeos también anhelan, izquierdas incluidas, una política común de seguridad y defensa que, por más que hemos buscado en qué se concreta, parece que es un mero brindis al sol, tras del que se esconde lo de siempre: ingerencia, humanitaria o a lo basto, uso del ejército y de la capacidad de éste como un instrumento de la geopolítica y de la defensa de intereses económicos desmedi dos, aspiración a mantener un status quo que privilegia a esa Europa cuna de la cultura, convertida en una fortaleza de riqueza frente a grandes regiones del planeta explotadas por nosotros y las otras grandes potencias.

El núcleo del Tratado en Seguridad y Defensa.

Y, en fin, para no defraudar al respetable, comencemos por decir que desde el propio preámbulo del susodicho Tratado de Lisboa, la postura de la UE sobre defensa es un verdadero galimatías, una acumulación de palabrería de charlatanes que encubre (ya iremos desvelándolo) el interés en militarizar la idea de la seguridad, convertirla en el instrumento fundamental de la política de relaciones con otros pueblos de Europa (lo que llaman relaciones internacionales) y supeditarla al poder de la OTAN y los “aliados” (en este caso EEUU, dado que los demás aliados son miembros a la vez de la OTAN y de la UE, a excepción de Turquía que no parece que sea quien vaya a determinar las políticas de la OTAN).  Vemámoslo:

RESUELTOS a desarrollar una política exterior y de seguridad común que incluya la definición progresiva de una política de defensa común que podría conducir a una defensa común de acuerdo con las disposiciones del artículo 42, reforzando así la identidad y la independencia europeas con el fin de fomentar la paz, la seguridad y el progreso en Europa y en el mundo“.

El artículo 42 es largo y, en resumen, dicta lo siguiente:

  1. La política común de seguridad y defensa forma parte integrante de la política exterior y de seguridad común.
  2. Ofrecerá a la Unión una capacidad operativa basada en medios civiles y militares.
  3. La Unión podrá recurrir a dichos medios en misiones fuera de la Unión que tengan por objetivo garantizar el mantenimiento de la paz, la prevención de conflictos y el fortalecimiento de la seguridad internacional, conforme a los principios de la Carta de las Naciones Unidas.
  4. La ejecución de estas tareas se apoyará en las capacidades proporcionadas por los Estados miembros.
  5. La política común de seguridad y defensa incluirá la definición progresiva de una política común de defensa de la Unión.
  6. Ésta conducirá a una defensa común una vez que el Consejo Europeo lo haya decidido por unanimidad.
  7. En este caso, el Consejo Europeo recomendará a los Estados miembros que adopten una decisión en este sentido de conformidad con sus respectivas normas constitucionales.
  8. La política de la Unión con arreglo a la presente sección no afectará al carácter específico de la política de seguridad y de defensa de determinados Estados miembros, respetará las obligaciones derivadas del Tratado del Atlántico Norte para determinados Estados miembros que consideran que su defensa común se realiza dentro de la Organización d el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y será compatiblecon la política común de seguridad y de defensa establecida en dicho marco.
  9. Los Estados miembros pondrán a disposición de la Unión, a efectos de la aplicación de la política común de seguridad y defensa, capacidades civiles y militares para contribuir a los objetivos definidos por el Consejo.
  10. Los Estados miembros que constituyan entre ellos fuerzas multinacionales podrán asimismo ponerlas a disposición de la política común de seguridad y defensa.
  11. Los Estados miembros se comprometen a mejorar progresivamente sus capacidades militares.
  12. La Agencia en el ámbito del desarrollo de las capacidades de defensa, la investigación, la adquisición y el armamento (en lo sucesivo denominada «Agencia Europea de Defensa») determinará las necesidades operativas, fomentará medidas para satisfacerlas, contribuirá a definir y, en su caso, a aplicar cualquier medida oportuna para reforzar la base industrial y tecnológica del sector de la defensa, participará en la definición de una política europea de capacidades y de armamento y asistirá al Consejo en la evaluación de la mejora de las capacidades militares.
  13. El Consejo adoptará por unanimidad, a propuesta del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad o a iniciativa de un Estado miembro, las decisiones relativas a la política común de seguridad y defensa, incluidas las relativas al inicio de una misión contemplada en el presente artículo. El Alto Representante podrá proponer que se recurra a medios nacionales y a los instrumentos de la Unión, en su caso conjuntamente con la Comisión.
  14. El Consejo podrá encomendar la realización de una misión, en el marco de la Unión, a un grupo de Estados miembros a fin de defender los valores y favorecer los intereses de la Unión. La realización de esta misión se regirá por el artí culo 44.
  15. Los Estados miembros que cumplan criterios más elevados de capacidades militares y que hayan suscrito compromisos más vinculantes en la materia para realizar las misiones más exigentes establecerán una cooperación estructurada permanente en el marco de la Unión. Esta cooperación se regirá por el artículo 46 y no afectará a lo dispuesto en el artículo 43.
  16. Si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio, los demás Estados miembros le deberán ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance, de conformidad con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. Ello se entiende sin perjuicio del carácter específico de la política de seguridad y defensa de determinados Estados miembros.
  17. Los compromisos y la cooperación en este ámbito seguirán ajustándose a los compromisos adquiridos en el marco de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que seguirá siendo, para los Estados miembros que forman parte de la misma, el fundamento de su defensa colectiva y el organismo de ejecución de ésta.


About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

%d personas les gusta esto: